Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-01-2020

La continuidad de la digna rebelda

Gilberto Lpez y Rivas
Nodal


El 1 de enero de 1994, un ejrcito insurgente que tom como imagen simblica al caudillo agrario de la Revolucin de 1910 1917, Emiliano Zapata, mostr ese otro Mxico de profundas contradicciones sociales que se encontraba lejos del primer mundo, al que prometa arribar Carlos Salinas, con las contrarreformas estructurales neoliberales a la Constitucin que abriran la privatizacin de tierras ejidales y comunales, una de las causas de la insurreccin de los zapatistas. Ejrcito insurgente formado por campesinos de las etnias mayas de Chiapas, emerge del otro Mxico, el de abajo, el que entr a la modernidad sobreviviendo, en resistencia y defensa de derechos, tierras, territorios, soberana y la vida misma.

Un mrito poltico indito del EZLN es iniciar una convergencia de pueblos, ciudadanos y trabajadores dirigida a comprender la siempre negada realidad indgena, compartiendo su dilogo de paz de 1994 a 1996, con una representacin significativa de la diversidad tnica y la sociedad civil mexicana. Esta es una diferencia profunda con los dilogos de paz de cruentos conflictos armados en El Salvador, Guatemala o Colombia.

El zapatismo impone la problemtica indgena en el debate nacional y obliga al Estado mexicano a negociar los Acuerdos de San Andrs en materia indgena, los cuales, pese de la traicin de la clase poltica, devienen en una plataforma programtica para los procesos autonmicos emergentes durante estos 26 aos y un referente esencial para la resistencia contra las corporaciones del capital depredador neoliberal. El EZLN y los pueblos indios siguen un principio histrico y una estrategia, la autonoma, para resistir los embates de estas polticas neoliberales, para defender los patrimonios naturales y recursos naturales con un proyecto civilizatorio alternativo al sistema capitalista.

La mayor conquista de estos aos de lucha es la conformacin de un sujeto autonmico, con hermandades nacionales e internacionales y lealtades compartidas entre reivindicaciones propiamente tnicas y proyectos democrticos de carcter nacionalpopular. Por ello, las lites polticas y el gobierno actual de Mxico, no toleran la participacin de los pueblos indios en la vida y los destinos de la nacin.

Si definimos la izquierda como la fuerza poltica que construye poder popular contra el capitalismo, sin apropiarse la representacin de las fuerzas sociales constitutivas, el EZLN ha sido en estos 25 aos una organizacin particularmente congruente con uno de sus ms caros principios: Para todos todo, para nosotros nada, que hace realidad al retirar a sus cuadros poltico militares de sus gobiernos autnomos. Mandar obedeciendo, revocacin del mandato, rotacin de los puestos, convencer y no vencer, bajar y no subir, guan su prctica poltica, opuesta al vanguardismo y al burocratismo. Las experiencias de la autonoma en territorio de hegemona zapatista marcan la diferencia de la nueva era, en la que los pueblos viven en la dignidad de una expresin de poder popular.

En estos aos, el EZLN muestra su capacidad de innovacin, aportando en temas cruciales: participacin activa de mujeres y jvenes en los procesos autonmicos, nuevas generaciones educadas en preceptos pedaggicos liberadores, asumiendo la dignidad como brjula de la convivencia social y del gobierno como servicio, amasando, a su manera, las utopas revolucionarias del pasado.

El EZLN ha sido la conciencia crtica frente al Estado y la sociedad, espejo en el que los intelectuales sistmicos pueden ver reflejada su prdida de principios morales y anclajes anticapitalistas, su silencio frente a la guerra contra los pueblos, su corrimiento hacia una cmoda alternancia que no cuestiona el sistema de explotacin, ni la particular dominacin imperialista de Estados Unidos sobre un Mxico saqueado en sus recursos y devastado socialmente.

El 17 de agosto de 2019, el Subcomandante Insurgente Moiss, actual vocero del EZLN, en cumplimiento de la palabra empeada, prctica tica que lo caracteriza, comunica que, al igual que el Congreso Nacional Indgena Concejo Indgena de Gobierno, el EZLN pas a la ofensiva en su lucha de la palabra, la idea y la organizacin, y da a conocer una extraordinaria noticia para los movimientos emancipadores: la ruptura del cerco contrainsurgente y el establecimiento de nuevos Caracoles y municipios autnomos rebeldes zapatistas. Estos autogobiernos rebeldes son producto de un prolongado proceso de consulta, con miles de asambleas comunitarias, en el que se forjan sujetos autnomos concientizados, politizados y motivados en el mandar obedeciendo.

Que broten Caracoles y Centros de Resistencia Autnoma por la geografa nacional y mundial, con procesos autonmicos anticapitalistas, antirracistas y antipatriarcales, para hacer posible en nuestros territorios esa utopa concreta que edifican los mayas zapatistas en estos 26 aos de digna rebelda!

Gilberto Lpez y Rivas. Profesor investigador del Instituto Nacional de Antropogia e Historia, articulista de La Jornada (Mxico), adherente de la Sexta Declaracion.

Fuente: http://www.nodal.am/2020/01/la-continuidad-de-la-digna-rebeldia-por-gilberto-lopez-y-rivas-especial-para-nodal/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter