Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-01-2020

Entrevista a Ricardo Antunes, profesor de la Universidad de Campinas (SP), Brasil
El ciclo poltico del PT y Lula en torno de la conciliacin est cerrado

Mario Hernandez
Rebelin / La Maza


Mario Hernandez.- Han pasado montones de cosas en estos 2 meses en los que no nos hemos comunicado. Por dnde podemos empezar?

Ricardo Antunes.- Hay muchas dificultades, podramos empezar a hablar de la crisis profunda que se abri entre Bolsonaro y su partido, la escisin dentro del ncleo del bolsonarismo. La segunda cuestin es el discurso del Ministro neoliberal Paulo Guedes diciendo que el Acta Institucional N 5 puede ser una alternativa contra las movilizaciones populares. El Acta Institucional N 5 fue aquella que la dictadura militar brasilea aplic en su fase de mayor terror abierto, cuando cerr el Congreso, cerr los partidos y una represin muy profunda al movimiento obrero y popular. Hay muchas cuestiones para discutir. Y la ltima es la destruccin diaria de la regularizacin protectora del trabajo por un lado y, por otra, el desmonte de la economa a travs de la privatizacin. Acaba de suceder la privatizacin de los parques, como el de Foz de Iguaz que tiene frontera con Argentina y Paraguay. Se privatiza el lado brasileo. Esto para dar una idea de la tragedia que combina el neoliberalismo y una autocracia tutelada por los militares.

Mario Hernandez.- Por dnde quers comenzar?

Ricardo Antunes.- Puedo comenzar por la escisin de Bolsonaro del partido poltico que utiliz para su eleccin. Es una expresin muy fuerte de la completa incapacidad poltica que tiene este gobierno. Por ejemplo, la declaracin reciente tambin de Paulo Guedes, de la posibilidad de aplicar el Acta institucional hizo que hasta sectores de las corporaciones capitalistas globales se quedaran preocupadas por la inseguridad poltica brasilea y con eso ocurri un crecimiento inesperado del dlar y las monedas extranjeras.

Por suerte para nosotros, las oposiciones de izquierda, la incapacidad poltica de Bolsonaro y su ncleo duro crea entre ellos una situacin completa de guerra entre grupos que disputan el poder. Esto por un lado es preocupante porque es un gobierno que no tiene el ms mnimo equilibrio poltico. Por otro lado es mejor que si fuera un gobierno de extrema derecha ordenado y organizado, como el de Orban en Hungra o en otros pases donde la extrema derecha es ms dura porque es calificada. Aqu es muy dura pero es completamente descalificada, lo que crea una situacin favorable para las oposiciones.

Nadie puede decir hoy, diciembre de 2019, si Bolsonaro va a terminar o no su gobierno. Es una incgnita. Este trimestre tuvo un pequeito crecimiento pero est cerca del 1% lo que para una economa del tamao de la brasilea es un cuadro prximo a la recesin. Es ms, este pequeo crecimiento que se present en este trimestre, no es garanta de que en enero, febrero y marzo no vuelva a entrar en decrecimiento, porque como todos sabemos este perodo ms prximo de las fiestas siempre se da un pequeo crecimiento en el consumo, pero que luego en los primeros meses del ao suele desacelerarse.

Entonces esta es la situacin brasilea, un descontrol poltico completo, una crisis que no para de crecer, una poltica de destruccin completa de todos los derechos sociales y una parlisis de todos los movimientos sociales de la izquierda, que tambin es muy preocupante.

Mario Hernandez.- Cmo impacta en este contexto la libertad de Lula?


Ricardo Antunes.- Es una cuestin compleja, tiene muchos impactos, primero en el ncleo del PT y su entorno impacta positivamente, en el sentido que su principal lder regres y con eso el PT gana su conduccin que siente personalizada en la figura de Lula. Por otro lado, en el otro extremo, en la derecha hay otro riesgo de polarizacin, porque los medios, la prensa, internet dicen que hay una polarizacin en Brasil entre la figura poltica de Bolsonaro y la de Lula. En tercer lugar, en las izquierdas, ms all del PT, a la izquierda del PT el cuadro es contradictorio.

Por supuesto que la liberacin de Lula significa que un proceso jurdico fue dirigido completamente por una orientacin poltica y la constatacin de este hecho hace que la libertad de Lula sea justa, jurdica y polticamente hablando. Es justa porque no hay elementos objetivos que puedan probar una corrupcin comandada por Lula. Yo ya lo dije muchas veces en varios medios de Amrica Latina que no hay dudas de que hubo corrupcin en el PT, pero una cosa es corrupcin de los sectores dominantes del PT, otra cosa distinta es incriminar directamente a Lula por un crimen que no tiene elementos comprobatorios y efectivos.

Pero esto trae una cuarta consecuencia que es el retorno del Lulismo que en mi opinin, Lula es el mesas de la izquierda, as como Bolsonaro es el mesas de la extrema derecha. Me refiero al mesas como una figura carismtica que es una especie de un dios real. Yo soy profundamente crtico del Lulismo, uno de los puntos crticos del PT es que no existe una oposicin fuerte y firme a este comando, a este liderazgo poltico casi mesinico de Lula. Y una parte de la izquierda de la izquierda, como sectores del PSOL, al que estoy afiliado pero digo esto con mucha libertad, hay sectores de la izquierda del PT en esta poltica brasilea que depende de la persona de Lula.

Para m, el momento debera ser otro. Las izquierdas brasileas sociales, polticas y sindicales deberan comprender que este ciclo poltico del PT y Lula en torno de la conciliacin est cerrado. Brasil hoy es un pas inconciliable. Y Lula es incapaz de entender eso, l todava cree, a pesar de haber estado ms de un ao en la crcel, que es posible volver a hacer lo mismo y reconciliar el pas. No es capaz de comprender polticamente que hay una fractura profunda que divide los dos Brasil, el de las clases dominantes, ricas, seoriales, esclavistas con un pasado esclavcrata y que quieren la penuria y la sper explotacin de la clase trabajadora. Y el otro Brasil de los trabajadores y las trabajadoras, de los movimientos sociales, de los negros, de las mujeres, las periferias, los indgenas, los estudiantes, los movimientos de la liberacin sexual, etc. Y Lula no comprende que entre uno y otro no hay conciliacin posible. Lula desde el impeachment de Dilma jams hizo autocrtica alguna apuntando errores de su gobierno y de su liderazgo de tipo carismtico.

La quinta y ltima consecuencia, para aquellos sectores ms prximos a los sectores populares, los ms empobrecidas, miserabilizados, sectores sin ninguna perspectiva de vida, la disputa estar siempre entre un mesas, entre Lula y Bolsonaro.

Estas son las consecuencias de la justa liberacin de Lula de la crcel. Esto es incuestionable, no haba pruebas para encarcelarlo. Pero su retorno a la vida poltica tiene consecuencias muy diferentes, tanto positivas como negativas y puede significar la parlisis de importantes sectores de la izquierda brasilea que en los ltimos aos solo tuvieron la bandera de la liberacin de Lula.

El ltimo punto es que Lula tiene muchos otros procesos, y hay un sector del sistema judicial que es ultra conservador y prximo a la extrema derecha, que contina firme con el propsito de mantener la culpabilidad de Lula. Un cuadro bastante complejo para comprender el lugar de Lula en 2020.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter