Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2020

Para el arte y la cultura desde el Estado: atropello y represin

Fernando A. Cuervo C.
Rebelin


La ciudad de San Juan de Pasto, capital del Departamento de Nario, en Colombia, es el epicentro de una de las manifestaciones artsticas y culturales ms importantes del pas, y que significa la viva expresin de los sentimientos, tradiciones y visiones de una vasta regin que abarca las cimas de los Andes, la planicie de la costa pacfica y el mirador de la regin amaznica. Hablamos de los Carnavales de negros y blancos. En ellos, el da 6 de enero es el momento culminante con el desfile magno, en el cual las carrozas elaboradas por el pueblo, bajo la direccin de los maestros artesanos, plasma su idiosincrasia mediante las figuras, el color y la msica, de una forma tan particular y elaborada, que le ha valido la designacin de Patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad.

Pues bien, en este espacio que no es algo distinto a una oportunidad de exteriorizar la inclusin, la equidad, los derechos, el respecto a nuestra madre Tierra, la Pachamama, se acaba de presentar un inaudito acto de censura y constreimiento por parte de la actual dirigencia municipal y departamental, tan afn al gobierno central. A la carroza Nario, todo por la paz, nada para la guerra, que fue auspiciada por la Gobernacin que termin su mandato el 31 de diciembre, no se le permiti participar en el desfile, y adicionalmente, agentes de la polica impidieron su movilizacin por las calles de la ciudad.

La carroza, que obviamente estaba por fuera del concurso, fue elaborada mediante un trabajo de varios meses por los reconocidos maestros Barrera, Daz, Galndez y Burbano. De una notable belleza, esta obra tiene dos caractersticas fundamentales: primero, el haber sido elaborada con materiales naturales y reciclados, usando tcnicas ancestrales que los maestros desean recuperar y conservar para las nuevas generaciones, y segundo, un mensaje de proteccin y conservacin de la flora, la fauna, el agua, el aire, mediante la paz entre los colombianos.

El atropello cometido contra el pueblo y contra el Carnaval, claramente muestra el pensamiento proclive a la guerra de quienes, desde el gobierno central y por medio de sus ulicos regionales, continan promoviendo la explotacin, depredacin y destruccin de la madre naturaleza, fomentando el odio, la exclusin y la violencia entre los colombianos. Su cultura, o mejor, su subcultura, es la de la muerte.

No otro es el origen de acciones criminales, como la muerte de Lucy Villarreal, gestora artstica y cultural, asesinada el 24 de diciembre en la zona de influencia de Tumaco, luego de dictar un taller a nios de ese municipio. Lucy era integrante del colectivo coreogrfico Indoamericanto, que el da 3 de enero, en otro desfile emblemtico, el Canto a la Tierra, obtuvo el primer lugar.

Ante las dificultades, amenazas y peligros, tenemos que aferrarnos al arte en todas sus expresiones, con pensamiento libre, abierto, incluyente, diverso, y armonizado con la naturaleza.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter