Portada :: Brasil :: Retrospectiva 2019
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-01-2020

Petrleo, lodo, fuego. El Gobierno legitima los ataques a la naturaleza

Catarina Barbosa
Brasil de Fato


Jair Bolsonaro siempre dej claro que la preservacin del medio ambiente y la mejora de las condiciones de vida de campesinos, quilombolas e indgenas no seran prioridad en su gestin. Desde que se posesion, en enero del ao pasado, fueron registrados records de deforestacin y una serie de medidas alineadas a los intereses de la bancada ruralista.

An en campaa, Bolsonaro se fij en lo quellam "industria de la multa"del Instituto Brasileo de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (IBAMA). El capitn retirado dijo tambin que no hara la homologacin de territorios indgenas y quilombolas y sopes hasta fundir los ministerios de Medio Ambiente y de Agricultura.

La idea no funcion, pero el presidente de extrema derecha hall la forma de poner a un ruralista en la cartera del Medio Ambiente. Ricardo Salles es abogado y blanco de acciones judiciales por improbidad administrativa, que culminaron en la suspensin de sus derechos polticos por tres aos. Inclusive cuando el artculo 87 de la Constitucin Federal determina que los ministros de Estado sern escogidos entre brasileos mayores de veinte y un aos y en ejercicio de sus derechos polticos, Bolsonaro mantuvo a Salles en el cargo, probando su determinacin por cumplir los intereses del agro negocio.

La primera medida del ministro fue extinguir la Secretara de Cambios del Clima y Bosques. Salles dijo en ese momento que la Secretara se haba transformado en un conjunto de personas que "pasaban haciendo turismo internacional a costa del gobierno", citando a servidores que haban viajado a Polonia para participar de la Conferencia de la ONU sobre Clima, la COP-24 encuentro anual de los pases-miembros, realizado cada diciembre.

Lodo

El primer gran crimen ambiental registrado en el perodo del gobierno Bolsonaro fue el rompimiento de la Represa I de Crrego do Feijo, en Brumadinho (estado de Minas Gerais), el 25 de enero, dejando 248 personas muertas, 22 cuerpos enterrados y vertiendo 12 millones de metros cbicos de relaves de minera en el Rio Paraopeba.

Las 944 mil personas afectadas, que viven en 18 municipios atravesados por el rio, vieron sus vidas devastadas para siempre. La empresa Vale, a su vez, contina explotando los minerales libremente en la regin.

Se sabe que el crimen de Brumadinho podra haber sido evitado. El entonces superintendente del IBAMA de Minas Gerais, Julio Cezar Dutra Grillo, al participar en una reunin extraordinaria de la Cmara de Actividades Mineras (CMI), en diciembre de 2018, dijo que la represa "no presentaba riesgo cero". La reunin trataba de la aprobacin de la licencia para las operaciones de la Mina de Crrego de Feijo. Grillo fue exonerado el28 de febrero de este ao, junto con otros 21 superintendentes regionales del IBAMA, sin motivo aparente.

En abril, Salles se enfoc de nuevo en el IBAMA, reduciendo en 24% los recursos del rgano. Con 285 millones de reales (70 millones de dlares) destinados solamente para los gastos de la cartera, las fiscalizaciones contra la deforestacin ilegal fueron prcticamente extintas. Segn datos del Observatorio del Clima, las multas aplicadas por el IBAMA en 2019 son las menores en 15 aos.

Con el IBAMA debilitado, la retencin de recursos se extendi a otras instituciones vinculadas al medio ambiente. En mayo, le toc a la Poltica Nacional sobre Cambio Climtico sufrir un recorte de 11,2 millones de reales (2,74 millones de dlares), el equivalente a 95% de su presupuesto. Con eso, quedaron disponibles apenas 500 mil reales (122.400 dlares) para combatir el cambio climtico durante todo el ao de 2019.

Fuego

En 2019 hubo ms incendios en la Amazona que en los siete aos anteriores. Hacendados ligados al agro negocio fueron los responsables por el da del fuego, en agosto de este ao. La serie de incendios orquestados a lo largo de la carretera BR-163, en el sudoeste del estado de Par, al norte de Brasil, generaron un humo que lleg a ser visto en ciudades como So Paulo, en el sudeste del pas.

Apoyados por Bolsonaro, los productores anunciaron que la idea era llamar la atencin del gobierno para decir que "queran trabajar". La informacin fue divulgada por el medio local Folha do Progresso.

Los datos de deforestacin fueron anunciados con preocupacin por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), reconocido mundialmente por su produccin cientfica. Semanas antes del "da del fuego", el instituto divulg una alerta. Bolsonaro no solo dijo que los datos del INPE eran mentira, sino que tambin despidi al presidente del rgano, Ricardo Galvo considerado, por la revista britnica Nature, uno de los 10 cientficos del ao.

Segn datos del INPE, fueron ms de 90 mil focos de incendios registrados en el ao, un aumento de casi 30% con relacin al ao anterior.

El pantanal tambin se quem por encima de la media por accin del hombre. Fueron cerca de 1.730 km devastados en Mato Grosso do Sul, slo del 27 de octubre al 9 de noviembre. El rea devastada el mes pasado es mayor que la ciudad de So Paulo (1.521 km).

El avance de los incendios ocurri paralelamente a discursos agresivos de Bolsonaro contra organizaciones no gubernamentales (ONG) brasileas y extranjeras que actan en la Amazona.

En ese contexto, fue cerrado el Fondo Amazona, que financiaba proyectos de investigacin esenciales para la fiscalizacin y combate de la deforestacin ilegal. El fin de las transferencias se dio despus de que Salles anunciara que usara los recursos para pagar indemnizaciones a propietarios de tierras en unidades de conservacin. La propuesta fue rechazada por los gobiernos de los pases donantes, lo que puso fin al programa que en los ltimos diez aos recibi ms de 3.100 millones de reales (759 millones de dlares) en donaciones.

Petrleo

Los meses de octubre y noviembre quedaron marcados por la inercia del gobierno Bolsonaro ante del petrleo que se arrastraba por el litoral del nordeste brasileo.

Salles intent justificar la falta de asistencia del Estado culpando a gobiernos anteriores. El Ministerio Pblico Federal (MPF) solicit a la Justicia Federal en Sergipe que obligara al gobierno de Bolsonaro la realizacin de una reunin extraordinaria para definir acciones de proteccin, recuperacin y compensacin de los daos sociales y ambientales, bajo pena de multa de 1 milln de reales (250.000 dlares) por da de atraso.

Por fin, fueron voluntarios los que realmente hicieron o intentaron limpiar las playas. Entretanto, debido a la alta toxicidad del petrleo, muchas personas presentaron ardor en la piel (dermatitis de contacto), irritacin en los ojos, nuseas y vmitos. El apoyo prestado a los voluntarios fue por parte de los municipios locales.

La COP-25, que podra haber sido una oportunidad para acordar medidas de proteccin ambiental en cooperacin con otros pases, termin sin acuerdo. Salles, que fue al encuentro con las manos vacas, sin ninguna propuesta concreta, volvi al menos con un trofeo: el "Fsil del Da", una "homenaje al contrario" entregado a los pases que ms contribuyeron al cambio climtico en 2019.

El ao termina con la MP de la Regularizacin Fundiaria que, segn especialistas, legitima el grilagem (apropiacin de tierras con documentos forjados) y contribuye a la devastacin de la Amazona y con la persecucin a brigadistas en Alter do Cho (estado de Par), acusados sin pruebas de provocar incendios en la selva.

Traduccin: Pilar Troya, para Brasil de Fato.

Fuente: https://www.brasildefato.com.br/2020/01/09/retrospectiva-2019-or-petroleo-lodo-fuego-gobierno-legitima-ataques-a-la-naturaleza/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter