Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-01-2020

Trump y la apoteosis de la barbarie

Atilio A. Boron
Rebelin




Acabo de leer una muy interesante nota de Peter Koenig sobre el renacimiento y exasperacin de la barbarie en los ltimos tiempos.[1] Y digo exasperacin porque aquella tuvo una presencia constante en la historia, pero bajo el capitalismo adquiri nuevas y ms brutales formas. Estados Unidos es sin dudas la patria de la barbarie. Su condicin de mayor terrorista del planeta la alcanz en agosto de 1945 cuando arroj sobre dos ciudades indefensas del Japn sendas bombas atmicas que convirtieron en cenizas -o condenaron a una horrorosa muerte lenta- a varios centenares de miles de sus habitantes. Nadie nunca, ni antes ni despus, lleg a perpetrar atrocidad semejante. Sin llegar a tan luctuosos lmites en tiempos recientes la barbarie fue repotenciada por el gobierno de Donald Trump, un hampn de cuarta cuyos cdigos morales no son mejores que los de Al Capone o Frank Nitti. Es ms, me atrevera a decir que stos posean un mafioso sentido del honor y del respeto a la palabra empeada que el magnate neoyorquino carece por completo.

Koenig documenta con precisin que a pedido de Trump el primer ministro de Irak, Adil Abdul-Mahadi, invit al General Qassem Suleimani a que se reuniera con l en Bagdad para sugerirle, dadas sus conocidas dotes como diplomtico, que procurase abrir un canal de dilogo entre Irn y Estados Unidos y entre la repblica islmica y Arabia Saudita. Esa fue la trampa, abyecta y cobarde, en la que cay el general iran. Esto fue denunciado ni bien se consumara el asesinato de Suleimani y un grupo de altos funcionarios militares iraques por Adil Abdul-Mahadi diciendo textualmente que Trump me pidi que mediara con Irn y luego asesina a quien haba invitado para la tarea. En sucesivas conferencias de prensa el Secretario de Estado Mike Pompeo, otro mentiroso serial, desminti lo declarado por el Primer Ministro Iraqu. Lo mismo hizo la Casa Blanca, pero la credibilidad de estos hampones es nula. Pero toda la maquinaria propagandstica de Estados Unidos se puso al servicio de las mentiras oficiales y Suleimani, que gozaba de inmunidad diplomtica, fue presentado como un feroz terrorista que haba sido eliminado porque tena planeado atentar contra varias embajadas de Estados Unidos, cosa que das despus desminti el propio Secretario de Defensa de Trump. Pese a tantas mentiras se ha ido sedimentando en los sectores de la opinin pblica atentos a este tipo de noticias (una minora, desgraciadamente) la conviccin de que lo ocurrido en Bagdad fue un vil asesinato que trat de justificarse estigmatizando a la vctima como terrorista.

No contento con esta criminal violacin de la legalidad internacional y de las propias leyes de Estados Unidos, Trump orden que se le negara a Mohammad Javad Zarif, Ministro de Asuntos Extranjero de Irn, la visa de entrada para informar de lo ocurrido ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en Nueva York. O sea, cero debate, cero informacin: basta con la versin del imperio, reproducida impdicamente por la prensa hegemnica. Esto constituye una violacin de la Carta de las Naciones Unidas, firmada por Estados Unidos en 1947, que garantiza a los representantes de pases extranjeros el irrestricto acceso a la sede de las Naciones Unidas. Para su imborrable deshonra el portugus Antnio Guterres, Secretario General de Naciones la ONU, el guard cmplice silencio ante el asesinato de Suleimani y tambin frente al ilegal veto a la llegada del ministro iran. El hombre se preocupa por su chequera y nada ms. Cobra su sueldo y no ve, no escucha, no habla. Esta es la clase de funcionarios internacionales que Estados Unidos necesita para administrar su imperio sin preguntas incmodas.

Lo anterior confirma lo que muchos venimos diciendo acerca de la ineptitud de las Naciones Unidas para garantizar la paz y la legalidad internacionales. Muchas voces se han elevado, sobre todo en pases perifricos, exigiendo una reforma de esa organizacin. Pero Koenig da un paso ms y se pregunta si no ha llegado la hora en que una votacin de la Asamblea General expulse a Estados Unidos (y a Israel) de las Naciones Unidas por sus reiteradas violaciones de la Carta de la Organizacin y sus resoluciones fundamentales (entre ellas las que exigen a la Casa Blanca poner fin al bloqueo a Cuba o que el rgimen israel se retire de los territorios ocupados). La premeditada, sistemtica y desafiante transgresin de la legalidad internacional es lo que define a los estados canallas. Esa clase de regmenes se colocan por s mismos por fuera de dicha legalidad y su expulsin sera tan slo el reconocimiento de una realidad. Tendramos, prosigue diciendo nuestro autor, una ONU renovada, liberada de la abultada burocracia que la paraliza y mucho ms eficiente para salvaguardar la paz en el mundo. Adems hay montones de pases que han sido invadidos, amenazados, sancionados por Estados Unidos y muchos de ellos tambin tienen drones y dominan la tecnologa de disparos de precisin. Se trata de un planteo audaz, extravagante, pero que merece ser pensado.

Muchos intereses econmicos se opondran a esta movida, reconoce Koenig, pero en el mundo actual EEUU ya no es el nico que puede ofrecer interesantes oportunidades de negocios. China, India, Rusia, numerosos pases asiticos y algunos otros en frica y Latinoamrica podran redefinir un nuevo entramado de la economa mundial sin la presencia prepotente de los norteamericanos. Aislemos a los brbaros de Washington y dejmoslos que se pudran en su inmundo pantano, dice Koenig. Proyecto que hoy suena como una ingenua utopa. Pero, quin podra asegurar que ante la indisimulable decadencia del podero de EEUU aquella propuesta est eternamente condenada a ser irrealizable? Sobre todo si se recuerdan estas profticas palabras de Oscar Wilde cuando sentenci que Estados Unidos es el nico pas que pas de la barbarie a la decadencia saltendose la civilizacin. Y su decadencia podra dar nacimiento a otra Naciones Unidas. Por qu no? O es que alguien todava cree que las instituciones creadas por hombres y mujeres tienen el don de la eternidad?

Nota:

[1] The West is Run by Barbarians, en https://www.globalresearch.ca/west-run-barbarians/5700435

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter