Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-01-2020

Urge permanecer alerta contra las reformas laboral y pensional

Fernando Alexis Jimnez
Rebelin


Treinta y nueve das de huelga indefinida en Francia llevaron a que el gobierno reversara la propuesta fijar en 64 aos la edad obligatoria para la jubilacin. Las movilizaciones fueron permanentes, el nimo no se dobleg, la lucha rindi sus frutos.

No obstante la victoria de las organizaciones sindicales, se convoc a una nueva marcha en el pas para el 16 de enero. No hay que bajar la guardia, coinciden en asegurar los dirigentes de las organizaciones obreras.

Esa misma beligerancia es la que debe asistir a las diferentes expresiones organizativas en Colombia ahora que el ministro de Hacienda, Toms Carrasquilla, considera que los dos asuntos deben abordarse mediante proyectos que hagan trnsito en el Congreso este ao, como alternativa para hacer viable la generacin de empleo y asegurar el funcionamiento del fondo pblico Colpensiones.

Aun cuando se trata de una falacia que les hace juego a los empresarios y de la que no quiere ser partcipe la ministra del Trabajo, Alicia Arango porque sabe el costo poltico que implica, todo indica que estas dos iniciativas sern apuntaladas con el propsito de sacarlas adelante.

El tema pensional

Colpensiones es la joya de la corona. A este fondo estn afiliados 6.791.854 colombianos de los cuales 1.367.596 son pensionados. Lo que argumenta el gobierno nacional es que se puede producir un desfinanciamiento, y su brillante salida, es aumentar la edad de jubilacin.

Por supuesto, esta propuesta no es fruto de un estudio serio sino ms bien, la consecuencia de la recomendacin que le hizo la Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmicos (OCDE) al presidente Ivn Duque.

Esta disposicin, en caso de que se apruebe, terminara perjudicando a buena parte de los 3.362.492 cotizantes activos a Colpensiones. Un enorme volumen de trabajadores ver frustrados sus sueos de salir al menos con salud despus de muchsimos aos de laborar. Lo que espera el ministro Carrasquilla, es que el jubilado salga con un bastn a dedicar buena parte de su tiempo a practicarse exmenes en la EPS, sacar el perro al parque o, en el mejor de los casos, a hacer mandados en la tienda de la esquina mientras que, para todos, se convierte en un mueblo viejo dentro de la casa al que no se sabe dnde ubicarlo.

Si no se aprueba la reforma pensional en el Congreso, el 30% de los afiliados activos a Colpensiones podran jubilarse en el corto plazo. Una expectativa apenas justa. Y si hay algo que no podemos olvidar, es que durante su campaa, el hoy presidente Duque prometi no aumentar la edad de pensin.

La reforma laboral, otra papa caliente

En mi lejano Vijes solan repetir los veteranos: El palo no est para cucharas. Vigente hoy, ya que el panorama entre los colombianos es de alerta para evitar que el paquetazo de Duque, que tanto se empecin en negar el gobierno nacional, no vaya a revivirse con nuevo nombre. En otras palabras: El mismo perro con diferente guasca. Los ulicos de Duque y en particular el ministro Carrasquilla, son muy hbiles para eso.

Los empresarios estn alimentando esta idea bajo el argumento de que el sistema laboral obedece a una estructura con veinte aos de atraso. Eso es cierto, pero en detrimento de la clase obrera y ahora pretenden precarizar an ms su situacin. Desmejorar su calidad de vida.

Lo que proponen los empresarios favorece sus propios intereses, como por ejemplo el tema de la flexibilizacin laboral o trabajo por horas, y va en contrava de lo que sugieren la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisin de Empleo de la OCDE.

La movilizacin popular, un muro de contencin

Lo que se avecina es altamente lesivo para la clase trabajadora. Y al igual que los obreros de Francia, no podemos bajar la guardia.

El nico muro de contencin para frenar las pretensiones del gobierno nacional, de los empresarios, algunos acadmicos y congresistas afectos al presidente Ivn Duque, es la movilizacin popular. Expresar la inconformidad. No permitir que, como ha ocurrido en otras ocasiones, terminen pisoteando a la base popular.

Si se retoman las marchas, como es apenas previsible en Colombia, es necesario que evitar una reforma laboral y pensional constituyan de nuevo un estandarte de lucha. No de otra manera podremos evitar que se siga pauperizando a la clase trabajadora, histricamente golpeada por quienes tienen el poder poltico y econmico.


Blog del autor www.cronicasparalapaz.wordpress.com

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter