Portada :: Mundo :: Irn. Siguiente objetivo del Eje del Mal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-01-2020

Trump medita sobre el Gran Oriente Medio (V)
Irn: Los EEUU asesinan a Soleimani, un general del pueblo

Antonio Maira
Cubainformacin.tv


El presidente de Irn, ha informado en su cuenta oficial de Twitter que la "respuesta final" de su pas al asesinato del general Qassem Soleimani por parte de EE.UU. consistir en echar de la regin a las tropas estadounidenses.

En su publicacin, Rohan destaca los mritos de Soleimani, explicando que "luch heroicamente" contra los grupos terroristas "Estado Islmico, Al Nusrah, Al Qaeda y otros", y enfatizando que "si no fuera por su guerra contra el terrorismo, las capitales europeas estaran ahora en gran peligro".

Hasn Rohan

RT

Yo no reflexiono como Fidel; Yo medito y acto

Yo, Donald Trump, medito las razones que he tenido para el asesinato del general Soleimani, un general del pueblo sin duda, en apreciacin de mis propios aliados y desde luego de mis enemigos iranes. Dichas opiniones a mi me importan un bledo. La propia palabra pueblo y su presencia de sudor u olor a tragedia me causa un asco incontrolable, como demostr pblicamente en Puerto Rico ante todo el mundo; y miles de veces antes, sin la misma transcendencia. El pueblo, tal como dicen ellos, representa para m el fracaso, la pobreza, la indigencia, el mal olor, el amor a todos los dems y, sobre todo, la conciencia humanitaria. Eso que los fracasados personales o histricos llaman solidaridad, igualdad, fraternidad y todas esas monsergas. El pueblo me da una reaccin violenta de clase, sobre todo cuando est organizado. En Irn lo est, no cabe duda alguna.

A Soleimani, Yo, el Supremo, le denomino jefe de terroristas. A sus seguidores grupos de delincuentes, a sus estructuras organizativas de defensa del pas organizaciones terroristas, y al estado que apoya e integra a las organizaciones populares, estado terrorista. Est claro -y a los que lo dudan- los meto en la misma olla en la que todos ellos acaban temblando de miedo.

Lo mismo que he hecho en Venezuela y Bolivia; lo mismo que estoy haciendo ahora mismo -mediante intermediarios brutales- en Espaa. Aplico estos eptetos segn sea el caso, o la cantidad de implicados; y, sobre todo, segn me sugiere Bolton, o el propio Pompeo que estos das ha vuelto a la actividad para satisfacer mis ansias criminales muy parecidas a las suyas.

Dentro de mi condicin de Comandante en Jefe

Por eso asesin a Soleimani y a otro lder importante de Kataib Hezbol y de las Fuerzas de Movilizacin Popular, Abu Mahdi al Muhandis. En realidad lo he hecho segn mi propio criterio y soberana potestad y me he cuidado de hacerlo constar no solo indirectamente en los medios -como el consabido se da por supuesto- sino como declaracin repetida por m mismo y por mis asesores o funcionarios autorizados. Al pueblo estadounidense le gusta el valor en sus presidentes: estn acostumbrados a los tipos con pistola o fusil de repeticin, como saben bien los jardines de la Casa Negra.

Afirm que dirig la operacin que condujo al asesinato del general Soleimani. Es decir, soy segn una mayora aplastante de la humanidad- un asesino confeso con el agravante de la premeditacin y la alevosa. Estoy seguro que ningn tribunal me juzgar nunca del delito cometido. Ese es el privilegio de los Presidentes de los Estados Unidos. No me han conmovido, en absoluto, las manifestaciones de dolor del pueblo de Irn. Les he echado encima un poco ms de mierda informativa. Adems murieron diez ms en aqul aquelarre de fanticos.

Ese es mi privilegio, mayor que el de los Emperadores romanos que necesitaban de algunas formalidades ms como la aprobacin o la autorizacin del Senado. Mayor tambin que el del propio Hitler que utilizaba menos hornos crematorios que los que provocan cientos de bombas y misiles utilizados por los EEUU desde aqul tiempo. Que lo digan los habitantes de Hiroshima y Nagasaki.

De como Yo llegue a amar a la Bomba

Que lo digan tambin los iraques durante las dos guerras del Golfo o los iranes durante la primera guerra del Irak-Irn, en la que los gases fueron entregados por EEUU. Ya lo haban hecho otros Presidentes durante la guerra de Vietnam y en menor grado la de Corea. As que porqu yo no puedo hacerlo!

Volviendo al tema de La Bomba, al terminar la II Guerra Mundial, el General MacArthur tena la intencin de lanzar cinco bombas nucleares sobre Corea del Norte y sobre China. Truman, que haba sido el primero en poner en marcha dos crematorios nucleares instantneos (Hiroshima y Nagasaki), que llenaron de horror a un mundo acostumbrado a la barbarie, se neg no s bien porqu. Sin embargo, otro presidente militar, Eisenhower, instal en Corea del Sur bombas nucleares contra Pyongyang en 1958.

La desvergenza es la gran virtud de los poderosos

Con qu desvergenza -que es la gran virtud de los poderosos- queremos imponer ahora la desnuclearizacin de Corea del Norte o la renuncia al enriquecimiento de uranio por Irn. La memoria de los pueblos se aplasta o se hace desaparecer de los medios, as que tales cosas no sucedieron. As, que tengan cuidado los iranes porque yo soy un Presidente superador, que quiere romper records, medio paranoico en el afn de ser el primero; ms duro en lo de los bombazos, cuando se tercia, que un vaquero mata-indios; ms borracho, cuando se tercia tambin, que el Presidente Jackson.

Quien lo dude puede consultar las sucesivas Doctrinas de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. La mayor de ellas y Madre de todas las Guerras la elaborada por George W. Bush; la segunda la retocada por Obama en su discurso de El Cairo, y la tercera la que Yo mismo he publicado. Los Presidentes de los EEUU definimos y ejecutamos el Juicio de Dios sobre millones de personas. Yo quiero tener mi parte para hacer honor a ese privilegio.

Soleimani era un jefe de terroristas por decisin expresa de los EEUU. Esa es la primera Ley del Mundo globalizado. No obstante su asesinato rompe de tal forma las leyes internacionales que hasta mis aliados polticos y el consorcio informativo que me respalda sin rechistar se han estremecido.

Por varios das han traicionado el buen orden meditico que yo haba organizado en el Imperio. Todos se han estremecido por el escndalo que en los pueblos supone un acto terrorista de esta naturaleza, asumido por m con la naturalidad de un criminal que solo cumple objetivos personales.

Me ha perdido la soberbia y tal vez algn cctel mal digerido. Dirn que carezco de conciencia y en esto tendrn razn. Todos se han estremecido de pavor con la respuesta iran. Poco a poco, sin embargo, se irn suavizando los terrores y los temores; y el orden capitalista seguir rigiendo el orbe. Todos volvern a respetarme.

Soleimani

Soleimani era el comandante de la Fuerza Quds, la unidad del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islmica responsable de las operaciones especiales fuera del territorio de Irn. Yo tambin soy Jefe de la CIA. Fue un asesinato entre iguales o casi iguales. En mi caso puede decirse que soy vanidoso y tramposo, cosa que no puede decirse, desgraciadamente, de Soleimani. Si me matasen a m lo hara un norteamericano y no habra mucha gente en la Avenida de Pensilvania. Para colmo de traicin (la ma) uno de los mritos reconocidos de Qassem Soleimani era haber salvado a los pases occidentales, pues "luch heroicamente" contra los grupos terroristas Estado Islmico, Al Nusrah, Al Qaeda y otros, segn seal muy desafortunadamente para m, Hasn Rohan, un hombre que no miente.

Aconsejado por mis halcones y cargado de sueo, de estrs y de cocteles; he cometido el error de mi vida y mis soldados empiezan a desertar o a ponerse enfermos en Irak, Jordania, Arabia Saudita y los estados prximos al estrecho de Ormuz. En los Grupos de Portaviones y en las bases norteamericanas solo hay una pregunta Cundo nos vamos a casa?

Declaraciones Yadoka Yavani

En una entrevista publicada por el Comandante Adjunto para asuntos polticos del Cuerpo de Guardianes de la Revolucin Islmica, el general de brigada Yavani haba declarado a la agencia Tasnim que Irn se ha convertido en una potencia regional pese a las enormes sanciones econmicas y comerciales impuestas por los Estados Unidos. La posicin de Irn era admitida sin titubeos por los mandos militares profesionales de los EEUU. Puntualizando ms, Yavani se atreva a decir que la influencia regional y el poder militar del pas persa frenan cualquier accin militar contra el pas.

Me puse en contacto con mis flamantes generales y con los principales gobernantes de los pases amigos en la zona, para hablar sobre este grave asunto que era absolutamente increble para m. Obviamente, Irn conoce el podero de los EEUU, en sus bases y en sus Grupos de Portaviones, en el Mediterrneo, en el ndico. Tambin conoce las posibilidades de agrupamiento de otros recursos militares desde todos los pases de Europa. A qu se refiere exactamente la posicin de poder de la que habla Yavani? Hasta dnde es preocupante esta nueva potencia que estn reclamando desde Tehern desde que nosotros rompimos de manera unilateral los acuerdos 5+1, manejados en la poca de la negociacin y de la firma por nuestro flemtico y medio extranjero Barack Obama.

Para colmo de insolencias, Yavani, se atreva a decir que Irn se haba convertido en una potencia no solo regional sino internacional, y que EEUU no se atreve a atacar a Irn. Cierto que yo romp el acuerdo a pesar de que segn la Agencia de Energa Atmica y los dems firmantes; Irn cumpla escrupulosamente los puntos acordados, pero mi naturaleza pendenciera me impeda dejar pasar ese reto.

La amenaza iran en el Prsico. Ritos para una guerra

Como colmo de los colmos un alto mando naval iran se ha atrevido a marcar lmites contra nuestra habitual falta de respeto a las normas internacionales y, en este caso, a los lmites de los espacios martimos. Se trata del Estrecho de Ormuz y del Golfo Prsico, y como extensin del mar Arbigo y del mar de Omn. El problema que denuncia Irn es el de la incursin en aguas jurisdiccionales y, tambin, el del control de aguas internacionales en la zona caliente prxima a los estrechos, fundamentalmente los de Ormuz y Bab el-Mandeb.

Las palabras del Contralmirante Alireza Tangsiri del Cuerpo de Guardianes de la Revolucin Islmica han sido claras e intolerables para la gloriosa Armada de los EEUU que comenz navegando al corso: Si alguna fuerza extranjera se atreve a violar las fronteras martimas le espera un destino amargo. El marino de una flota de origen milenario aadi como quien no quiere la cosa que lo dicho fue una simple advertencia a las fuerzas que buscan romper las fronteras martimas de su pas.

Toma y daca en el Prsico

Nosotros, los EEUU, hemos dicho reiteradamente que nuestro objetivo martimo es hacer frente a la amenaza iraqu y garantizar la seguridad de la navegacin en la zona. No hace falta ser un experto en el lenguaje de aproximacin naval para saber que nuestra intencin era garantizar la ocupacin a voluntad de los espacios martimos estratgicos.

Solo haba que saber un poco de historia de la guerra en el Mar para apreciar el alto contenido de amenaza de esas declaraciones. Para completarlas el Jefe del estado Mayor Conjunto, almirante Dunford, explic que proporcionar consciencia del dominio martimo. Poco antes los EEUU haban decidido crear una fuerza naval en la zona llamando a varios pases a formar parte de ella. Solo Israel, Barein y el Reino Unido haban aceptado la idea. Las autoridades iranes dejaron claro que son ellos y los dems pases litorales los responsables de la seguridad en el Golfo Prsico y consideraron fracasado el intento de los Estados Unidos.

El resto del discurso de Dunford tena un fuerte contenido militarista, agresivo e imperialista que a m me result de buen tono y precursor de una guerra con lluvia de fuego y de misiles: Creo que en las prximas semanas estar claro qu naciones tienen la voluntad poltica de unirse a ese plan, y luego trabajaremos directamente con los militares para identificar las capacidades especficas que pueden respaldar la iniciativa. Tenemos un concepto bastante claro de lo que queremos hacer. Afirm adems que haba consultado esta iniciativa con los Secretarios de Estado y de Defensa.

A partir de ah comenzaron los conflictos ms serios, tal como habamos planeado, hasta llegar al asesinato de Soleimani y poco tiempo despus, ya fuera de lo previsto; a la explosin popular y a los ataques a las bases norteamericanas en Irak.

El Presidente de Irn acaba de decir que su objetivo estratgico es el abandono del Oriente Medio por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Me estoy preparando para impedirlo pero no estoy nada seguro de que eso sea posible.

As estn las cosas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter