Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2020

Saltar la verja

Humberto Mrquez
brecha.com.uy


La imagen del presidente del Parlamento, el opositor Juan Guaid, saltando la verja del capitolio local para superar a los militares que bloqueaban su acceso a una sesin crucial insufl nuevos bros a una oposicin que apareca dividida y debilitada. Al mismo tiempo, dej en evidencia otra vez la fuerza con que se impone el gobierno de Nicols Maduro.

La eleccin de la directiva de la Asamblea Nacional, ritual de cada 5 de enero en ese parlamento unicameral de Venezuela, se convirti esta vez en el pistoletazo de salida para una nueva ronda en la spera poder que fractura al Estado mientras se ahonda la crisis econmica, social y de migracin que postra al pas y afecta a sus vecinos. Cada vez son ms esquivos los acuerdos, los entendimientos y las reglas de juego compartidas para el discurrir de la vida poltica.

Se han elegido dos directivas de la Asamblea. Una presidida por Juan Guaid, lder de la oposicin firme al presidente, Nicols Maduro, y otra por Luis Parra, de un grupo que ha desertado de la oposicin tradicional y fue impulsado por la bancada oficialista. Un escenario posible es que ahora Venezuela tenga tres parlamentos, los que encabezan Parra y Guaid, y la Asamblea Nacional Constituyente, integrada slo por oficialistas y que se ha atribuido funciones legislativas.

La Asamblea Nacional fue elegida en 2015 y su perodo termina en enero de 2021. La oposicin gan aquellas elecciones ampliamente, dos tercios, 112 de los 167 diputados, y el oficialismo, slo 55. Esa mayora calificada fue inmediatamente truncada por el Tribunal Supremo de Justicia, que suspendi a cuatro diputados y luego, progresivamente, anul las leyes y resoluciones que fue aprobando el parlamento, declarando que el cuerpo legislativo estaba en desacato a sus mandatos judiciales.

En 2017 Maduro convoc la eleccin de una asamblea constituyente rechazada por la oposicin de tipo corporativista, que an no ha presentado un nuevo texto constitucional, pero que asume funciones atribuidas al parlamento por la Constitucin de 1999. El Supremo y la Constituyente abrieron procesos judiciales contra unos treinta parlamentarios opositores, entre principales y suplentes, y varios estn exiliados, presos o en la clandestinidad.

Maduro adems ha gobernado desde 2015 bajo decretos de emergencia econmica, con lo que evade el control parlamentario de sus actos, y como comandante en jefe prohibi a las fuerzas armadas que atiendan las solicitudes que se le hagan desde la Asamblea.

El parlamento, despojado de poder en la prctica, ha mantenido dos bazas: una es que su voto es necesario para los contratos de inters nacional, y que los gobiernos y corporaciones extranjeras se arriesgan a que en un futuro se desconozcan los tratos con el Estado, dueo en Venezuela de las palancas econmicas esenciales, como petrleo, minas, industria pesada y servicios bsicos.

La otra es que, tras la reeleccin de Maduro en 2018 en unos comicios boicoteados por la mayor parte de la oposicin, Guaid se proclam presidente encargado de la Repblica en su condicin de titular del parlamento (quien sucede al presidente si este falta) desde enero de 2019. Aquello motiv grandes manifestaciones de apoyo en los primeros meses del ao pasado.

Ms aun, inmediatamente Estados Unidos lo reconoci como presidente legtimo y rompi relaciones con Maduro. Ms de cincuenta gobiernos, de cuatro continentes, consideran a Guaid presidente, y a la Asamblea que dirige, como nico poder legtimo en el pas. Los otros poderes, Ejecutivo, Judicial, Electoral, Ciudadano (Fiscala, Contralora, Defensora del Pueblo), ms la fuerza armada, estn alineados con Maduro.

Cambiar la Asamblea

El oficialismo se traz como objetivo cambiar la cpula de la Asamblea, para suprimir el molesto aspecto de poder dual. Mientras tanto, en los meses finales de 2019 se fueron alejando de los partidos opositores algunos parlamentarios que criticaron la gestin de Guaid, y los diputados del oficialista Partido Socialista Unido (Psuv), que se ausentaron del parlamento desde 2017, regresaron a las sesiones.

Fue entonces cuando varios grupos pequeos se apartaron de la lnea de las cuatro principales formaciones de la oposicin y acudieron a una mesa de dilogo con el gobierno. Otro pequeo grupo, de derecha, se deslind de la lnea de Guaid juzgndola demasiado dbil. Esas jugadas, ms algunas medidas del Supremo y de la Constituyente que ahuyentaron a parlamentarios, as como una merma en la popularidad de todos los polticos, conformaron el pasado diciembre un cuadro que haca dudosa la reeleccin de Guaid.

Algunos opositores declararon que el gobierno compraba diputados, sin mayores pruebas. Pero entonces el portal de periodismo de investigacin Armando.infopublic algunos documentos reveladores. Segn estos, diputados opositores, incluido Parra, haban gestionado en el exterior la exculpacin de un empresario vinculado al gobierno, Alex Saab, para que se desestimasen acusaciones en su contra por corrupcin en la compraventa de alimentos subsidiados que se entregan a familias pobres, el mayor programa social del gobierno.

Los partidos polticos concernidos expulsaron a estos militantes y pidieron que se les investigase, pero los sealados, adems de reivindicar su inocencia, declararon que se les cobraba su posicin crtica respecto de Guaid y los grupos polticos que lo respaldan abiertamente. El resultado es que, tras el asueto de fin de ao, Parra, otros varios sancionados por partidos opositores, ms algunos discrepantes con Guaid, sumados a los diputados efectivos del Psuv, hicieron una tumultuaria sesin el 5 de enero y a mano alzada eligieron una nueva directiva para la Asamblea Nacional.

Tanto Parra como sus vicepresidentes, Franklyn Duarte y Jos Noguera, son polticos de provincia con una gris figuracin en la escena poltica nacional. El oficialismo, por boca de Maduro, y su nmero dos en el Psuv, Diosdado Cabello, han reconocido a Parra como nuevo presidente de la Asamblea Nacional, pero presentan su enfrentamiento con Guaid como una pugna interopositora. Parecen borrachos peleando por una botella vaca, coment el siempre polmico Cabello.

Verja simblica

Durante esa jornada, un hecho anecdtico se convirti en un gesto de valor poltico. Un dispositivo policial-militar restringi el acceso al rea del capitolio de los diputados de oposicin y de los medios de prensa privados. Hay diputados que el gobierno no reconoce, aunque s lo hace la directiva saliente del parlamento que encabez Guaid. El lder parlamentario reclam a los militares que o pasamos todos o ninguno, mientras dentro del recinto los oficialistas y los opositores disidentes apuraban su sesin. Hubo forcejeo, asedio y agresiones de grupos irregulares oficialistas frente al capitolio, y, en el intento de superar el cerco, Guaid prob a saltar sobre la verja que rodea el edificio. Los militares lo impidieron. Esa imagen no slo fue recogida por la prensa nacional e internacional en el sitio, sino que a travs de las redes sociales enfervoriz a sus partidarios. Ms aun, opositores extremos que no pensaban sufragar por su candidatura le ofrecieron sus votos. Los pases que desconocen a Maduro y apoyan a Guaid protestaron por las trabas a los parlamentarios para que pudieran reunirse para sesionar. Y se sumaron a la protesta tres nuevos pases: Argentina, Mxico y Uruguay.

Mientras la imagen de Guaid subido a la verja atraa nuevamente la atencin internacional sobre Venezuela bajo un timing adverso por la atencin mundial al conflicto entre Estados Unidos e Irn, record a Brecha el analista argentino Andrs Serbin, los diputados opositores realizaban en la sede del peridico opositor El Nacional una sesin con la compaa de diplomticos europeos, y reeligieron a Guaid con los votos nominales de 100 diputados. Parra reivindica 81 votos. La Asamblea no puede contar ms de 167, pero unos y otros utilizaron suplentes, y la disparidad de nmeros es parte del caos propio de toda la situacin.

Guaid luego el martes 7 acudi con sus diputados al capitolio, de nuevo subi sobre la verja, sus compaeros forzaron el acceso y en el hemiciclo de sesiones aprobaron el acta de la nueva directiva. Guaid jur adems como presidente encargado de la Repblica. Por otra parte, anunci que se independiza de su partido, el centrista Voluntad Popular, que dirige Leopoldo Lpez refugiado como husped en la embajada de Espaa, para asumirse como conductor de todos los esfuerzos para que se desplace al actual gobierno y se elija uno nuevo. De modo que si bien el oficialismo puede expulsar del capitolio al sector del parlamento pro-Guaid y otorgar reconocimiento y tareas al sector de Parra, Guaid y los suyos logran galvanizar a la oposicin e inyectarle nuevos bros.

Semejante panorama presagia una renovada confrontacin, lejos de las posibilidades de negociacin y acuerdos para zanjar la crisis, mientras se ahondan los problemas sociales, marcados por el desplome de los servicios pblicos como educacin, salud, transporte, suministro de electricidad, gas para cocinar o agua potable. El sustrato es el hundimiento de la economa: el producto bruto interno es la cuarta parte de los 300.000 millones de dlares anuales que registr en 2012, la hiperinflacin se mide en varios miles por ciento desde hace dos aos, el dlar, que se cotizaba en 700 bolvares a finales de 2018, alcanz los 78 mil bolvares 12 meses despus. Los precios de los alimentos suben casi cada da y el salario mnimo ya ha perdido hasta su condicin de referente, pues equivale a menos de tres dlares al mes!

Los pases vecinos tienen razones para preocuparse: son los principales receptores de 4,6 millones de personas que han migrado desde Venezuela (cuya poblacin oficialmente es de 32 millones) desde 2015, segn agencias de las Naciones Unidas. Esa cifra puede elevarse hasta 6 millones este mismo ao.

Fuente: https://brecha.com.uy/saltar-la-verja/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter