Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2020

Entrevista a Michael Kimmel, ensayista y socilogo
Hombres blancos cabreados, un movimiento que suma adeptos a la velocidad de la ultraderecha

Francesc Mir
El diario


- Barlin Libros publica Hombres (blancos) cabreados, un ensayo brillante en el que Michael Kimmel radiografa con perspectiva de gnero el estado de malestar social que aup a Trump a la presidencia y puede estar detrs del auge de la ultraderecha en nuestro pas

- Kimmel acua el trmino "derecho agraviado" para referirse al conflicto generado por la prdida de privilegios por parte de los hombres blancos

 

Michael Douglas en Un da de furia, una pelcula que Kimmel pone como ejemplo para comprender el cabreo del hombre blanco

Son muchos los estudios demogrficos que han hecho un traje al votante de Trump, que ya prepara su reeleccin para este ao. El 91% de los seguidores del actual presidente son blancos. La mayora de bajo nivel educativo, con gran presencia de hombres solteros y conservadores. Aunque un anlisis del voto oculto demuestra que las mujeres blancas tambin jugaron un papel decisivo en su llegada hasta la Casa Blanca.

Y an as su victoria pill a muchos estadounidenses desprevenidos. Entre ellos, segn confiesa, al socilogo estadounidense, escritor, divulgador y experto en estudios de gnero Michael Kimmel. "Subestim la profunda ira de muchos hombres blancos estadounidenses", afirma el tambin portavoz de la National Organization for Men Against Sexism.

"Cuando publiqu Hombres (blancos) cabreados en Estados Unidos, el nombre de Trump ni apareca!", explica Michael Kimmel en una entrevista concedida a eldiario.es. Un libro que acaba de llegar actualizado a Espaa de la mano de Barlin Libros con traduccin de Daniel Esteban Sanzol. "Han pasado los aos y hemos sido testigos de un dramtico crecimiento de "hombres blancos cabreados" tanto en Europa como en Estados Unidos. Necesitamos, urgentemente, entender cmo encaja la masculinidad en nuestro mundo actual".

Hacia dnde apunta la rabia

En la sorpresa de Kimmel se podrn reconocer tambin muchos espaoles: desde las elecciones del pasado noviembre Espaa dej de ser una excepcin en Europa y, por primera vez desde la reinstauracin democrtica, tuvo a la extrema derecha como tercera fuerza poltica del pas. En abril de 2019 consiguieron 24 diputados. En octubre los sondeos les daban 29 escaos ... pero en las elecciones de noviembre sacaron 52. Pero, tiene algo que ver el auge del partido de Abascal con la masculinidad?

En su ensayo Kimmel afirma que la victoria de Trump y el auge de la ultraderecha en Europa ratifican su tesis. Segn l existe un descontento -iracundo- y generalizado entre el varn blanco heterosexual fruto de una fusin de dos sentimientos: la superioridad y el victimismo.

"Por supuesto existen diferencias fundamentales, pero necesitamos explorar cmo se vincula el gnero con estos movimientos polticos", reflexiona el socilogo estadounidense. "Si hablamos del apogeo de Vox en Espaa, o la extrema derecha en Francia y Alemania, las emociones, los sentimientos son sorprendentemente parecidos: algo se ha perdido y los "hombres blancos cabreados" se sienten castrados por el llamado Nanny state [Trmino anglosajn referido a "un gobierno que legisla en demasa sobre cmo deberan vivir sus vidas las personas", segn el Diccionario de Cambridge ]".

Kimmel utiliza un trmino de la sociologa cientfica para explicar lo que siente el sujeto al que dedica su estudio: habla de la teora de la "privacin relativa", segn la cual no suelen ser las clases ms desfavorecidas o pobres quienes inician una revolucin. Suelen ser aquellos colectivos que, sean o no de clase baja, tienen algo que sienten que pueden perder o algo por lo que luchar.

"La 'privacin relativa' describe el modo en que estos grupos miran hacia arriba, hacia aquellos sectores emplazados por encima de ellos en la escala social", explica, "las revoluciones, en este sentido, son optimistas, desean progresar".

Sin embargo, segn l, "los hombres blancos con quienes me entrevist durante la preparacin de este libro experimentan la misma 'privacin relativa', solo que en lugar de mirar hacia arriba, miran siempre hacia abajo", cuenta. El foco de sus aspiraciones -y frustraciones- se sita en "aquellos situados en un peldao inferior, con respecto a los cuales el hombre blanco siempre se ha sentido -y le han enseado a sentirse- superior".

Personas migrantes, personas racializadas, colectivos LGTBI, mujeres... personas frente a las cuales el hombre blanco tradicional ha aprendido, errneamente, a sentirse superior. Kimmel afirma que este tipo de indignacin y el movimiento poltico que las acompaa no quiere progresar, "su indignacin resulta nostlgica, pesimista, solo intentan evitar la cada".