Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2020

Europa y el acuerdo con Irn, un pacto sepultado de buena fe

Juan Alberto Snchez Marn
Estrategia


Donald Trump no ha atacado militarmente el territorio de la Repblica Islmica de Irn, pero s le ha declarado la guerra total en todos los frentes posibles: econmico, comercial, financiero, poltico, diplomtico, meditico, desde el momento en que asumi el poder y, en especial, desde mayo de 2018, cuando arroj por la borda el Plan Integral de Acci n Conjunta (PIAC), y se dedic a forzar y amenazar a los dems firmantes del mismo .

El opresor oprimido?

Los veintiocho miembros de la Uni n Europea (UE), a comienzos de 2020, el 11 de enero, fueron categricos en sealar que "spare no effort [no escatimaran esfuerzos] (Euronews) para mantener vivo el acuerdo de 2015. Pero la frrea firmeza subsisti dos das. No aguant el cfiro de los aranceles a sus automviles (The Washington Post) con el que Trump sopl (y resopl) desde el otro lado del Atlntico.

El truhan gringo no esparce flores como el viento mitolgico del oeste, sino amenazas. Y estas son menos etreas que la lluvia de ptalos del dios griego. La ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, lo ratific al ser confrontada por periodistas acerca de la coaccin del presidente estadounidense: This expression or threat, as you will, does exist [Esta expresin o amenaza, como ustedes, s existe] (PressTV).

Es as que Reino Unido, Alemania y Francia (el llamado E3), que son la UE en pleno, cambiaron de opinin y no escatimaron esfuerzos para lo contrario, o sea, activaron el Mecanismo de Resolucin de Disputas (MRD) del Pacto (The Washington Post, otra vez). Lo hicieron con el disfraz de una iniciativa lgica y autnoma. Hbola de bendecir,/ Y ella quirelo encubrir, escribi Gil Vicente, el pilar del teatro portugus y espaol, hace cinco siglos. Trump se despach a gusto con ultimtums, mientras Europa silbaba en el callejn sin salida del deshonor.

Se trata de una maniobra que, en ltimas, apenas servir para que Naciones Unidas (ONU) le restituya a Irn las viejas y gastadas sanciones internacionales, y que, a pesar del atasco de la resolucin en el Consejo de Seguridad (gracias a los probables vetos de Rusia y China), ser otra coartada que aprovechar Estados Unidos para sacar del sombrero nuevas penalidades perversas. Con eso, si de todos modos se hace lo que se quiere, basta.

Revivir lo vivo?

La definicin ms rotunda del estado del Pacto la dio el vivaz canciller eslovaco, el seor Miroslav Lajčk, cuando asista a la reunin de emergencia con sus homlogos del bloque y soltaba sin sonrer un gracejo que a ningn humorista poltico se le habra ocurrido mejor: Its not dead, we have to bring it back to life [No est muerto, tenemos que traerlo de vuelta a la vida] (Currently US). Al fin qu? Una broma certera eso s; como toda buena chanza, irrefutable.

A la seora Ursula von der Leyen, president a de la Comisi n Europea, se le bifurc el camino de espinas y qued con dos opciones: revivir un vivo, si los europeos todava se creen las mentiras propias, o matar un muerto, si se dejan de cuentos y le hacen caso sin chistar a Trump. Porque el Pacto, seamos claros, hace rato que expir. Una verdad elemental que hasta el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Poltica de Seguridad, el seor Josep Borrell, la sabe.

Pero no muri a causa de que Irn quebrantara los trminos o violara las restricciones, tal cual sostienen a una voz los enemigos acrrimos del Pacto y los altos funcionarios europeos que lo defienden, o como lo difunden los grandes medios occidentales, sino porque, primero, Estados Unidos se retir de manera unilateral (cuntas veces habr que recordarlo!), y, segundo, por la debilidad extrema de una Europa incapaz de cumplir con lo estipulado (en cuntas ocasiones habremos de recordrselo!).

Lo cierto es que Europa no tiene cmo hacer algo ms que emitir comunicados y tratar de ganar tiempo con serpenteos discursivos. Tiempo para qu? Para que Trump se vaya. Para que Irn ceda. Para que prosperen las conversaciones de los mundos paralelos. Para que quin sabe! Triste realidad de un continente que deambula por el mundo con el agobio espectral de las glorias fenecidas, satelital y carente de soberana.

Criaturas de buena fe?

Los iranes han respetado los compromisos sin recibir ninguna compensacin, e incluso continan, hoy en da, comprometidos con las obligaciones estipuladas en el PIAC (HispanTV). Pero, tambin, dejaron claro que no se sometern a un nuevo acuerdo, a la otra criatura que pretende disear Donald Trump, el Victor Frankenstein sin tica ni escrpulos de Washington, seguramente, tan repulsiva como la de las cartas de Mary Schiller y torva como la hollywoodense de Boris Karloff.

El presidente Rohani ya haba advertido, ocho meses atr s, que, si Europa remita el expediente nuclear al Consejo de Seguridad, Irn abandonara el Tratado de No Proliferacin (TNP) (IRNA). Aviso que reiter hace poco el canciller Yavad Zarif, con un agregado complejo del presidente de la Asamblea Consultiva Islmica (Mayles [Parlamento]), Ali Lariyani: Irn revisar la cooperacin con el Organismo Internacional de Energa Atmica (OIEA) en caso de que la UE adopte medidas injustas dentro de la activacin del mecanismo citado (HispanTV).

Los iranes se aferran a lo que hay, no por nada: al trascendental Pacto se lleg luego de ms de una dcada de negociaciones intensas, grandes tensiones y concesiones mutuas, sobre todo, por parte de Tehern, y fue considerado como un hito en la poltica exterior de Barack Obama. A propsito, un motivo de ms (el motivo?), segn algunos, para que Trump no quiera saber nada de l. Una rencilla interna de la que los iranes tampoco tienen la culpa.

"No nos ha quedado otra opcin, dadas las acciones de Irn, afirman los europeos para justificar el inicio del mecanismo de disputa. No est cumpliendo los compromisos previstos en el PIAC (El Pas). Europa lo hace, cmo no, de buena fe (Xinua), con el fin ltimo de preservar el Pacto. Qu tal el farisesmo!

Como si durante el ao y medio que hace que Trump le dio la patada a la mesa, el E3 hubiera hecho algo por mantenerlo, aparte de promesas vanas y palabrera, y como si a lo largo de la historia de la humanidad ellos, los aristcratas de Europa y sus gobiernos, hubieran emprendido algo, por mnimo que fuera, de buena fe.

En vez de cumplir con lo que les corresponde, los europeos se dedican a vulnerar an ms el Pacto presionando a Irn, cuando, a decir verdad, despus de Trump, los infractores han sido ellos mismos, abrumados en sus debilidades e incapacidades, y no quien soporta en el lomo las arbitrariedades de uno y otros.

Y el persa ah!

Europa, en los ltimos quinientos aos, sin duda, progres notablemente. En unos aos, en el estertor del siglo XV y el arranque del XVI, pas de ser una tierra salvaje y perifrica por ms de un milenio (con la exclusin de la mitad de la pennsula ibrica, al-ndalus) a ocupar el centro del mundo. Y ah, increblemente, entre altibajos, sin mucho con qu, devorndose a s misma por dentro en un cncer de monarquas sanguinarias y al mundo en una alternancia de imperios brutales, se sostuvo, digamos, cuatro siglos y medio.

No arribaron al vrtice del progreso, el humanismo, la ciencia y las artes debido a determinada perfeccin exclusiva del intelecto, a mejoras peculiares en la apreciacin del mundo o el Estado, o a renovadas exgesis de la existencia, optimizad os pensamientos de precisin (a excepcin, quizs, de Alemania) u otro desarrollo esquizoide de las ideas. Lo fue, simple y llanamente, en virtud de su carcter aventurero, salvaje y blico. Europa se ubic a s misma al centro del mundo colonial que invent, y fue el punto de convergencia slo porque someti y domin al resto de pueblos. Sus interpretaciones ideolgicas produjeron soberanos y sumisos; amos, esclavos y desalmados (seres sin alma) en Asia, frica y Amrica, y su codicia se hizo leyes que todava nos ponen de rodillas.

Eso, justamente, es lo que hoy hace Estados Unidos, su criatura. Al fin y al cabo, es la nacin encandiladora a la que le cedieron el turno de las conquistas y los atropellos. Mitad de puritanos, mitad de bandidos, sin una historia fiable ni civilizacin detrs, erigido sobre los despojos y la extincin de los pueblos de la pradera, contra dos siglos de afn y en el desenfreno de la acumulacin. Los ideales preferibles son los supremacistas de Trump: superiores si no de excelsos valores, sino de excesivos rditos.

Los gobiernos europeos desprecian al estadounidense que los menosprecia. Los unos son engredos; el otro, soberbio. El problema es que los engredos y los soberbios siempre tienen cierto grado de inocencia, es decir, una fragilidad intrnseca que nunca reconocen. A los europeos, por ejemplo, les remuerde que Irn no acepte sus trminos, pero ms les corroe tener que acatar, la cabeza agachada, los de Trump, quien a su vez procura compensar la flaqueza interna con lemas felices y el declive externo con amenazas.

Y qu lejos estn ambos, europeos y estadounidenses, del universo milenario de los iranes, que vengan su intenso dolor sin muertos y daan al imperio sin aspavientos; que en medio del asedio feroz fortalecen el Eje de la Resistencia y en la sencillez disimulan la complejidad de su esencia y fuerza.

Pobre pueblo estadounidense, cada cuatro aos lidiando con gobiernos similares de partidos idnticos! Pobres gobiernos los que por dentro no son ms que la particin irreconciliable del Poder encontrado!

Arrancad los cerrojos de las puertas! / Arrancad las puertas de los goznes! / El que degrada a otro me degrada, / Y todo lo que se dice o se hace vuelve a m al fin, cant Whitman (1855), el gran poeta de la democracia en veremos, y del nimo y la rudeza estadounidenses. Pero qu le va a importar a Trump o a Pompeo o a su estirpe que se vuelvan contra sus compatriotas los daos que obran por el mundo. Para eso construyen los muros que los encarcelan y entierran en tneles blindados a los miles de soldados, mercenarios, aliados y funcionarios que nadie quiere, de las bases y embajadas maldecidas por los invadidos.

Infatigable pueblo iran, que cada tanto ha resistido, unos tras otros, a los imperios europeos de su rancia Modernidad (y al macedonio, y al romano, y al rabe, y al mongol, y al otomano), y que ahora, como uno ms cualquiera, encara al de Trump! El aislado imperio de Oz que el presidente estadounidense conduce como un emporio de casinos jubilosos. Tantos efmeros predominios planetarios al acecho, y el persa ah!

BIBLIOGRAFA

Currently US. (2020). European Union rallies behind tattered Iran deal, ignoring Trumps call to ditch it. 10 de enero. En: https://currently.us/european-union-rallies-behind-tattered-iran-deal-ignoring-trumps-call-to-ditch-it/

De Miguel, Bernardo. (2020). Europa lanza una advertencia a Irn para que cumpla con el pacto nuclear. El Pas. 15 de enero. En: https://bit.ly/2sJnFNy

Gil Vicente. (1521). Obras de Gil Vicente. Comedia de Rubena. (1834). Tomo II, pg. 11. Disponible en: https://bit.ly/30LLCAu

HispanTV. (2020). Irn advierte a Europa de secuelas de violacin de pacto nuclear. 22 de enero. En: https://bit.ly/37m6znW

HispanTV. (2020). Irn revisar cooperaciones con AIEA si UE sigue actos injustos 19 de enero. En: https://bit.ly/36f7m8R

Hudson, John y Mekhennet, Souad. (2020). Days before Europeans warned Iran of nuclear deal violations, Trump secretly threatened to impose 25% tariff on European autos if they didnt. Washington Post. 15 de enero. En: https://wapo.st/388L8a3

Jamieson, Alastair y Gaubert, Julie. (2019). European ministers meet to salvage Iran nuclear deal. EuroNews. 11 de enero. En: https://bit.ly/2TG5jrV

IRNA. (2020). El portavoz de la Cancillera explica porqu Irn podra salir del TNP. 22 de enero. En: https://bit.ly/3aAOG6X

Morris, Loveday. (2020). European countries trigger dispute mechanism in Iran nuclear deal. Washington Post. 15 de enero. En: https://wapo.st/36U5qDY

PressTV. (2020). Germany confirms report of US threat of higher tariff on EU auto sector over JCPOA. 16 de enero. En: https://bit.ly/374fWIT

Whitman, Walt. (1855). Hojas de hierba. Canto de m mismo. (2009). Visor: Madrid.

Xinhua Espaol. (2020). Francia, Reino Unido y Alemania activan mecanismo de solucin de disputas de acuerdo nuclear iran. 15 de enero. En: http://spanish.xinhuanet.com/2020-01/15/c_138704980.htm

Juan Alberto Snchez Marn. Periodista, escritor y director de televisin colombiano. Analista en medios internacionales. Colaborador del Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE). Fue consultor ONU en medios. Productor en Seal Colombia, Telesur, RT e Hispantv.

Fuente: http://estrategia.la/2020/01/26/europa-y-el-acuerdo-con-iran-un-pacto-sepultado-de-buena-fe/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter