Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-02-2020

Le daban por amortizado, pero Bernie Sanders llega a tiempo para dar la batalla

Iigo Senz de Ugarte
The Guardian / El diario

El senador de Vermont desmiente los pronsticos y se presenta con fuerza en el inicio oficial de las primarias demcratas con las citas de Iowa y New Hampshire. Sanders responde al primer anuncio de un grupo demcrata moderado contra l recaudando 1,3 millones de dlares en un solo da. Empieza la carrera para sustituir a Trump: siete claves de los caucus de Iowa


El ascenso de Bernie Sanders en las encuestas ya ha tenido un efecto en la guerra de propaganda habitual en unas primarias. Hay gente que se ha puesto nerviosa. Un grupo llamado Democratic Majority for Israel ha empezado a emitir en Iowa un anuncio con opiniones de residentes demcratas de ese Estado. No votarn a Sanders porque no creen que pueda derrotar a Donald Trump. "Michigan, Pennsylvania, Iowa. No van a votar a un socialista", dice uno de ellos.

La respuesta de Sanders fue un vdeo en el que comentaba el anuncio ("La clase de los multimillonarios se est poniendo nerviosa, y debera estarlo"), pero lo ms relevante fue la reaccin de sus partidarios, alertados por un email de la campaa. Donaron 1,3 millones de dlares en un solo da. El dinero proceda de 70.000 donaciones, lo que da una media de 18,5 dlares por cada una.

Hacan bien en tomarse en serio la amenaza. El ataque no era pequeo en trminos de nmero de anuncios y capacidad para inundar los medios locales de Iowa, donde el lunes se celebra el caucus que da inicio a las primarias demcratas. El grupo demcrata proisrael se gastar 680.000 dlares.

Sanders es la noticia que no esperaban los medios de comunicacin norteamericanos cuando los precandidatos demcratas se lanzaron a la carretera. La mayora crea que el senador de Vermont no tendra muchas posibilidades cuatro aos despus de que disputara hasta el final la candidatura demcrata a Hillary Clinton. Pensaban que su edad, 78 aos, era un factor decisivo en su contra (de hecho, sufri un infarto el 1 de octubre del que se recuper muy pronto). Que ya no era el nico poltico que aspiraba a representar el voto contrario al establishment del partido, como ocurri cuando se enfrent a Clinton. Que Elizabeth Warren poda restarle muchos apoyos entre esos sectores. Que al final los votantes demcratas no creeran que pudiera derrotar a Trump.

Alexandria Ocasio-Cortez, junto a Bernie Sanders, en un mitin de la campaa.

Alexandria Ocasio-Cortez, junto a Bernie Sanders, en un mitin de la campaa. FLICKR BERNIE SANDERS

Ya en abril de 2019, cuando era demasiado pronto para establecer cualquier pronstico fiable, The New York Times public un artculo (Stop Sanders Democrats Are Agonizing Over His Momentum) en el que informaba sobre el miedo de polticos y empresarios donantes habituales del Partido Demcrata ante la posibilidad de que Sanders ganara las primarias o aguantara en la carrera hasta el final. Ya estaban celebrando reuniones para discutir esa cuestin. Cmo podan los poderes tradicionales del partido frenar a un candidato demasiado a la izquierda y al que no consideran uno de los suyos sin que esa estrategia se volviera en su contra? Trump lo haba resuelto con facilidad cuando se vio en esa tesitura cuatro aos atrs en las primarias republicanas.

El artculo del NYT les ofreca un consuelo: "Las buenas noticias para los rivales de Sanders es que sus nmeros en las encuestas han cado de forma significativa comparados con 2016 en los estados que votan en primer lugar, provoca opiniones ms negativas que muchos de sus principales rivales, y ya ha prometido en pblico apoyar al candidato del partido si l no vence".

Curiosamente, el artculo acababa con la opinin de unos de esos crticos de Sanders que se ha visto confirmada varios meses despus. Cualquier operacin para frenarlo sera utilizada por el senador en su beneficio, como en el judo. "Ya le imagino viendo los titulares, dice Brock. 'Los ricos no me quieren'".

Eso es lo que ha pasado con el anuncio de Iowa. La gente de Sanders se ha aprovechado de esa campaa y ha terminado recaudando ms dinero del gastado por sus enemigos. Aunque esa frase de Brock est empleada en tono sarcstico, la realidad es esa: los ricos del Partido Demcrata no quieren a Sanders. Bien porque les parece un radical o porque no creen que pueda ganar a Trump. Probablemente, por las dos cosas. Para ellos, y tambin para muchos votantes demcratas, la opcin de Joe Biden es la ms segura. Claro que tambin decan lo mismo de Hillary Clinton.

Bernie Sanders @BernieSanders  

Something big is happening across the country. Were going to finish the political revolution we started.

Video insertado
55,2 mil Informacin y privacidad de Twitter Ads
17,8 mil personas estn hablando de esto

Cuando la batalla est a punto de comenzar con el caucus de Iowa, Sanders ha desmentido los pronsticos anteriores a las primarias, a pesar de que Warren tuvo su momento hace unos meses y pareca que poda convertirse en una candidata slida para los demcratas ms progresistas. La coherencia de Sanders en su mensaje no ha cambiado su programa para conseguir ms votos que en 2016 y la fidelidad de sus partidarios le han puesto en primera lnea.

Ya ha habido una encuesta nacional que sita a Sanders por delante de Joe Biden (27%-26%), la de NBC/Wall Street Journal (la media de sondeos de RealClearPolitics an coloca a Biden en primera posicin con 3,7 puntos de ventaja), pero en estos momentos hay que fiarse ms de las que se han hecho en los estados en los que dan comienzo las primarias. La media de Iowa da ahora un 24% a Sanders y un 21% a Biden. Buttigieg (16,7%) y Warren (14,8%) les siguen a una cierta distancia. En New Hampshire, la ventaja de Sanders sobre Biden es mayor, 26,3%-16,8%.

Los nmeros no cuentan toda la historia sobre Iowa. Las peculiares caractersticas del caucus podran hacer que Sanders sacara ms votos que nadie, pero que fueran Biden o Buttigieg quienes obtuvieran el mayor nmero de delegados. Pero en Iowa, un Estado pequeo, lo que tiene mayor impacto en los medios es ganar, no el puado de delegados en juego. Ese efecto se mide tambin en votos en el resto del pas. Las primarias de California no se celebran hasta el 3 de marzo, pero desde esta semana millones de votantes demcratas enviarn sus votos por correo.

La condicin de presunto favorito de Biden pasaba por creer que tendra financiacin de sobra. La realidad es que nadie ha recaudado tanto dinero como Sanders. Desde que lanz su campaa, ha recibido 96 millones de dlares. Segn las estimaciones de los medios, l es el que tiene ms dinero en el banco para gastar en estos momentos. Biden es el cuarto por detrs tambin de Buttigieg y Warren.

Segn una estimacin del NYT, Sanders es tambin quien ha recibido dinero de ms gente, cerca de 1,4 millones de personas. Le siguen Warren con casi 800.000 y Buttigieg con 741.000. Biden vuelve a ser el cuarto con 451.000.

Un orador sin concesiones a la audiencia

Al definirse como socialista democrtico, Sanders es el nico aspirante demcrata que puede asemejarse a la izquierda europea. Ese es el factor que le hace atractivo entre muchos jvenes. No es un orador vibrante de esos que sazonan el mitin con bromas, historias personales y detalles con la audiencia local. El suyo es un discurso duro y sin contemplaciones que apela a la gravedad de la situacin del pas, tal y como l la ve. EEUU tiene un ndice de desempleo que no llega al 4%, pero ese dato es engaoso para Sanders. Denuncia que el pas cuenta con una economa que privilegia a los ricos, las infraestructuras se encuentran en un estado ruinoso y la desigualdad no hace ms que aumentar en un sistema que "no slo es inmoral, no slo es un error, sino que es insostenible".

Su programa Medicare for All es lo ms parecido a la sanidad universal existente en Europa occidental que puede encontrarse en la poltica norteamericana. Para los economistas liberales que han sido los arquitectos en la sombra de los demcratas en los gobiernos de Bill Clinton y Barack Obama, como el exsecretario del Tesoro Larry Summers, eso es anatema, porque supondr un gigantesco aumento del gasto pblico.

Sanders ni se inmuta. Quiere sanidad para todos que no dependa del poder adquisitivo de cada ciudadano, matrculas universitarias gratuitas y un Green New Deal con el que afrontar la lucha contra el cambio climtico. Sus partidarios escuchan a otros decir que eso es soar despierto y ellos responden que esa es la razn por la que apoyan al senador. Si no sueas durante las campaas electorales, no lo hars nunca y te conformars siempre con lo que hay. Y Sanders no se conforma con poco: "Os estamos pidiendo que os unis a nosotros para transformar el pas".

Trump le llama Crazy Bernie (el loco Bernie) en sus tuits habitualmente insultantes con los rivales y sugiere que los demcratas "nunca le dejarn ganar". Para abrir boca, en una entrevista en Fox News el domingo, dijo que cree que Sanders "es un comunista". Los republicanos parecen tener muy claro qu tipo de campaa haran contra Sanders si este ganara las primarias. Estn seguros de que un socialista nunca podr vencer en unas elecciones en EEUU.

No sera la primera ni la segunda vez que la poltica norteamericana subestima a Sanders. De momento, ya puede decir que est en la mejor posicin posible para arrancar el que ser su ltimo intento de llegar a la presidencia. Ganar o perder, pero no har concesiones.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/primarias-democratas-Bernie-Sanders_0_991451169.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter