Portada :: Chile :: Chile: Rebelin antineoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2020

La izquierda al carnicero?

Francisco Torres
Rebelin


1.

Partamos sealando algo claro: el Plebiscito es un subproducto de la rebelin es decir, de la lucha de clases- y como tal, por un lado empalma con el impulso genuino de poder, de decisin que atraviesa al pueblo, pero, bajo el alero y los resguardos del rgimen del 15N: hasta qu punto el Plebiscito y su camino son parte de un desvo y una distorsin? Hasta qu punto la izquierda va al carnicero (nuevamente, como el 89)?

Sealemos, por ahora, una cuestin hipottica pero cierta: si se reabre una situacin revolucionaria al estilo 18 0CTUBRE -15 NOVIEMBRE durante el transcurrir de este ao, la izquierda no estar preparada en ningn caso para el desafo de poder, puesto que su energa y su programa estn subordinados al calendario del rgimen del 15N y encaminados a un proceso de reforma (o poder constituyente derivado, si utilizamos la expresin de Renato Cristi).

Una pregunta que surge, entonces, es qu imagen ideal tienen nuestros girondinos (y no solo ellos) de la Convencin Constitucional, y cul es la que pregonan para movilizar de tal manera.

Si como indica Sergio Grez (en un ejercicio imaginario), llegada la hora, el nuevo rgano replicara sustancialmente, las mismas relaciones de fuerzas pero bajo una nueva resolucin, y si la izquierda como la derecha tienen el poder de veto en el tercio, se replicaran, fundamentalmente, las mismas contradicciones, entonces: hasta qu punto puede ser un real inicio? hasta qu punto el fin, si adems- no es una asamblea soberana? Van las izquierdas, el activismo y los intelectuales arrastrados bajo su lgica, al carnicero?

El problema es que no hay discusiones sostenidas de estrategia, de perspectivas o trayectorias. En medio de un mar de tempestades, hay ms bien una sensacin de inercia en las izquierdas, de estrechez en algunos, y parlisis, en otros, como si la situacin histrica estuviera ms adelante que sus propios programas y propias consignas. Como si la rebelin no trastocase los focos.

Es necesario que surjan, a mi parecer, frente a la amenaza de una tautologa clara: si no se produce en el mediano plazo una diferenciacin poltica con el reformismo, con el proceso constituyente derivado, se otorga una sobrevida al rgimen poltico y a los grandes empresarios que actualmente gobiernan el pas y son parte del problema.

Algunos, rpidamente, creen que esta diferenciacin ya existe, y razonan que si la dinmica de la rebelin en si es revolucionaria, lo es igualmente el movimiento. Falso enlace. Lo justo sera plantear, al menos como lo vemos, que esta diferenciacin entra en el orden del factor subjetivo, es decir, que est por verse, en primer lugar lo que dice relacin a la conduccin, la orientacin, la resolucin, el simulacro o el desvo que pueda tomar el proceso poltico.

Una parte mayoritaria de la Izquierda derechamente ir al carnicero, a introducir a las masas en el camino y el calendario de la reforma, en base a las expectativas de stas y a genuinos impulsos y expectativas de participacin, poder, y decisin que atraviesan por el pueblo:

1.- Sabemos que el PC va por la va del "proceso constituyente derivado" (Cristi). Ya no dice Fuera Piera, estando en este nivel, fundamental, en contradiccin con la calle. Sera fuera de toda posibilidad objetiva (y, en razn directa, el PC se resta en la cuenta de las relaciones de fuerza como factor). Traigo a colacin un registro de Teillier (donde quedara claro est negacin absoluta, La Tercera (22/12/2019): Periodista: Tambin se han puesto en duda las credenciales democrticas del PC, como por la acusacin al Presidente. Qu le parece? GT: No hay ninguna actitud antidemocrtica. Est perfectamente establecido en la Constitucin que los parlamentarios pueden acusar constitucionalmente al Presidente de la Repblica. Nosotros no hemos llamado a derrocar el gobierno de Piera, en absoluto. Ni hemos incitado a nadie hacia esa situacin. Se sabe muy bien que el presidente del PC, utiliza y cuida muy bien sus expresiones. Habra que destacar entonces: En absoluto.

2.- Otra parte clara de la izquierda asociada al FA, en su transversalidad, derechamente ir al carnicero a introducir a las masas en el camino de una reforma, apostando a mediano plazo, por abrir una va socialdemcrata en Chile, para equilibrar este neoliberalismo salvaje bajo un tipo de capitalismo con estado de bienestar (no lejos, como vemos, de una formula anticipada por Lavn -16/12/19).

3.- Otra parte de la izquierda (ligada a un programa anticapitalista y socialista), hace como el nio que tira la pelota para poder ir al mar, ejercitando un desplazamiento para evitar enfrentarse directamente a la Cosa.

2.

Abramos brevemente una discusin respecto a la poltica de La Izquierda Diario, rgano de difusin fundamentalmente del PTR, partido de vindicacin trotskista, en proceso de legalizacin. Recientemente uno de sus dirigentes, Dauno Ttoro, contra el cual el gobierno tempranamente se querell por incitacin a la subversin, sintetiza en un artculo en www.rebelin.org el programa del PTR para este momento. All, el programa mximo es la AC Libre y soberana. Invitamos al lector a leerlo y comprobar si es o no as (cf. Que no nos engaen: La Convencin Constitucional no es una Asamblea constituyente realmente libre y soberana).

Pero querramos ir a lo fundamental como critica inmanente:

1) El PTR no interpela a las masas con tareas que se desprenden de la cada de Piera, con Huelga General, mtodo que ellos mismos plantean.

2) Vendan los ojos respecto a todo idea de un Gobierno de Trabajadores posible (como borrada tambin una perspectiva de gobierno provisional revolucionario)

3) se limitan a indicar fantasmagricamente que desde la AC segn se sobreentiende, conquistada popularmente por una insurreccin, suponemos, victoriosa- habra que avanzar en perspectiva de gobierno de los trabajadores. Cmo as?

Ante la sencilla pregunta del obrero al partido: Quin gobernar si cae Piera? Quin sostendr la cada de Piera, o como evitar que la recada sea en los brazos del Parlamento?...., no habra respuesta.

De manera que tampoco desde el PTR tendramos una alternativa poltica coherente que est a la altura de la magnitud de la crisis, y que sea capaz de imprimir otra perspectiva a la marcha de acontecimientos [1] .

Segn pensamos, la izquierda debe recuperar y dotarse de un programa revolucionario que se diferencie de una poltica en base a escenarios y equilibrios estables, y ponerse a la altura de los saltos, de los cambios bruscos, de los fenmenos fluidos, de las transiciones, es decir, a la altura de la poca revolucionaria que se est abriendo (mundialmente) en esta dcada, y que Chile inaugur como el eslabn ms dbil de la cadena.

Por supuesto, que esto involucra reconocer la primaca poltica (y analtica) de la lucha de clases (digamos, de todo lo que sea hoy exterioridad al rgimen) por sobre el rgimen y sus instituciones, a la hora de elaborar y pensar la poltica, considerando que la resolucin hacia un lado o hacia el otro- del conflicto de clase abierto, as como los limites o los campos posibles objetivos, dependen y se abren o cierran, primeramente en este orden.

Entonces: Cmo pensar la lgica de las consignas, en una poca revolucionaria, en una poca de transicin?

Nota:

[1] En este sentido, me permitir sealar que Dauno Ttoro piensa sobre la estabilidad de su figura, que pareciera ser, en el fondo, poltica para situaciones estables. Podemos considerar que la idea de conquistar escaos para hacer de tribunos del pueblo (Lenin) e ir hacia las elecciones como eje -en tiempos en que las instituciones y su legitimacin casi llegan al grado 0- en lo fundamental, es un exabrupto (las bancadas obreras y socialistas conquistadas, como defensas en fortalezas del rgimen, como muestran las experiencias histricas resultan nimias, secundarias, en relacin a la magnitud y a la serie de fenmenos que estallan fuera del Parlamento y al rgimen en crisis).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter