Portada :: Ecologa social :: Cambio climtico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-02-2020

La Ciudad de Buenos Aires cada ao ms caliente

Gustavo Sarmiento
Tiempo Argentino

En 30 aos la mxima promedio de febrero se increment 1,3 grados. Hay menos das de lluvias por ao, pero mucho ms intensas.


Foto: Mariano Martino

En la Ciudad de Buenos Aires, lo que mata es la humedad, pero el calor hace lo suyo. De acuerdo a datos de la Direccin portea de Estadsticas y Censos, desde 1991, la temperatura mxima promedio en la Capital Federal aument ms de un grado, y la mnima tambin. En un distrito donde los espacios verdes escasean y la isla de calor crece, los efectos del cambio climtico ya son visibles, con mayor cantidad de fenmenos extremos.

Hace 30 aos, febrero tena una temperatura mxima de 27,8 grados y una mnima de 17,8. En 2019, fue de 29,1 y 19,2, respectivamente. La mxima anual promedio pas de 21,5 C en 1991 a 22,2 en 2010, y a 22,4 actualmente, con el pico de 22,8 en 2017. Y el promedio de la mnima tambin subi: de los 13,5 grados del '91 hasta los actuales 14,3.

"Si se considera desde 1961 hasta ahora, lo ms notorio es el aumento de las mnimas, con menos cantidad de das fros por ao, remarca la directora de la Central de Monitoreo del Clima del Servicio Meteorolgico Nacional, Mara de los Milagros Skansi.

En la ltima dcada hubo al menos una ola de calor por ao. Los investigadores Francisco Chesini, Rosana Abrutzky y Ernesto de Titto relevaron la mortalidad debida a las olas de calor en la Ciudad entre 2005 y 2015 y hallaron que el riesgo de muerte se incrementa un 14% respecto al resto de los das del semestre clido. En la de diciembre de 2013, la ms prolongada desde 1906, aumentaron 43% las muertes diarias, sobre todo en ancianos, nios y mujeres.

El aumento no se da slo en los meses ms calurosos. En 1991, abril tena registros de 22,4 C de mxima, y en los ltimos dos aos tuvo mximas de 23,5 y de 24,3. Unos 3,5 grados ms de mxima registr noviembre en 2019 respecto a 1991. Junio tuvo casi 4 grados ms de mnima que hace 30 aos.

Ins Camilloni, investigadora del Conicet y del Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA), menciona el efecto local de la isla urbana de calor, donde la temperatura crece entre dos y diez grados, "asociada a la liberacin del calor por acciones de la ciudad, desde el transporte y los equipos de aire acondicionado hasta el cemento y el hormign. De da, la Ciudad no es ms clida que las zonas suburbanas. Lo significativo ocurre a la noche: el calor no disminuye como en otros lugares.

El aumento de la temperatura se relaciona tambin con otros fenmenos, como las precipitaciones. Siete de los ocho registros ms altos de los ltimos 30 aos ocurrieron desde 2000, con el rcord de 2014, cuando cayeron sobre los porteos 1983 milmetros. Sin embargo, los das de lluvia son menos, pero ms intensos. En 1994 hubo 112 das de lluvia que generaron 1037 mm. En 2019, se necesitaron slo 98 das para reunir 1207 mm.

Mientras, el gobierno porteo, en lugar de promover los espacios verdes claves para refrigerar el aire y absorber las lluvias y regular las construcciones, avanza en una voraz poltica de venta de tierras pblicas para el negocio inmobiliario. Hay crecimientos trmicos regionales y ciudades donde esto se potencia por el modelo de urbanizacin indica Federico Isla, investigador superior del Conicet, profesor de la Universidad de Mar del Plata y director del Instituto de Geologa de Costas y del Cuaternario, porque el viento no logra revertir el aumento de la temperatura diurna. Y se lamenta porque en estos aos se hizo muy poco a niveles gubernamentales en la lucha contra el Cambio Climtico, y ofrece un ejemplo: "Los crecimientos de los municipios de Avellaneda, Lans, Lomas de Zamora fueron restringiendo los humedales de Matanza-Riachuelo y as se explican las inundaciones de 2019 en Ezeiza. Es muy difcil remediar algo que nunca debi urbanizarse".

Sin espacios para escapar del calor

Al aumento de temperatura y las islas de calor, la Ciudad de Buenos Aires le agrega otro condimento negativo: la falta de espacios verdes, claves para refrigerar el aire, no contaminar y absorber las precipitaciones. En los ltimos doce aos, apenas dos Comunas crecieron en espacio verde. Ambas de zona norte. Ms all de su importancia social y recreativa, son fundamentales para el cuidado del ambiente soslaya Ins Camilloni, investigadora de CIMA, por eso es crucial que haya una distribucin equilibrada y planificada. Hoy en la Ciudad no es homognea.

En junio del 2014, el gobierno porteo a cargo de Mauricio Macri anunci 78 nuevas plazas "para cumplir con los estndares de calidad de vida". Pero luego resultaron ser apenas doce, y en su mayora con ms presencia de cemento que de verde, como fue el caso de la nica plaza de Boedo. A pesar de los anuncios, la poltica macrista con los espacios verdes no mejor en este perodo. En 2011 haba 1135 hectreas verdes de parques, y en 2015 descendieron a 998. Supo haber 54 parques en 2009, pero hoy son 47.

Actualmente el promedio de superficie verde es de 5,9 m2 por habitante, segn datos de la Direccin de Estadsticas y Censos de la Ciudad. Pero ese nmero, menor a los 6 con el que arranc la gestin macrista en 2007, incluye canteros, los jardines ubicados en la avenida General Paz y la Reserva Ecolgica. Sin ellos, el promedio se reduce a 4 m2, quedando ms lejos de la cifra de 15 m2 verde por habitante que sugiere la Organizacin Mundial de la Salud (OMS). Slo Lima est peor que CABA entre todas las capitales de Amrica Latina.

Fuente: https://www.tiempoar.com.ar/nota/cambio-climatico-la-ciudad-de-buenos-aires-cada-ano-mas-caliente



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter