Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-02-2020

Petrleo, el lubricante de la historia y la poltica mundial

ngel Ontiveros Cabrera
Rebelin


"El viaje al inframundo comienza en pozos de petrleo pudrindose al sol y siguiendo el venoso camino de sus oleoductos, desemboca en el desierto, all donde el monotesmo se encuentra con la tierra y sus oscuros sueos de un futuro en el que por fin sta podr rebelarse contra el sol" (Reza Negarestani)

 

Hay algo impresionante con respecto de lo que se esconde en las profundidades. Enormes depsitos, casi como mares subterrneos. S, en la oscuridad se ha buscado a s mismo el hombre y estamos cavando cada vez ms para encontrar el combustible que ha sido tan central para el progreso de la civilizacin moderna. Pero qu es en realidad lo que sacamos del subsuelo? Qu es ese lquido negro, venenoso y maloliente? Estas las pequeas historias que no figuran en la historia universal, cuyo totalitarismo histrico decide qu historia se cuenta yque historia no! En fin, Los cientficos dicen que estamos hechos de tomos, pero a m un pajarito me cont que estamos hechos de historias como dira Galeano.

Emprendamos con una historia que pueda ser contada en partes y que trata de ballenas, mquinas a vapor, la Marina britnica y el petrleo. Es esta la progresin que est detrs de la historia moderna del petrleo. Primero me gustara hacer una aclaracin, porque es interesante cuando se cuentan historias de la historia. Como fuese que se cuente una historia de algo que histricamente sucedi, se hace una cierta seleccin desde una cierta perspectiva con un cierto propsito, de esta manera es bastante fcil construir una historia coherente. Aunque de esto es lo que por supuesto, los historiadores se disputan: Cun coherente es la historia que contamos con la historia de lo que realmente sucedi? No suena necesariamente difcil, hay que slo averiguar lo que ciertamente sucedi y as sabremos si la historia es verdadera o no, pero, desafortunadamente no es as de simple, pues lo que sucedi en s mismo es discutible, porque el hecho de que un evento se haya dado no implica necesariamente que [email protected] lo hayan entendido igual y que slo pueda constatarse que ocurri para despus murmurar ah,y ahora qu?... Por lo tanto, es el significado que se atribuye a los hechos cuando ellos se dan, eso es lo que tiene importancia histrica. Pero ni siquiera eso es suficiente, porque luego, el significado que histricamente una generacin le da, otra generacin sigue atribuyendo cosas nuevas, la historia sigue cambiando de alguna manera, quiz el evento en s no es cambiable, pero, el significado en s mismo cambia. Solo quiero dejarlo eso claro como una bola de fuego, porque eso vale para todas las historias que se cuentan, incluida las mas, pero, eso no significa que esta historia carezca de substancia, aunque hay muchas otras maneras de contarlo.

Comencemos esta historia con las ballenas. Cuando los inmigrantes europeos llegaron a Amrica en el siglo XVI, en realidad lo hicieron antes, pero esta historia comienza en el siglo XVI en Nueva Inglaterra. Resulta que los indgenas all solan hervir la grasa de ballena que era muy til para todo, desde la iluminacin hasta la lubricacin de variadas herramientas. Los europeos al ver eso expresaron un Waaoo! !Eso est muy bueno! Era una ballena especial, conocida tambin como cachalote. Y para resumir esta larga historia, desde los principios del siglo XVII y hasta finales del siglo XX, se dio una verdadera industria de la caza de los cachalotes cuyo objetivo principal era rescatar dos productos, en parte el aceite y la materia prima para los corss de las bellas damas de la poca que crearon una gran demanda en esa poca. En la cabeza de un cachalote hay una substancia llamada espermaceti, esta substancia pura es una materia prima fantstica para la fabricacin de velas, con una luz clara que no chorrea, una luz como una ardiente cuchara blanca [1] .Surgi una gran demanda de estas velas, ya que la exigencia de buena iluminacin aument enormemente con el desarrollo moderno, y todas las actividades de lectura, contabilidad y otras prestezas, como la economa, se quera trabajar bajo una buena luz incluso en las noches, por lo que la demanda de velas creci de una manera colosal. La luz del espermaceti se convirti en una especie de estndar de calidad sobre cmo debera ser una buena luz, incluso despus de la fabricacin de los primeros, era la luz del espermaceti que se usaba como norma porque era una buena luz. El espermaceti era bastante caro, por lo que no todos podan permitrselo y, por supuesto, no se poda producir en grandes cantidades. Pero se descubri que un subproducto del espermaceti era algo que en ingls lo llamaban whaleoil, nosotros lo podemos llamar aceite de ballena. Y este aceite de ballena se produca en cantidades mucho mayores y tambin se poda obtener buena luz de l, no tan buena como la luz de los espermacetis puros, adems tena un agradable aroma. Lo bueno de este aceite (desde una perspectiva econmica), no era necesario convertirlo en vela como el caso del espermaceti que solo se transportaba como vela, pero el otro aceite poda transportarse como tal, y el aceite poda extraerse directamente en los barcos que comercializaron esta produccin de manera grandiosa. Cuando este comercio alcanz su punto mximo haba cientos de barcos balleneros en el mar con el nico propsito de atrapar ballenas para obtener dicho aceite. Este aceite luego ilumin las calles de ciudades como Londres a principios del 1800. Lleg a ser un gran producto, pero tambin estuvo rodeado de algunos problemas, en parte no haba tantas ballenas, y aunque el espermaceti era ms caro, el aceite de ballena no era lo suficientemente barato.

A mediados del siglo XVIII, se invent un producto de petrleo llamado queroseno. El queroseno tena aproximadamente las mismas propiedades que este aceite de ballena y era mucho ms barato. Podra decirse que al comienzo de este perodo Europa estaba iluminada por el aceite de ballena, esto se da adems cuando tenemos la iluminacin, como perodo histrico. Realmente las ballenas quiz son a las que hay que agradecer por la iluminacin, aunque este periodo tenga ms que ver con el cambio social o la iluminacin interior. Velozmente el queroseno reemplaz como fuente de luz, este cambio fue muy rpido ya que las lmparas no tenan que modificarse tcnicamente hablando, se poda usar la misma lmpara, bastaba reemplazar un solo componente y poderla reciclar. Este cambio del aceite de ballena al queroseno fue muy expedito(en trminos de iluminacin). Paralelamente a esto, a finales del siglo XVIII, se desarrollaron tambin los motores a disel y de gasolina lo cual aument la demanda del petrleo. Desde la perspectiva de las ballenas, se puede afirmar que, el queroseno lleg a ser su salvacin, ya que su nmero se redujo sustancialmente y se encuentra actualmente sealado como especie vulnerable. El queroseno tambin lleg a ser utilizado como combustible por los motores de los aviones y otros motores.

Simultneamente a todo esto, el transporte martimo cambia radicalmente al pasar de los barcos de vela a los barcos impulsados ​​ por mquinas, y el nuevo elemento para ello es la mquina de vapor en base a carbn. Se construyeron apresuradamente flotas comerciales y flotas militares, por supuesto, tambin lo hizo Gran Bretaa con su flota mercante y flota militar. Inglaterra era la superpotencia dominante en el mundo, dado a su gran apogeo. El petrleo an no era de mucha importancia, sino el carbn, que favoreca a este pas econmica y polticamente porque Gran Bretaa tena su propio carbn que poda explotar, no dependa de ningn pas extranjero en ese sentido. El desarrollo y el perfeccionamiento de las maquinas a vapor llegan a ser por supuesto tambin la base del avance de la infraestructura del ferrocarril. Gran Bretaa estaba feliz en ese momento como una superpotencia martima, tanto comercial como militar, tenan la mayor cantidad de carbn posible y podan operar sus buques en todo el mundo.

Por lo anterior se puede afirmar que las decisiones polticas futuras tendran un impacto real sobre la historia mundial. Al interior de la flota britnica haba algunos lderes, quienes proponan reinstalar los motores en todas las embarcaciones de la flota, de las mquinas con motor a carbn a motores a petrleo. La razn para ello, se deca, que los buques propulsados ​​ por petrleo iban ms rpido, tenan un radio de accin ms amplio, podan cargar el petrleo incluso en el mar o cerca de territorios enemigos, ya no dependera del carbn de los puertos. Segn estas opiniones haba muchos ms beneficios al usar petrleo en lugar de carbn. Pero fue criticado por aquellos que decan que Inglaterra no tena petrleo, que entonces tena que comprarlo de Medio Oriente, por ello consideraban que podan convertirse en dependientes de pases distantes que tenan petrleo. Para entonces se saba que existan pozos de petrleo en oriente medio, EEUU tena un poco, slo que an no se saba que ese petrleo se poda usar para otras cosas ms que para mecheros. Ahora, volviendo a la flota britnica y al debate sobre si comenzaban a usar petrleo en lugar de buques militares a carbn. La decisin fue tomada por Winston Churchill, quien se convirti en el comandante superior de la marina a principios de 1900, l era The First Lord of the Admiralty, como lo llamaban en ingls.

Los britnicos comenzaron a observar que Alemania se estaba tornando econmicamente fuerte y que tena tambin voluntad de expansin territorial. El imperio britnico se senta amenazado, entonces algunos pensaron que la guerra entre ellos y los alemanes podra ser algo inevitable, de ah que en algunos crculos la primera guerra no fue una sorpresa, por as decirlo. Los britnicos comenzaron a prepararse para esa eventualidad y uno de estos preparativos fue precisamente cambiar a embarcaciones a petrleo, el suministro de este elemento fue de una forma excelente, convirtindose as en un casi total poder decisivo en la Primera Guerra Mundial, pues cuando los EE. UU. se unieron a la guerra despus de unos aos tambin lo hicieron automticamente sus recursos petrolferos, a lo cual los alemanes respondieron queriendo hundir la mayor cantidad de barcos posible con sus submarinos, que comenzaron a construirse en ese periodo, como un intento de romper con la asimetra en trminos de embarcaciones a petrleo. As es como muchos, despus de la Primera Guerra Mundial, se dieron cuenta de que el petrleo era uno de los recursos estratgicos ms importantes del mundo a nivel militar, por lo tanto, todo lo que es un importante recurso estratgico militar, es tambin un importante recurso econmico. De esta manera, bsicamente, los militares estn detrs del desarrollo econmico. Esto es algo que casi se tiende a negar, borrndose de la manera progresiva de escribir la historia general, es decir, de cun increblemente importante ha sido el papel de las decisiones y estrategias militares para el desarrollo econmico. Aqu hemos simplificado y acortado muchsimo, pero aun as nos mantuvimos fieles a la historia. Esta es otra manera de contar una historia dentro de la historia universal, para explicar por qu el mundo se ve hoy como se ve y que ello tiene que ver con el papel estratgico del petrleo.

Un problema para los estados europeos era que all no tenan petrleo, excepto en Rumania y Rusia, el destino hizo que en Europa no existan los grandes campos petrolferos, al menos no el petrleo de ms alta calidad y ms accesible si se compara con el petrleo del Medio Oriente. Desde entonces prcticamente todo lo relacionado con conflictos poltico-militares en el Medio Oriente est relacionado con el petrleo, en el sentido estratgico. Despus del final de la Primera Guerra Mundial el Imperio Otomano desaparece y todo el Medio Oriente se vuelve britnico. Los britnicos fueron los primeros en sacar ventaja de la carrera petrolfera en esa regin. Hay algunos historiadores que mencionan este perodo como la primera Guerra Fra y fue sobre todo una lucha comercial y estatal por el petrleo entre los Estados Unidos y los britnicos, de la cual Gran Bretaa sali victoriosa. Posteriormente, despus de muchos ires y venires, los intereses estadounidenses terminan reposicionndose en Medio Oriente y de esta manera sientan las bases del nuevo imperio o el dominio estadounidense, as como an lo conocemos. Entonces la raz de la dominacin global americana tiene su base en este periodo. Aqu se debe mencionar una especial peculiaridad estadounidense que es particularmente interesante, a saber, que el lado britnico de la batalla por el petrleo estaba controlado por el Estado, la BP (British Petroleum) era de propiedad estatal, mientras que en el lado estadounidense el sector privado siempre fue escptico ante el Estado. Estos intereses comerciales (que no queran aliarse con el Estado o los polticos) fueron los que impulsaron su propia lucha y as lo hicieron en esta batalla por los activos petroleros. Fueron las grandes empresas petrolferas las que impulsaron todo en Oriente Medio, convirtindose de esta forma, en la prctica, en actores polticos y diplomticos, aunque slo se ocupaban de sus propios intereses comerciales porque el Gobierno de los EE. UU. no quera involucrarse en esto. Todo esto (para resumir) es un trasfondo importante de por qu los intereses petroleros comerciales de EE. UU. tienen una influencia poltica tan increble en el Estado de ese pas, sin ellos EE. UU. no habran alcanzado su posicin imperialista. Dichas empresas continan teniendo un gran influjo, suficiente saber que los recientes presidentes estadounidenses, como la familia Bush, tienen su riqueza basada en el petrleo. Aqu cabra quiz preguntarse, por qu el petrleo es tan importante? Ser porque es tan fcil de explotar, tan fcil de transportar y que contiene tanta energa? Y claro, el petrleo tiene una extrema calidad que no es fcil encontrar una alternativa para competir con l. Sin embargo, en los ltimos tiempos, la mayora de los activos petroleros de alta calidad ya han sido explotados, de ah que estn comenzando a buscar petrleo de calidad significativamente menor, como alquitrn, arena, etc., para continuar satisfaciendo la demanda mundial. La mayora del petrleo de alta calidad se encuentra en el Medio Oriente y Venezuela.

Otra cosa que es bueno saber para entender mejor las oportunidades polticas. La extraccin de petrleo a menudo se lleva a cabo en lugares inaccesibles, muy aislados de las ciudades y las personas, estn fuertemente vigilados, slo se les ve en la distancia como islas iluminadas en el desierto. Las lneas de bombeo, por ejemplo, que van desde Irak al Mediterrneo, bsicamente atraviesan tierras baldas durante todo el trayecto. Lo mismo ocurre con los puertos y las refineras que a menudo estn aisladas, que necesitan de muy poco personal a diferencia de la explotacin del carbn, donde la minera requiere mucha mano de obra. Todo lo que tiene que ver con la extraccin del carbn y su transporte es muy intensivo en mano de obra, por ello no es coincidencia que los sindicatos del carbn hayan tenido una gran influencia poltica en pases donde se explotaba, no menos importante en el Reino Unido. Todo el aparato y la logstica alrededor del petrleo tiene un carcter fsico completamente diferente, lo que no lo hace polticamente vulnerable, por lo que la economa petrolera es polticamente inaccesible para las fuerzas democrticas en comparacin con la economa del carbn. En este contexto se puede decir que tantas acciones polticas continan sin suerte, se puede argumentar, demostrar, agitar infinitamente en su contra, pero no pasa nada.

La verdadera circulacin sangunea (tubos de bombeo) no se ve, est oculta, piensa con la frecuencia con que ves esta infraestructura al caminar por ejemplo en una ciudad, viajando en automvil o tren, no es visible! Apenas se puede divisar algn carro cisterna o estacin de servicio. Este componente econmicopoltico central y su aparato que lo rodea estn ocultos no solo fsicamente. Y esto deja mucho que pensara propsito de que las fuerzas democrticas puedan afectar directamente a varios tipos de energa como el carbn o el petrleo a travs de medidas activas. Esto no deja de ser relevante en tiempos de crisis climtica en las que el petrleo tiene un papel importante como probablemente todos ya saben a estas alturas y que es considerado uno de los problemas polticos ms grandes, si no el ms importante de nuestro tiempo. Cmo vamos a enfrentar la crisis climtica? Muy poco se trata de pensar en discutir o escribir libros sobre la infraestructura del petrleo en relacin con la discusin sobre la crisis climtica, sin embargo, las discusiones tratan sobre otras cosas, solo de cosas perifricas como el consumo, que es en el fondo el final de la infraestructura. Arremeter contra esto es como atacar a los sntomas de algo en vez de embestir a las races del problema. En cualquier caso es bastante sorprendente cmo la estructura real detrs de lo que es una parte importante de las causas de la crisis climtica no tiene lugar en los debates climticos, excepto cuando se reclaman como negadores de la crisis climtica en los Estados Unidos, que son financiados por las compaas petroleras, lo cual es una verdad y, que por lo tanto, van alineados con intereses polticos. De esta manera, emergen los magnates del petrleo, pero, y el aparato en s, que es ms concreto que el dixido de carbono?...

Histricamente la modernidad ha necesitado enormes cantidades de energa, en eso se resume la modernidad, de repente la civilizacin tuvo acceso a una fuente de energa que es tan poderosa y a la que se puede acceder en todo el mundo, que pareca haber en cantidades infinitas y puede usarse para tantas cosas diferentes, desde una pequea lmpara de queroseno hasta la propulsin de aviones y la fabricacin de plsticos que provienen del petrleo (al menos el ms barato proviene de esa fuente). El plstico es un material mgico que se puede usar para la mayora de las cosas, lstima que todo esto tenga un precio. Qu alegra debi sentir la gente a principios del siglo XIX, todo lo que la gente haba soado durante cientos de aos para poder moverse, calentarse, estar hartos. El viejo castigo cuando Adn y Eva fueron expulsados del edn(la existencia del paraso ha terminado, ahora tienen que luchar para sobrevivir), de repente se aboli gracias al petrleo, entre otras cosas. Todo esto har que la prxima crisis climtica sea tan traumtica, un poco como cuando termina una gran fiesta. Todo lo que se asoci con el crecimiento econmico, qu decepcin! A pesar de esto, la humanidad debe comenzar nuevamente a discutir cmo poder construir un mundo nuevo, y cmo lo queremos? Que al final, la vieja ilusin ha terminado, que no fue sustentable.

Qu significan la crisis climtica y la destruccin del ecosistema? Significan que estamos sometidos directamente, literalmente hablando, cada vez ms a las consecuencias desigualmente distribuidas por todo el mundo. Todo esto desde una perspectiva puramente mitolgica, qu es? Construimos nuestra torre de babel demasiado alto o cavamos demasiado profundo, como mencionamos al principio? Hicimos lo prohibido, hemos violado a la madre tierra de una manera que realmente no entendemos. Existen muchos mitos que a menudo tratan sobre la soberbia del ser humano. La idea cartesiana de que estamos desconectados de la naturaleza y tambin la idea de invulnerabilidad, inmortalidad, aunque en los mitos el hombre vuelve a caer al suelo reconociendo su limitacin pero tambin su lugar dentro del todo, s, tenemos un lugar, pero ese lugar no es para ser superexplotado. Podemos establecer de una manera crptica lo peligroso que fue penetrar en la tierra, de manera civilizada hemos bombeado mucha maloliente grasa subterrnea que despus deusada ha terminado subiendo a la atmosfera.

 Todos los que entris aqu dejad vuestras esperanzas a las puertas del Infierno (Dante)

He sentido una y otra vez una especie de sensacin diablica a lo largo de toda esta historia. Cmo, por ejemplo, la iluminacin de ciudades enteras signific casi la desaparicin de una especie de ballenas. Las consideraciones tcticas o estrategias puramente militares hacen del petrleo un recurso energtico completamente dominante y que estas tienen un montn de consecuencias civiles que podemos constatar. Todas las riquezas de la sociedad moderna, las comodidades y las oportunidades de ocio tienen la misma base y esa base, vista desde una perspectiva macro, es militar. La quema del petrleo que provoc el mayor cambio climtico en muchos millones de aos en la historia de la tierra fue tan rpida que, incluso se comienza ha hablar de una nueva era biolgica causada por esto, por lo que no es extrao sentir que hay algo diablico en esto. Amitav Ghosh [2] dice que: la resistencia al calentamiento global a ser expresado artsticamente comienza en las profundidades subterrneas, piensa en las palabras asociadas con ello que hay all, nafta, el pitn, el petrleo. Ningn poeta puede hacer que estas palabras sean hermosas, piensa en la substancia misma del carbn y el holln que produce y el aumento vertiginoso, maloliente y repugnante para todos los sentidos". Aqu se observan sin duda las asociaciones ocultas, mticas que tal formulacin provoca y est tan especficamente asociado con esta substancia que es tan importante y totalmente central.

Otra asociacin acompaada a esto tiene una forma casi alucinante de hacer visible lo que (el autor de arriba no ve) piensa que no existe. Es un libro extrao: Ciclonopedia [3] , escrito por un filsofo iran, Reza Negarestani, que escribe de una manera extraa, fascinante y al mismo tiempo es profundo, analtico, oculto, alucinatorio, conglomerado mstico de extraas compilaciones, en este libro escribe: El viaje al inframundo comienza en pozos de petrleo pudrindose al sol y siguiendo el venoso camino de sus oleoductos desemboca en el desierto, all donde el monotesmo se encuentra con la tierra y sus oscuros sueos de un futuro en el que por fin sta podr rebelarse contra el sol. Y esto lo representa a travs de una rica gama de demonologa babilnica, unida por una gran cantidad de anlisis poltico-filosfico. El slo hecho de escribir esto: el petrleo es la corriente subterrnea de todas las historias! Es posible contar algo, pensar algo, imaginar algo que excluya al petrleo hoy? O estamos atrapados en esta insurreccin telrica, en las corrientes subterrneas y las regiones inferiores distorsionadas de la tierra que hemos bombeado y propagado en la atmsfera?

Para las viejas historias el inframundo es el inframundo y tiene que existir, no podemos eliminarlo, incluso se puede ir al inframundo, a veces algunos terminan all y luego tienen que salir, otros tienen que atravesarlo. Se dice que vivimos en un mundo faustiano, que el hombre ha hecho un acuerdo con los poderes de la oscuridad. Este es el mito de Fausto, que nos dice cosas muy inesperadas sobre el desarrollo tecnolgico de hoy. La figura de Fausto es una de las estampas mitolgicas realmente centrales en Occidente, a menudo utilizada como una especie de cdigo para resumir la liberacin del hombre y su rebelin contra las tradiciones. Tampoco estamos lejos de los pensamientos del controvertido filsofo Friedrich Nietzsche sobre la oscuridad y la luz inherentes al hombre. En este contexto se convierte en un profeta que advierte de la gran catstrofe que siempre ocurre cuando creemos que la construccin de una comunidad sobria, racional y sensata puede protegernos de las fuerzas oscuras dentro de nosotros. Piensen en Orfeo que debe sumergirse en el subsuelo para recuperar a su amada. El inframundo es el inframundo y uno podra decir simblicamente lo que quiere sobre l, tambin se puede convertirlo en una imagen psicolgica del hombre. Luego tenemos el mundo ordinario y, finalmente, el cielo, al menos segn las historias cristianas, uno es llevado al reino celestial y as es a menudo en las historias, muchos quieren elevarse hacia el sol, hacia la luz, hacia el cielo.

Pero qu es realmente el petrleo? Se bombea a la superficie, seusa, y dnde termina?... Se eleva hacia el cielo, primero cremos que no era un problema, que era solo dixido de carbono, que no era tan txico, y continuamos cada vez ms y al final el cielo tiene las mismas substancias que el subsuelo. Eso es lo mitolgico! El inframundo es el inframundo, pero cuando el inframundo se libera se gasifica y termina en el cielo como un gigante hongo sobre nuestras cabezas, es cuando comenzamos a tener problemas. Es como si hubiera fuerzas diferentes, el poder celestial, el poder del espritu, la contrafuerza subterrnea y el mundo en la superficie, el eje intermedio, que debe encontrar algn tipo de equilibrio entre estas fuerzas, lo que significa que el poder espiritual debe ser considerado, de lo contrario se vuelve demasiado destructivo si la otra fuerza es respetada y el otro contrapoder se est extendiendo literalmente en la atmsfera, adems de estar en todos nuestros sentidos y nuestra psiquis de diferentes maneras. Es casi extrao lo bien que estas figuras mitolgicas corresponden a los acontecimientos reales sin tener que buscarlos. En cualquier caso es obvio cuando miramos nuestro alrededor hoy en da que, la imaginacin, el poder del espritu y el poder de soar no tienen el curso alto como nos gustara.

Toda esta "espiritualidad" tiene una dimensin concreta en el tiempo, ya que nuestra visin en relieve dualista cartesiano est aprendiendo a ver que existe conexin. Adems, si pensamos ecolgicamente, el ecosistema y la ecologa no son teoras abstractas, la ecologa es algo que ocurre en cada respiracin que tomas. Somos parte de la misma ecologa como todo con lo que estamos en contacto, con lo que nos rodea, con los seres vivos y toda la naturaleza. No como cualquier tipo de componentes del sistema, sino como correspiradores reales en general. Cuando respiras eres parte de la ecologa, exhalas el oxgeno y liberas dixido de carbono, cuando comes insumes algo del medio ambiente, cuando defecas devuelves un poco al medioambiente, por lo que todo pasa a travs de nosotros constantemente. Es importante nunca olvidar el hecho de que nosotros, literalmente hablando, somos la ecologa! El medioambiente no es slo all donde conduces el automvil en la ciudad, la ecologa no comienza all, la ecologa est aqu donde t ests ahora! Es por eso por lo que estamos casi psicticamente acostumbrados a desentender esto, por eso que nos cuesta tanto pensar incluso en un hbito diferente cuando se trata del cambio climtico, o la dependencia del petrleo. Tratamos a todo como si fuera algo que est afuera, lejos de nosotros. 

Notas:

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Physeter_macrocephalus

[2] Amitav Ghosh: The great derangement: Climate Change and the Unthinkable. 2016

[3] Reza Negarestani: Cyclonopedia: Complicity with Anonimous Materials. 2008


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter