Portada :: frica :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2006

De hroes

Eduardo Celades
Rebelin


Hroe: 1.m Varn ilustre y famoso por sus hazaas 2.m Hombre que lleva a cabo un accin heroica

El da 3 de febrero se celebr en Mozambique el da de los hroes. Se conmemora la muerte, a principios de los aos 70, del fundador del partido que llev al pas a la independencia de la potencia colonial, Portugal, en 1975. Eduardo Mondlane, carismtico lder del FRELIMO (Frente para la Liberacin de Mozambique) muri asesinado por una carta-bomba en su exilio en Dar-es-Salam, probablemente mandada por los Servicios Secretos portugueses de la poca. Eduardo Mondlane est considerado en el pas, obviamente, un hroe.

En los ltimos meses, en contexto de los preparativos de esta celebracin, se abri en Mozambique un debate, cuando menos, interesante (desde el punto de vista prctico, sin duda, totalmente estril). El parlamento pretende hacer una lista de hroes nacionales, siguiendo una serie de criterios objetivos, transparentes, e, incluso, consensuados. El FRELIMO, ex-comunista, que mantiene el poder desde la Independencia, lidera esta iniciativa. La RENAMO (Resistencia Nacional de Mozambique), antigua guerrilla financiada por el rgimen del Aparheid sudafricano, eterna opositora, se opone (obviamente).

Se pretende que un hroe haya realizado actos singulares, mprobos, heroicos (obviamente, de nuevo). Que est muerto. Que haya consenso. Luego se vota, se aprueba, se ratifica, se apostilla, se publica en el Boletn Oficial yya est! Otro hroe!

Qu se dice en la calle? Qu opina el pueblo? Qu se comenta en las barracas de la iniciativa gubernamental, a parte (obviamente), de que se trata de una estupidez? Pues, la ya gigantesca obviedad de que hroes somos todos. Y esto, efectivamente, s que no presenta dudas. En el dcimo pas ms pobre del mundo, con hambrunas crnicas, sequas e inundaciones peridicas, sin riquezas naturales, que ha vivido ms de 30 aos de guerras consecutivas, con una prevalencia de VIH de casi el 20% (una de cada 5 personas), s, sobrevivir en Mozambique implica, por necesidad, ser un hroe.

Antonio lo era. Antonio viva en Mozambique. Antonio no trabajaba. Antonio tena SIDA. Antonio perdi su casa en las inundaciones del 2000. Antonio pasaba hambre (haca dos semanas me haba pedido comida). Y viva slo (su mujer, tambin seropositiva, y sus hijos, le haban abandonado). Y no tena acceso al tratamiento para el SIDA. Y no tena nada. El viernes 3 de febrero, el da de los hroes, enferm. Al parecer, cuentan sus amigos, comenz a beber por la tarde alcohol, en cantidades importantes, no sabemos por qu. Su debilitado cuerpo no aguant. El sbado agonizaba, no tena transporte para acudir a ningn hospital. Se recuper un poco, lo suficiente para conseguir un poco ms de alcohol. Por la tarde falleci.

No sabemos que pas por la mente de Antonio para abandonar su vida. Dej algunos escritos para sus familiares, tambin para el grupo de voluntarios que le ayudaba . No s de lo que hablaban, quizs de su vida, sin esperanza, sin futuro, sin tratamiento. Quizs ya estaba en paz consigo mismo. Quizs no poda con tanta mierda. Sus amigos dicen que le entr un espritu.

Yo digo, apenas, que s, que Antonio es un hroe. Que realiz actos mprobos, y singulares, y heroicos, y que hay consenso, Antonio tena SIDA en Mozambique. Antonio es, entonces, por definicin, un hroe, diga lo que diga el Parlamento, o el Diccionario.

Y escribo, es verdad, desde la rabia, la rabia que provoca la impotencia, y desde la frustracin que escapa de lo inesperado. Y es as porque ayer fue Antonio, hroe annimo, pero maana ser Eva, o Aida, o cualquier otro, hasta casi las 200.000 personas que necesitan tratamiento urgente para el VIH en Mozambique, y no tienen acceso a l. Porque Mozambique no necesita ms hroes, ni ms debates de colegio en el Parlamento. Mozambique necesita antirretrovirales, y mdicos, y alimentos, y polticas de desarrollo, y menos olvido y abandono, y menos muertes evitables, y menos hroes muertos.

Lo que necesita Mozambique, en fin, es el derecho a vivir. Para Antonio, Descanse en Paz.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter