Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-02-2006

Cmo reconstituir la Ley de Imprenta

Wilson Garca Mrida
Servicio Informativo Datos & Anlisis


Algunos parlamentarios que dicen representar a los periodistas bolivianos ante el Poder Legislativo, han puesto en su agenda una posible reforma de aquella vieja Ley que regula la tica informativa. El debate debe ir ms a fondo y llegar hasta la Asamblea Constituyente.

Excluir el debate de la Ley de Imprenta en la prxima Asamblea Constituyente significara no solamente una grave omisin histrica sino tambin una irresponsabilidad poltica que no tendra atenuantes, pues si esta Ley no es discutida en el escenario constituyente, la futura Constitucin Poltica del Estado con que se intenta disear la nueva Bolivia adolecera de una debilidad estructural irremediable. Sin temas como la Ley de Imprenta en su agenda, la Asamblea Constituyente que se anuncia no pasar de ser una frvola maniobra de quienes propugnan cambios slo en el discurso.

En ese marco, no se puede soslayar el derecho a la libre informacin y al respeto de los ciudadanos a ser informados sin que se vulneren sus derechos de privacidad, principios constitucionales bsicos que estn presentes en la Ley de Imprenta y garantizados a travs de mecanismos comunitarios tan avanzados como los Jurados de Imprenta que tienen existencia formal en el pas desde 1861, y que sin embargo, desde la Ley que los consagr en 1925, afrontaron serias dificultades institucionales para tener plena aplicacin durante 81 aos de un sistema republicano dbil y anmalo.

Preservar el espritu y modernizar la letra


Es imprescindible garantizar, en el nuevo ciclo estatal, la preservacin de los principios democrticos y del espritu libertario que dan validez plena a esa vieja y benemrita Ley; pero al mismo tiempo resulta insoslayable la necesidad de modernizar sus alcances procedimentales, considerando que esta ley fundamental de la tica periodstica est restringida al periodismo impreso que era el dominante hasta los aos veinte del siglo pasado; y no se le dio oportunidad constitucional, en el tiempo histrico transcurrido, para regir sobre los nuevos medios de comunicacin y de informacin que irrumpieron con sucesivas revoluciones tecnolgicas como la radio en la dcada de los treinta, el cine en los aos cuarenta, la TV en los sesenta y la internet en los noventa.

As pues, preservando el espritu y modernizando la letra de la Ley de Imprenta, para lo cual debern ampliarse sus alcances a travs de un Cdigo de Informacin y Periodismo a ser consagrado por la futura Constitucin Poltica del Estado, finalmente se dar aplicabilidad a una Ley que fue constantemente estigmatizada como inaplicable por gobernantes autoritarios y polticos corruptos que han dominado en el pas durante los ltimos 81 aos en que la Ley del 19 de enero de 1925 tuvo una vigencia ms simblica que real.

Por tanto, esta propuesta para la Reconstitucin de la Ley de Imprenta en la agenda de una Asamblea Constituyente que, se supone, definir las normas de convivencia en la Bolivia del siglo XXI, abarca los siguientes mbitos de fondo y forma:
1).- Preservar el espritu de la Ley, es decir mantener los principios liberales y democrticos de la misma, incorporando estos principios, de manera taxativa y estructural, en el conjunto del ordenamiento jurdico del pas mediante mecanismos de reciprocidad y concordancia de la actual Ley de Imprenta respecto a otras jurisdicciones conexas como, por ejemplo, el Cdigo Penal, la Ley Orgnica de Municipalidades, el Estatuto del Funcionario Pblico, la Ley de Partidos Polticos, la Ley Safco y la futura Ley de Investigacin de Fortunas.

2).- Modernizar la letra de la Ley, es decir ampliar su mbito de aplicabilidad ms all del periodismo escrito, hacindola procedente para medios de comunicacin audiovisual y electrnica a travs de un Cdigo de Informacin y Periodismo que contemple los siguientes tres regmenes claramente definidos:
a).- Rgimen de Imprenta
b).- Rgimen Audiovisual
c).- Rgimen On Line

El primer rgimen abarcara el campo tradicional del periodismo escrito, el segundo normara las actividades de la prensa televisiva y el tercero prevera situaciones emergentes del periodismo electrnico que se difunde mediante ondas radiales y la red internet.

Reconstitucin de la Ley de Imprenta

Formulamos el concepto de reconstitucin en un sentido estrictamente histrico, tomando en cuenta que la Ley de Imprenta es un instrumento que naci junto con el Estado boliviano y form parte de la primera Constitucin Poltica del Estado tras la fundacin de la Repblica, transformndose de primigenias tipificaciones y articulados de ndole penalista, hasta convertirse en una ley especial que se nutre de los derechos Penal y Constitucional. Se trata ahora de reconstituir una institucin jurdica que sufri avances y retrocesos articulndose con las profundas crisis de legalidad que hoy pretendemos superar mediante la prxima Constituyente.

Los primeros asomos de lo que sera la Ley de Imprenta estn presentes en la Constitucin Vitalicia redactada por el libertador Bolvar (al cual Carlos Marx llam el Cdigo Boliviano) y promulgada por el presidente Sucre en 1826. El artculo 150 de dicha Constitucin estipulaba lo siguiente: Todos pueden comunicar sus pensamientos de palabra o por escrito y publicarlos por medio de la imprenta, sin previa censura: pero bajo la responsabilidad que la ley determina. Esta primera Constitucin de la Repblica abra las dos vertientes que confluiran en la futura Ley de Imprenta: la vertiente constitucional que reconoce el derecho a la libre expresin de ideas y pensamientos sin previa censura, y la vertiente penal que protege a los ciudadanos de los excesos de la prensa bajo la responsabilidad que la ley determina.

Desde entonces esta institucin jurdica fue objeto de los vaivenes en la poltica boliviana que oscilaba entre el liberalismo democrtico o el conservadurismo autoritario. En ese pndulo conflictivo surgieron los Jurados de Imprenta, durante la Convencin Nacional de 1861, y a pesar de que dichos jurados se consagraron mediante ley en 1925, en los 81 aos siguientes su aplicabilidad se hizo inviable como inviable fue el Estado mismo.

Entre la modernidad y un olvido secular


En el siglo XX, los cdigos Penal y Civil y la propia Constitucin fueron varias veces modificados y reformados, sin desaparecer, ajustndose las necesidades concretas de cada coyuntura histrica; pero la institucin de la Ley de Imprenta no tuvo esa suerte, se estanc en 1925 sufriendo una desactualizacin en su forma aunque permanece vigorosa y sabia en su espritu.

Primero la Guerra del Chaco y los sucesivos gobiernos militares que emergieron de aquel conflicto blico, luego la Revolucin de 1952 con su secuela de dictaduras partidarias y castrenses, y finalmente el neoliberalismo autoritario con su arraigada cultura de corrupcin, condenaron a la Ley de Imprenta a un deliberado olvido y marginacin de las voluntades polticas que impidieron que esta importante Ley se modernice y se enriquezca con el advenimiento de la radiofona, la televisin y el internet como nuevos medios de expresin e informacin, adems de la imprenta.

Para las generaciones de polticos que emergieron con la revolucin del 52 enriquecindose en el Poder, no fue necesario abolir la Ley de Imprenta. Fue suficiente la liquidacin de la democracia municipal, que es la fuente constitutiva de los Jurados de Imprenta. A partir de 1951 los concejos municipales dejaron de funcionar durante ms de 35 aos, confinando a la Ley de Imprenta a un estancamiento formal que a los regmenes neoliberales no les interes superar.

La prxima Asamblea Constituyente, que se supone profundizar la democracia fortaleciendo las instituciones jurdicas y ciudadanas, tendra que asumir la impostergable tarea de actualizar la letra de la Ley de Imprenta ponindola a altura del siglo XXI, sin daar su espritu libertario y articulndola de mejor manera con el conjunto de la economa jurdica a ser transformada constitucionalmente.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter