Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-02-2006

El gobierno cambnia las especificaciones de la licitacin
La empresa que explote el Mutn tendr que construir una planta siderrgica y usar solo gas natural

Bolpress


La privatizacin de las reservas de hierro del Mutn fue postergada por el ex presidente Eduardo Rodrguez hasta el 21 de febrero de este ao obligado por las mltiples crticas a la licitacin del yacimiento formuladas por organizaciones de la sociedad civil y expertos independientes. El gobierno actual decidi modificar el pliego de condiciones y obligar a la empresa a industrializar el yacimiento utilizando exclusivamente gas y no carbn vegetal. Entre otras deficiencias, la anterior normativa de la concesin permita al inversionista deforestar El Pantanal; se amparaba en el pro empresarial Cdigo Minero Snchez de Lozada y, sobretodo, no garantizaba la industrializacin de los yacimientos de hierro.

El proyecto del Mutn tiene que asegurar el establecimiento de una siderrgica para no exportar materia primera sino buscar la industria de la acera; el gobierno ha tomado la decisin de no ser parte del deterioro y depredacin del medioambiente de Santa Cruz y por ello exige que el inversionista utilice exclusivamente el gas como energa y deseche el carbn, declar el ministro de Planificacin Carlos Villegas.

El 22 de septiembre de 2005 el Ministerio de Desarrollo Econmico convoc a licitacin pblica nacional e internacional (MDE/ARPC/LIC 01/2005) para la participacin privada en la exploracin, explotacin, industrializacin, transporte y comercializacin de recursos minerales de las reas Mutn I, Mutn II, San Miguel y San Tadeo, este ltimo yacimiento de caliza ubicado al oeste de Mutn II.

En los 60 kilmetros de rea mineralizada ubicada en la fronteriza provincia Germn Busch al este del departamento de Santa Cruz, existen reservas calculadas de 10 mil millones de toneladas de manganeso y 40 mil millones de toneladas de hierro de una ley de 51-52%, inferior al 61% del macizo de Urucm, yacimiento gemelo en Brasil. El valor bruto de produccin asciende a 100 millones de dlares por ao, calcula el Comit de Defensa del Patrimonio Nacional (Codepanal).

Compiten por adjudicarse el Proyecto Siderrgico del Mutn que implica la industrializacin del hierro y del gas y la construccin de infraestructura de energa y transporte la britnico-holandesa Mittal Steel Group, la brasilea EBX Siderrgica Bolivia, el consorcio argentino Techint-Siderar, la chilena Luneng Shandong y la india Jindall Still and Power. Empresas de China y Corea tambin estn interesadas.

Las observaciones

El Codepanal y el Foro Boliviano de Medio Ambiente (Fobomade) encontraron graves irregularidades e ilegalidades en la licitacin que implican prdidas para el Estado. Para empezar, la concesin vulneraba la Constitucin Poltica del Estado al entregar a extranjeros recursos estratgicos ubicados en la frontera del pas.

Se propone explotar los yacimientos del Mutn de la misma manera en la que se explota el gas o el petrleo, es decir a travs de contratos de riesgo compartido con una empresa privada. Comibol no es la ejecutora directa del proyecto, sino la novsima Empresa Siderrgica del Mutn (ESM) que necesariamente debe asociarse a un privado para explotar el yacimiento. [1] En la empresa mixta a conformarse, el inversionista tendra participacin mayoritaria en el Directorio, (tres de cinco directores) mientras que la ESM tendra dos representantes.

Por otro lado, la licitacin se reglamenta con el actual Cdigo Minero diseado por el ex presidente y magnate minero Gonzalo Snchez de Lozada, que concede amplios privilegios a las empresas privadas. El diputado electo del MAS Isaac Avalos, despus de evaluar las concesiones de oro Don Mario y Puquio (ambas a Comsur de Snchez de Lozada) confirm que los porcentajes de las regalas para el Estado seran de 1.5%, muy por debajo del 35% que pagaba el sector minero hasta 1997, ao en el que el ex presidente modific el Cdigo Minero. Si nosotros licitamos con estas normas regalaramos nuestros recursos, para nosotros no quedar nada.... El legislador propone revisar el Cdigo Minero antes de ejecutar la licitacin y subir las regalas al menos hasta el 40%. [2] El Codepanal opina que en la licitacin de El Mutn se comete el mismo error que con el gas y el petrleo, ya que los beneficios para el Estado seran de apenas 3% de todo el millonario de negocio del hierro.

El Fobomade observa adems que la licitacin casi regala los yacimientos de manganeso asociados al hierro en el Mutn, elemento imprescindible en la fabricacin de aceros especiales, cuyo valor triplica al del mineral de hierro, repitiendo la entrega de reservas sin contabilizar, como ocurri en la capitalizacin de YPFB.

Lo peor de todo es que las bases de la licitacin carecen de una estrategia tcnica definida para el proceso productivo, es decir que no garantizan la industrializacin de los yacimientos. Al ingeniero cruceo Sergio Justiniano experto en siderurgia le llama la atencin que, segn las condiciones de la licitacin, el Estado boliviano sea socio de la empresa solo en la fase minera del proceso (trituracin, concentracin y secado del mineral); y no en la industrializacin, es decir en la produccin de acero.

Plantitas de arrabio o polos siderrgicos?

En el modelo de Contrato de Riego Compartido propuesto se obliga a la concesionaria a construir a partir del segundo ao una Planta Reductora de Hierro con una produccin mnima de 1.5 millones de toneladas mtricas por ao, utilizando materia prima de los depsitos de mineral de hierro del Mutn. La empresa debe iniciar la produccin, mximo, a partir del quinto ao y producir al menos 1,5 millones de toneladas a partir del sexto ao.

Las empresas habran comentado que el proyecto no sera factible si se les exige instalar una planta siderrgica y la construccin de infraestructura caminera hasta Puerto Busch para exportar el mineral industrializado. A las compaas les interesa exportar slo arrabio o hierro esponja, especialmente a la favorita para ganar la licitacin, que tiene pensado invertir 3.200 millones de dlares en un polo siderrgico en Corumb aprovechando las reservas del Urucum. [3]

EBX, del multimillonario brasilero Eike Batista y parte del Grupo MPX, ya est construyendo su industria al otro lado de la frontera con ayuda de la multinacional Ro Tinto Zinc y del Banco Mundial. Cuenta ya con vas de exportacin y comercio hacia siderrgicas en Argentina. Si esto es as, por qu su inters en El Mutn? El polo siderrgico en Corumb, al frente de Puerto Surez, utilizara mineral de hierro del yacimiento brasileo y aprovechara la cercana del gas natural boliviano. Sin embargo, para que el proyecto sea viable, necesita que Bolivia le rebaje el precio de gas de 2,13 dlares el millar de BTU a 1,50 o un dlar. [4]

Una de las estrategias de EBX para concretar sus planes es ganar la licitacin del Mutn, proveerse del gas barato para actividades bsicas del proceso en Bolivia, mientras que el proceso verdaderamente incorporador de valor agregado lo realiza en Corumb. EBX ha conformado el consorcio TermoPantanal en asociacin con la Empresa inglesa Ro Tinto, la Compaa estatal Vale do Rio Doce y la Belga Minera para la construccin de plantas termoelctricas en Corumb y Puerto Surez que cubran la demanda energtica de la frontera y del planeado Polo Minero Siderrgico de Corumb. Ha invitado a la Cooperativa Rural de Electricidad (CRE) para ganar apoyo boliviano. [5]

La CRE se ha convertido en una de las principales impulsoras de la licitacin del Mutn. Se inform que el Ministro de Desarrollo Econmico del gobierno de Carlos Mesa, Walter Kreidler, era parte del directorio de la CRE, as como el ministro actual, lo que devela un grave conflicto de intereses, comenta el Fobomade.

La TermoPantanal planifica funcionar con gas boliviano proveniente de la Estacin del Mutun. Petrobrs ya ha construido un ducto desde la Estacin Mutn hasta Corumb y espera concretar las negociaciones del precio con el gobierno boliviano desde hace uo. Con ello queda claro el inters fundamental de la empresa Ro Tinto y sus socios es obtener gas boliviano a precio reducido, no del ducto principal, sino de la Estacin de Mutn, para lo cul se han asegurado una presin adecuada para un acuerdo con el gobierno a travs del Banco Mundial.

En conclusin, el yacimiento boliviano, en lugar de ser competidor del Brasil, se convertira en su subsidiaria; el arrabio producido en Bolivia sera un insumo para las aceras brasileras de la serrana de El Urucum.

El plan arranc, y sin permiso

Informes de prensa dan cuenta de que la empresa de Construcciones Petroleras Bolinter est instalando una planta de arrabio para la sociedad EBX-Grupo Tumpar en Puerto Surez. Esta planta funcionar en base a carbn vegetal, lo que implica la deforestacin del Pantanal boliviano, sin haber obtenido licencia ambiental.

El grupo Tumbar, de la familia Monasterios de Santa Cruz, vinculado al multimillonario Batista, ya haba logrado un permiso para avanzar en la explotacin. Tena comprometido el respaldo de cuatro de los siete integrantes del comit de adjudicacin del proyecto. El Grupo Tumpar es propietario de Zoframaq.

En conclusin, la Licitacin del Mutun y la adjudicacin que lograse alguna de las empresas o consorcios, probablemente tenga como fin nico la adjudicacin de reservas importantes de mineral, pero por sobretodo, servir de puente para acceder a un Acuerdo de Provisin de Gas barato de Bolivia, subvencionando el proyecto del Polo Minero Siderrgico de Corumb.

El proceso de Licitacin iniciado en el gobierno de Carlos Mesa est marcado por graves conflictos de intereses, contradicciones legales y  contravenciones a la Constitucin, respondiendo ms a las particularidades de las empresas que participan de la Licitacin que a intereses nacionales.

Segn el Fobocamde, la Licitacin del Mutn debera continuar solo cuando el pas cuente con una Poltica de Minera y una Estrategia Geopoltica para la Explotacin de Recursos de Frontera. El gobierno de Evo Morales todava no ha cumplido con estos requisitos, pero de inicio ha modificado las condiciones de la licitacin.

Los comits cvicos de Santa Cruz y Puerto Surez, al parecer, han cambiado de posicin. En un principio exigan sospechosamente continuar con la licitacin sin modificar una coma, pero ahora reconocen que el proyecto no es del todo favorable para Bolivia y aceptan los cambios propuestos por el Ejecutivo.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter