Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-02-2006

La libreta de racionamiento en Cuba
Garanta de la seguridad alimentaria

Istvn Ojeda Bello
Rebelin


El testigo estrella de las campaas contra la Revolucin Cubana es la libreta de racionamiento. Segn los cdigos de la sociedad occidental-liberal burguesa, todo lo que signifique normar la vida de los ciudadanos , se interpreta como un atentado a las libertades individuales: una dictadura, o por lo menos una evocacin a los aos del racionamiento alimentario en Estados Unidos y Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Para evitar la desnutricin
Irnicamente el pas que supuestamente limita la libertad de sus ciudadanos es el nico de Amrica Latina donde no existe desnutricin. Una afirmacin semejante no vino de las autoridades cubanas, sino de la representante en la isla del Programa Mundial de Alimentacin, (PMA).

Myrta Kaulard asegur a la prensa que solo el dos por ciento de los infantes cubanos menores de cinco aos tiene algn dficit nutricional, y es debido mayormente a malos hbitos alimentarios.

Lo que ante un estadounidense comn se presenta como una agresin a su libre albedro, para los cubanos realmente es sinnimo de seguridad. Porque independientemente de sus ingresos, o si le envan o no remesas del exterior, cada mes, las familias cubanas adquieren una cantidad de productos alimenticios y de higiene personal subsidiados por el Estado, a precios en moneda nacional muy inferiores a la inversin que se realiza para producirlos.

En Las Tunas el hogar de Teresa Jardines y Luis Jimnez, compuesto adems por la hija de ambos y la madre de Teresa, por ejemplo, durante el ao 2005 dispuso cada mes de 9,04 kilogramos de arroz e igual cantidad de azcar. Aun cuando los precios del petrleo siguieron subiendo, esa misma familia cada 30 das dispuso de 1,28 kilogramos de sal, 2,32 kilogramos de granos y 0,88 kilogramos de aceite.

Con el recrudecimiento del asedio estadounidense a Cuba en mayo del 2004, la familia Jimnez-Jardines recibe con menos frecuencia que antes, las remesas que enva el hermano de Teresa desde Estados Unidos. Al mismo tiempo en un ao la economa cubana dej de ingresar entre 93 y 104 millones de dlares en la esfera del turismo, no obstante la familiar tunera que he tomado como referencia tampoco dej de recibir, mensualmente: 24 huevos y 448 gramos de caf.

Entre mayo del 2004 y abril del 2005 Cuba perdi tres mil 983,3 millones de dlares por el costo de los fletes y de uso de intermediarios para adquirir alimentos como resultado de las presiones de Washington para impedir las ventas al pas. Sin embargo en ese mismo perodo el domicilio de los dos profesores tuneros, adquiri cada semana en la red normada cantidades variables de pollo, pescado, jamn y picadillo de carne mezclado con soya.

El costo de todo ese suministro mensual de alimentos est por debajo de los dos dlares (al cambio de 25 pesos por dlar vigente en las Casas de Cambio, CADECA).

Un asunto de equidad

Segn los clculos hechos por la Organizacin de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacin (FAO) el mundo produce suficiente alimentos para todos. La agricultura mundial produce el 17 por ciento ms de las caloras per cpita que hace 30 aos, a pesar de que en ese mismo lapso la poblacin global ha crecido en el 70 por ciento.

La FAO ha establecido que el lmite mnimo nutricional de una persona se encuentra en dos mil 720 kilocaloras (kcal) per cpita diarias. Sin embargo, la propia organizacin advierte que el principal problema es que muchas personas en el mundo no tienen suficiente tierra para cultivar o ingresos para adquirir los alimentos.

Para combatir ese problema es que an existe en Cuba la libreta de racionamiento. Directamente los alimentos adquiridos por la libreta como popularmente se conoce, garantizan mil 233.2 kcal per cpita, o sea alrededor del 53 por ciento de las recomendaciones nutricionales. Sin embargo el consumo social alimentario en Cuba (que es el obtenido por la poblacin gratuitamente o a precios muy bajos en crculos infantiles, hospitales, comedores escolares y obreros) fue en el 2005, de 3 mil 305 kilocaloras y 85,5 gramos de protenas per capita diarias, superior a las normas establecidas por la FAO.

Se acaba la libreta?

Para asombro de muchos en el mundo, el principal enemigo de la libreta de racionamiento en Cuba es el mismo presidente Fidel Castro. En varias de sus intervenciones ms recientes, el mandatario cubano se ha referido a las intenciones del Estado de eliminarla Estudios internacionales sealan que en los pases en desarrollo el 70 por ciento de los ingresos deben dedicarse a la adquisicin de alimentos. Cuba, no escapa de esa tendencia, por tanto es una prioridad de su Gobierno aprovechar al mximo los fondos destinados a ese propsito.

Mucho ms si se tiene en cuenta que el consumo anual global del pas en arroz asciende a cerca de 700 mil toneladas, pero, aclara Pablo Fernndez, especialista del Ministerio de Economa y Planificacin, nueve de cada 10 toneladas se destinan a cubrir el consumo social y normado.

Igual sucede con los frijoles, segn Fernndez, el consumo anual de los granos del pas se estima en ms de 240 mil toneladas. En los mercados agropecuarios se venden alrededor de 10 mil, lo cual significa que la mayora de los frijoles que se adquieren en el exterior van a hacia el consumo social y el normado.

Bajo el sistema actual el Estado gasta determinadas cantidades de dinero sin la garanta de que realmente esos son los gustos alimentarios de la poblacin. Para que se entienda mejor, en la casa de Teresa y Luis, en Las Tunas, su hija de 18 aos no consume caf, sin embargo, igual recibe su cuota del producto.

Es propsito del Estado Cubano, y as lo ha manifestado su Presidente, mantener e incluso mejorar los niveles nutricionales de la poblacin, una intencin que no est necesariamente reido con mantener sanas las finanzas.

Entre los ms recientes esfuerzos en ese sentido emprendidos por el Gobierno de Cuba no se debe dejar de mencionar el programa para incrementar la produccin de huevos, con vistas a alcanzar en el 2006 una produccin de ms de dos mil 200 millones de unidades.

Asimismo, se trabaja en la recuperacin de la capacidad de produccin de carne de cerdo, con vistas a alcanzar en el 2006, una produccin total de 80 mil toneladas de carne en pie y preparar las bases para lograr 100 mil toneladas en el 2007. Tales programas prueban la intencin gubernamental de avanzar en el objetivo de garantizar una alimentacin adecuada para toda la poblacin, hasta llegar a niveles que hagan innecesario el racionamiento.

Significa esto que la Revolucin abandona a su pueblo?, por supuesto que no. Porque igualmente se brinda atencin sistemtica a todos los nios detectados con problemas nutricionales, como resultado de la aplicacin del Primer Programa para medir el peso y la talla de todos los nios hasta 15 aos. Recientemente concluy un estudio integral de toda la poblacin infantil, que evalu aspectos como el estado nutricional, la atencin educativa, el medio familiar y condiciones de vida.

Dichos estudios buscan diferenciar de manera particular los sectores de la poblacin con mayores deficiencias alimentarias, a fin de darle una atencin directa. De esta manera el sistema de compra y distribucin de alimentos se configura a partir de necesidades especficas de productos concretos.

Polticas como esta ya se han puesto en marcha. Volviendo al caso de la familia Jimnez-Jardines, entre abril y agosto, ese ncleo familiar recibi a precios subsidiados 1,4 kilogramos de granos para aliviar los efectos de la sequa en el oriente del pas. Adems como en esa vivienda reside una persona mayor de 60 aos, tambin le corresponde cada mes un kilogramo de arroz y uno de granos.

La libreta de racionamiento, por ms de 40 aos ha mantenido a salvo a los cubanos de la desnutricin, a pesar del permanente cerco que mantiene Estados Unidos sobre las importaciones de alimentos y otros productos desde Cuba. Desaparecer, s, cuando la economa cubana sea capaz de satisfacer las necesidades esenciales de las familias. Desde la Isla se hace todo lo posible para que ese momento llegue cuanto antes, sin embargo el cerco estadounidense, el principal escollo, no depende de La Habana, sino de Washington.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter