Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-02-2006

El supergasoducto sudamericano es caro y polmico

Humberto Mrquez
IPS


El gasoducto sudamericano que cruzar la Amazonia para llevar combustible desde el mar Caribe hasta el Ro de la Plata todava es un sueo, pero por las costuras de sus tubos ya afloran problemas econmicos, polticos y ambientales.

El proyecto consiste en llevar gas por tuberas desde yacimientos en el Caribe sur y el ocano Atlntico frente a la costa de Venezuela, hacia Brasil y Argentina, con un recorrido de entre 7.000 y 9.300 kilmetros, segn distintos estimados, enlazndose con tendidos de Bolivia, Chile, Paraguay, Per y Uruguay.

Cuando los presidentes Nstor Kirchner, de Argentina, Luiz Incio Lula da Silva, de Brasil, y Hugo Chvez, de Venezuela, lanzaron el proyecto el ao pasado se habl de costos de 7.000 millones de dlares, pero hay estimados de 25.000 millones.

Tampoco hay certidumbre sobre la capacidad venezolana para sostener el abastecimiento, el proyecto todava dista de tener un trazado definitivo y un cronograma, y la posibilidad de obtener gas ms barato dispara polmicas en el rea.

En Venezuela, organizaciones ecologistas lanzaron sus primeros alertas sobre el impacto ambiental del gasoducto y exigen una discusin pblica de todo el proyecto.

Ildo Sauer, director de gas y energa del gigante brasileo Petrobras, dijo la semana pasada que con el proyecto su pas podra ahorrarse 11.000 millones de dlares anuales en importaciones de gas, al comprar el combustible con precios equivalentes a 26 dlares por barril (unidad de medida petrolera, de 159 litros).

La estatal Petrobras, segn el noticiero Globonews, contara con una oferta venezolana de venderle gas a precio subsidiado para garantizar su adhesin al proyecto, alrededor de un dlar por cada milln de BTU (Unidad Trmica Britnica), mientras que Brasil paga ahora a Bolivia 3,23 dlares por milln de BTU.

En La Paz, que discutir nuevos precios con Brasil en marzo, el anuncio fue considerado "un globo de ensayo de las trasnacionales cuando vamos a la nacionalizacin de los hidrocarburos", segn el diputado oficialista Gustavo Torrico.

El opositor Oscar Ortiz consider que se trata de "una bofetada, una competencia desleal" de Venezuela con Bolivia, y pidi al gobierno de Evo Morales distanciarse de Caracas.

El ministro venezolano de Energa, Rafael Ramrez, sali al paso de la versin, pues "un dlar ni siquiera cubre los costos de produccin costa afuera en Venezuela, que es de 1,60 dlares por milln de BTU. El precio lo anunciaremos cuando definamos la ruta, pero nunca ser menor de cinco dlares" por unidad, asever.

Pero el presidente boliviano Morales dijo el martes: "No se puede pensar que, con semejante inversin, el gas de Venezuela pueda costar ms barato en Brasil, es algo absurdo que no se puede creer".

Tcnicos de Venezuela, Brasil y Argentina siguen delineando un proyecto para que Kirchner, Lula y Chvez puedan adoptarlo cuando se renan el 11 de marzo en el distrito argentino de Mendoza, despus de asistir a la investidura de Michelle Bachelet como nueva presidenta de Chile.

Una delegacin de la firma rusa Gazprom ha contactado autoridades petroleras de Venezuela y Brasil en las ltimas semanas, interesada en participar en la construccin del gasoducto.

El proyecto, considerado el ms ambicioso de infraestructura fsica de Amrica del Sur, abordar el trazado, los costos, el financiamiento y la produccin y suministro de gas, as como los enlaces con tuberas ya existentes.

Se encuadra dentro de la alianza energtica entre Estados de la regin, Petrosur, y en la Iniciativa de Infraestructura Regional Sudamericana, aupada por Brasilia como soporte material de la naciente Comunidad Sudamericana de Naciones.

Cada captulo acarrea polmicas. "El plan de atravesar la Guayana venezolana y la Amazonia debera encender todas las alarmas de gente preocupada por ese pulmn del planeta, hogar adems de culturas aborgenes", comentaron a IPS integrantes de la organizacin ambientalista venezolana Red Alerta Petrolera-Orinoco Oilwatch.

Colocaron como ejemplo el gasoducto de Camisea, en Per, "una tubera para llevar gas amaznico al ocano Pacfico peruano y que en pocos aos de vida ya protagoniz cuatro importantes derrames de gas lquido, con daos al entorno y a las poblaciones".

Se trata de "un plan del ms rancio y primitivo desarrollismo neoliberal", que oferta un combustible ms limpio que el crudo, "pero tiene mayores riesgos operacionales, contribuye como el petrleo al calentamiento del planeta, implicara deforestaciones a lo largo del trazado y es vulnerable a desastres naturales o sabotajes", criticaron.

La red ambientalista demanda suspender el proyecto hasta realizar un debate democrtico en la regin sobre su pertinencia, y recuerda que hay "opciones menos comprometedoras y onerosas", como el transporte por buques.

En este punto coinciden expertos como Luis Giusti, ex presidente del gigante estatal Petrleos de Venezuela, para quien "no es por casualidad que despus de unos 3.000 kilmetros de distancia, el transporte preferido para el gas licuado son los (buques) tanqueros".

En el Cono Sur "los mercados del gas natural estn regulados, mientras que los precios requeridos para justificar la inversin de 25.000 millones de dlares excederan los 20 dlares por milln de BTU, que no paga ni el mercado abierto", record.

Pero el otro problema es la capacidad de suministro. Chvez asever que su pas tena reservas suficientes para abastecer a la regin "durante 100 aos".

Venezuela tiene en reservas de 149 billones de pies cbicos de gas natural, es decir, 56 por ciento de las de toda Amrica Latina y el Caribe, aunque su produccin sea inferior a la de Argentina o Mxico.

"Pero gran parte de ese gas no es libre, sino asociado a petrleo", record a IPS el experto Elie Habalin, quien fue gobernador de Venezuela ante la Organizacin de Pases Exportadores de Petrleo, lo que significa que para su extraccin se requieren inversiones cuantiosas para producir crudo y adems reinyectar gas a los yacimientos que extraen "oro negro".

Venezuela tiene una produccin de gas cercana a la de su consumo, y para ciudades y refineras de su occidente prev importar el fluido desde Colombia durante el prximo quinquenio, en tanto desarrolla nuevos proyectos y exploraciones en la plataforma atlntica frente al delta del ro Orinoco y entre su litoral sobre el Caribe.

Segn Luis Rojas, ex directivo de la compaa estatal de gas, esos proyectos pueden agregar gas libre para solucionar el dficit de 2.000 millones de pies cbicos diarios que deber afrontar el pas con su programa para distribuir gas a hogares e industrias en las 20 principales ciudades y reemplazar con el fluido los 120.000 barriles diarios de combustible lquido que consumen sus plantas termoelctricas.

El gasoducto, record el grupo de opinin nacionalista Soberana, servir para transportar 150 millones de metros cbicos o 5.300 millones de pies cbicos de gas por da, "la bicoca de 46 por ciento de la produccin de gas" de Petrleos de Venezuela.

"El famoso tubo ya no recorrer 7.000 u 8.000 kilmetros sino 9.283, segn Petrobras, y no costar entre 17.000 y 20.000 millones de dlares, sino 23.270 millones. Tanta precisin asombra", agreg un texto de estudiosos petroleros de Soberana, respecto de informaciones procedentes de la compaa brasilea.

Finalmente, los presidentes debern desentraar la frmula del financiamiento del ambicioso proyecto, para el que se descuentan aportes del Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporacin Andina de Fomento. Esta ltima, para todas sus operaciones otorga financiacin por 3.500 millones de dlares anuales.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter