Portada :: Ecologa social :: Agua, el oro del siglo XXI
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-03-2006

Mxico: Los zapatistas se suman a la lucha en defensa del agua en Quertaro

Bertha Rodrguez Santos
Narco News


Habitantes de 63 comunidades pertenecientes a los municipios de Amealco y San Juan del Ro, as como de las regiones de Pedro Escobedo y Jumilpan que desde hace un ao mantienen un campamento en defensa del manto acufero ms importante de la zona en la que el gobierno del estado pretende perforar un total de 14 pozos para abastecer de agua a los parques industriales de la capital-, recibieron el respaldo del Subcomandante Marcos del Ejrcito Zapatista de Liberacin Nacional (EZLN) para impedir que se lleven a cabo los planes de extraccin del vital lquido en beneficio de poderosas compaas, en su mayora transnacionales, en perjuicio de los campesinos del rea.
El fuerte viento arrastra grandes cantidades de polvo en estos llanos del estado. En el Batn, municipio de Amealco, ondea la bandera mexicana frente a uno de los dos campamentos que desde el ao pasado hombres, mujeres, nios y ancianos, instalaron para impedir que personal de la Comisin Estatal del Agua (CEA) continuara con la perforacin de pozos de agua.
Tambin ondean banderas rojinegras, smbolo de una rebelda frente a lo que los campesinos consideran un despojo de sus recursos naturales. La versin de los campamentistas indica que desde la administracin del gobernador Ignacio Loyola Vera comenz a llegar a El Batn maquinaria para la perforacin de los pozos, sin siquiera informar a los ejidatarios y comuneros.
Martha, la presidenta de la Junta de Pobladores en Defensa del Agua, informa que desde el 25 de agosto de 2004, ante los cuestionamientos de los pobladores sobre la presencia personas de la CEA en el rea, se llev a cabo una asamblea ejidal.
Francisco Loa Carvajal, quien entonces se desempeaba como comisariado ejidal, dijo que era necesario firmar un convenio a travs del cual el gobierno se comprometa a realizar obras de beneficio pblico a cambio de la perforacin de tres pozos de agua. La mayora de ejidatarios estuvo en desacuerdo.
Durante la vista del Delegado Zero de la Comisin Sexta del EZLN, al campamento de El Batn realizada el pasado 9 de marzo, los campesinos explicaron:
"El diez de noviembre empezaron a llegar nueve mquinas perforadoras; como iban llegando empezaban a trabajar sin que el comisariado informara nada. El 25 de noviembre se realiz una asamblea a la que asistieron comuneros, ejidatarios, mujeres y nios y el comisariado deca que no iba a hacer la reunin porque solo era para los ejidatarios".
El comisariado ejidal dijo que ya haba un acta de acuerdo en la que ya haba firmado la mayora de ejidatarios. Sin embargo, los campesinos argumentan que esto se logr con la falsificacin de firmas, dando 20 mil pesos a los ejidatarios para que firmaran, y hasta utilizando supuestas firmas de algunos difuntos.
Adems, denunciaron la costumbre de este comisariado ejidal de pedir copias de la credencial para votar y actas de nacimiento para supuestamente tramitar apoyos pero al final terminaba cobrando por dichos apoyos como lo hizo con la venta de postes y rollos de alambre que reparti entre los ejidatarios a cambio de mil pesos.
La gente dio a conocer su inconformidad pero de todas maneras los trabajos de perforacin de tres pozos comenzaron sin el permiso de los afectados, valindose de la presencia de la polica y segn la gente del rea, acudan hasta 30 patrullas para resguardar a los operadores de la maquinaria.
El enojo de los campesinos aument, por lo que el 8 de febrero de 2005, Loa Carvajal fue destituido de su cargo y en su lugar qued Isaas Eugenio Durn Gachuzo, quien " de nuevo sin permiso de la comunidad echo a andar los pozos porque l dijo que estaba con el gobierno y no con la gente. El ex comisariado y el nuevo comisariado comenzaron a juntarse para hacer el trabajo entre los dos", denunci la dirigente, quien posteriormente fue encarcelada por oponerse a la perforacin de los pozos.
Segn esta versin: "Los de la Comisin Estatal del Agua (CEA) sometieron a votacin el uso de tres pozos, dos para Quertaro y uno para la comunidad pero los de ellos los perforaron a 520 metros y los de la comunidad a 270 metros. Los ejidatarios y comuneros no estamos de acuerdo en cambiar obras por agua", advirti.
Martha seala que en todo el proceso se han registrado muchas irregularidades, adems de ser reprimidos por la fuerza pblica. "El 17 de junio, a las 8:30 de la maana comenzaron a llegar patrullas y camiones . El comisariado Francisco Loa Carvajal dijo que iba a traer al gobierno para encerrarnos. Le repetimos que no bamos a cambiar obras por agua y fue a traer a la polica. A m me encerraron 24 horas y a otros muchachos si los golpearon".
Agrega que como a las 12 del medioda unos 200 elementos de la polica del estado se metieron a la comunidad provocando el temor de la gente buscando intimidar a los habitante de las 63 comunidades se oponen a la perforacin de los pozos porque temen que en unos diez aos sus manantiales desaparezcan.
Una joven madre de familia relata todava indignada: "a nosotros nos atropellaron, a mi hermana la golpearon y aun as la tienen demandada. Nos echaron los perros (de caza)".
Martha tambin comenta: "El 18 de junio nos detuvieron por no dejar entrar las obras. Los detenidos fueron: Mara Guadalupe Noriega, Gilberto Jimnez y Rolando Jimnez. A ellos los golpearon y tuvieron que pagar 9 mil 500 y mil 600 pesos de fianza".
El nuevo comisariado, present una demanda contra Enrique Len Garca, Rogelio Nieto, Rogelio Tovar, Agustn Marnez, Lupe Soto, Onofre Coln, Nicols Soto, Arturo Soto, Vicente Soto, Pedro Noriega, Cecilia Coln, Cindy Loa, Guadalupe Loa, Celia Martnez, Serafn y Guillermo Maldonado, Elena Hernndez, Cirilo Jimnez, Rolando y Gilberto Jimnez, Janet Velzquez y Mara Guadalupe Noriega.
Los inconformes indicaron que mientras creca el descontento contra la perforacin de los pozos, el gobierno apresur la construccin de la carretera y una iglesia, que incluso edific junto a otro templo ya existente, "como si furamos muy catlicos".
"Lo que queran era apoderarse del agua para llevrsela a los empresarios de Quertaro porque el gobernador Francisco Garrido Patrn en su campaa se comprometi con los empresarios a lograr la perforacin de los pozos a cambio de su apoyo para ganar la gubernatura esa agua va para la zona industrial, para los empresarios", consideran los campesinos.
Es importante destacar que a finales de los aos 60 en la capital de Quertaro comenz a desarrollarse un importante complejo industrial, y en cuatro dcadas se han formado cinco parques industriales: Bernardo Quintana, El Tepeyac, Quertaro, Benito Jurez y El Marquz, en los que sobresalen las corporaciones transnacionales como la Coca-Cola, Daewoo, John Deer, Kimberly Klark, Arbill, entre muchas otras empresas.
Respecto al conflicto de los campesinos por un presunto convenio de las autoridades de El Batn en contubernio con el gobierno, los ejidatarios de otras comunidades piensan que ste no tiene por qu ser respetado toda vez que "el manto acufero no solo est en El Batn, sino que abarca la regin de El Rincn y Quiotillos as como una franja de Puerta de Alegras. Las autoridades de El Batn no pueden hacer negocio con un manto que pertenece a toda una regin".
Otros alertan sobre el peligro de permitir la sobreexplotacin de dicho manto acufero y ponen como ejemplo el rea de Laguna Servn donde ya se han perdido ocho manantiales adems de que las comunidades que habitan ah han sufrido el saqueo ilegal de bosques.
Un campesino denunci que desde 1993 en los ejidos y comunidades localizadas en las regiones de San Juan del Ro, Laguna Servn y San Pablo han enfrentado la tala de bosques "con el consentimiento de Semarnat (Secretara del Medio Ambiente y Recursos Naturales) y Profepa (Procuradura Federal de Proteccin del Ambiente)" situacin "que se increment al inicio de la administracin de Vicente Fox". De acuerdo con uno de los oradores en esa regin hay mil hectreas de bosque taladas al margen de la ley.
Este saqueo, acus, fue promovido por el ex gobernador Ignacio Loyola, quien en varias ocasiones ha manifestado que los bosques se deben de aprovechar. De igual manera, este saqueo ha sido promovido por polticos del PRD como Martn Mendoza Villa y Juan Tovar, regidor de Amealco.
Responsabilizaron a la empresa fabricante de papel Kimberly Klark, entre cuyos accionistas figura el ex gobernador y actual titular de Profepa Ignacio Loyola Vera.
Los habitantes de la regin acusan a Loyola Vera de aprovecharse de su cargo como funcionario pblico, en lugar de apoyar a la gente pobre est facilitando el despojo de los recursos naturales de la regin, incluida el agua, en favor de la gente del dinero.
Una campesina de edad avanzada dijo: "estoy dispuesta a lo que venga para defender el agua. Por qu el gobernador nos va a quitar el agua? A l no le importa matar a quien sea pero l no tiene por qu posesionarse del agua Si quiere vender algo que venda a su casa o si tiene derecho sobre su esposa pues que la venda pero yo creo que ni es dueo de su vida porque la vida siempre se la debemos a Dios. No estoy de acuerdo de que nos amenacen".
Otra ama de casa dijo que el comisariado ejidal no tom en cuenta a las mujeres sino solo a algunos ejidatarios que se vendieron por lo que pregunt si acaso los hombres no necesitan el agua.
"Las mujeres si necesitamos el agua. Ya estamos grandes, ya estamos cansadas. Tengo 71 aos de vivir aqu y nunca antes habamos enfrentado los problemas que estamos enfrentando ahora. Me duele mucho que el agua se vaya porque es lo nico que tenemos aqu en el Batn. Nuestros antepasados defendieron la tierra y ahora a nosotros nos toca defender el agua", dijo sollozante.
Los campesinos molestos con las maniobras de los partidos polticos advirtieron que no van a participar en las elecciones pues los del "gobierno nos ignoran a todos". Se dijo dispuesto a participar en la lucha en defensa del agua. "A nosotros nos interesa el agua no el dinero porque no vamos a comer dinero".
La experiencia relatada por los campesinos y campesinas encendi los nimos del vocero zapatista comisionado ahora de la Otra Campaa como el Delegado Zero quien dijo ver en esta lucha un ejemplo de lo que se viene dando en todo el pas: el despojo de los recursos que son bienes de los pueblos, con el gobierno con el papel de intermediario, en beneficio de los empresarios.
"El sistema le quita a los pobres para drselo a los ricos el progreso de ellos es nuestra miseria", consider el representante Zapatista.
Por ello, subcomandante Marcos exhort a los presentes a no dejar la lucha: "Si se llevan el agua de aqu se van a llevar otras cosas: los rboles, el clima. Todo lo que pueden cosechar hasta ahora ya no lo van a tener. No se trata de cunto cuesta pero si se llevan el agua es como si llegaran con un cuchillo y les dicen te voy a quitar el corazn y te voy a dar 20 mil pesos Cunto vale el corazn? Dos millones, 20 millones de pesos? En cuanto se lo quiten se va a empezar a morir todo. Sin agua se va a morir el Batn, se van a morir los rboles, los animales, las cosechas, el cielo, se va a morir, porque todo est ah sustentado. Si se llevan el agua, no es como si se llevan unas peras, si se llevan unos rboles, se estn llevando el corazn de esta tierra".
Dijo que pedir a los adherentes de La Otra Campaa en Quertaro, incluso a los estudiantes de la Universidad Autnoma de Quertaro (UAQ), que organicen brigadas de apoyo a los campamentos. Se refiri al hecho de que existen brigadas de apoyo a Chiapas y sugiri que igualmente pudieran trabajar en los campamentos que estn cerca, pues "aqu est la lucha". Este respaldo incluira el acompaamiento de los adherentes en los campamentos y tambin una cooperacin econmica con tal de que el movimiento siga adelante pues en su opinin, si los empresarios lograr llevarse el agua El Batn como un pedazo de la patria, tambin se muere y eso no se debe permitir.
La inconformidad que se palpa en este estado es profunda. La indignacin y el coraje por tanta represin rompi el silencio y pudo ser escuchada de boca de los indgenas, campesinos, intelectuales, jvenes y obreros.
A simple vista todo es "normal". Los obreros, en su mayora migrantes de otras regiones del pas y en un gran nmero mujeres, asisten cotidianamente a las fbricas donde son expuestas a las peores condiciones de trabajo y bajos salarios. Los indgenas y campesinos parecieran conformarse con el arrebato de sus tierras y al desprecio que les merecen las clases pudientes de la ciudad. Sin embargo, una fuerza que parece surgir de muy adentro y que viene de tiempos muy antiguos, exclama que es vital aprovechar esta oportunidad de reconstruir un pas diferente.
http://www.narconews.com/Issue40/articulo1676.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter