Portada :: Mundo :: Muerte de Milosevic en La Haya
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-03-2006

Carta de Slobodan Milosevic enviada dos das antes de su muerte al ministro ruso de Asuntos Exteriores
Me dirijo a ustedes esperando que me ayuden a defender mi salud de las criminales actividades en esta institucin

Slobodan Milosevic

Texto de una carta manuscrita fechada el 8 de marzo de 2006, dirigida por Slobodan Milosevic a Rusia pidiendo ayuda. Ha sido difundida por su abogado Zdenko Tomanovic en una versin traducida al ingls. Traducida del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


 

Al ministro de Asuntos Exteriores de la Federacin Rusa:

Estimados seoras y seores:

Con mi agradecimiento por la solidaridad y comprensin que han expresado ustedes al aceptar recibirme para seguir un tratamiento mdico y dndome garantas, quisiera informarles de lo siguiente:

Creo que la persistencia con la que se me ha denegado el seguir un tratamiento mdico en Rusia est motivada en primer lugar por el miedo de que con un cuidadoso examen mdico se pueda descubrir que durante todo el proceso del juicio se ha dado activos e intencionados pasos para destruir mi salud, pasos que no se podrn ocultar a los especialistas rusos.

Para verificar mis acusaciones, les presento un sencillo ejemplo que pueden encontrar en el adjunto. Este documento, que recib el 7 de marzo, demuestra que el 21 de enero (esto es, hace dos meses) se encontr en mi sangre una droga extremadamente fuerte y que se usa, como ellos mismos dicen, para el tratamiento de la tuberculosis y la lepra, aunque en los cinco aos que llevo en prisin nunca he utilizado ningn tipo de antibitico.

 

Durante todo este tiempo tampoco he tenido ningn tipo de proceso infeccioso (aparte de la gripe).

 

Adems, la nica explicacin que puede tener el hecho de que los mdicos necesitaran dos meses (para informarme) es que nos encontramos ante una manipulacin. En cualquier caso, aquellos que me han suministrado una droga contra la lepra seguramente no pueden tratar mi enfermedad, como tampoco aquellos de quienes defend a mi pas en poca de guerra y que tienen inters en silenciarme.

Estimados seores, ustedes saben que mdicos rusos, que son de los ms reputados del mundo, han llegado a la conclusin de que es urgente e inevitable que se me examinen y traten los problemas vasculares. S muy bien que es verdad porque me siento muy mal.

Me dirijo a ustedes esperando que me ayuden a defender mi salud de las criminales actividades en esta institucin, que trabaja bajo la insignia de la ONU, y para que lo antes posible pueda recibir un tratamiento adecuado en su hospital, en cuyos mdicos, as como en Rusia, confo completamente.

Sinceramente suyo,
Slobodan Milosevic

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter