Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-03-2006

Segn la secretaria de Estado estadounidense, Bielorrusia es una "vanguardia de la tirana". Nos habla un testigo ocular desde la capital Minsk, bajo la nieve en la vspera de las elecciones
Por qu Estados Unidos quiere otro presidente en Bielorrusia

Jef Bossuyt
www.michelcollon.info

Traducido del francs para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


Martes 7 de marzo, 18 horas. Minsk tiene un aspecto moderno. Muchos edificios nuevos, poca suciedad y casi ningn mendigo .Extraamente, pocos carteles electorales, pero en cada uno de ellos las fotos en hilera de los cuatro candidatos a la presidencia.

Frente al parque Gorki algunos centenares de manifestantes que apoyan al presidente Lukachenko. Un manifestante cuenta: El presidente hace planes quinquenales al servicio del pueblo y por lo menos los cumple. No existe un gran abismo entre pobres y ricos. El sueldo medio aqu es el ms alto de todas las ex-repblicas soviticas; se puede vivir sin problemas. Producimos nuestros propios alimentos y obtenemos la energa barata de Rusia.

El domingo los bielorrusos votaron un nuevo presidente; a las 20h50, la TV daba los primeros pronsticos sobre la base de un sondeo a la salida de los colegios electorales: Lukachenko 82%, Milinkevitch 5%. Cuarenta minutos despus, 2000 manifestantes se renen en la plaza de Octubre con banderas bielorrusas y europeas. Gritaban Viva Bielorusia, Vive Milinkevitch. La polica no intervino. Una hora despus muchos volvan a sus casas.

Taisia Boroditch: Lukachenko lleva a cabo una poltica social. Los sueldos se pagan puntualmente, las fbricas funcionan . Alexander Pernikov, ingeniero de minas: En una familia con tres hijos el Estado paga el 50% del prstamo para la casa y en una familia de cinco hijos, el 100%. Los terrenos edificables siguen siendo propiedad del Estado. Lukachenko es la estabilidad asegurada, no ha dejado que rapien el pas. Alexander Boukcha, estudiante de electricidad: Estamos satisfechos con nuestras becas de estudios y a todos se nos propone un empleo cuando terminamos de estudiar .

Democrticas, las elecciones?

Mircoles 8 de marzo, 15 h, frente al Centro Cultural Traktorni Zavod. Escuchamos al candidato de la oposicin pro-occidental durante un mitin electoral: Me he entrevistado con los dirigentes de los principales pases europeos. Quieren que Bielorrusia entre en la Unin Europea. Pero Europa ya est harta de dictadores a la Hitler. Radio Free Europe, pagada por Estados Unidos, difunde ntegro el discurso. Milinkevitch contina: estas elecciones no sern limpias y el mundo civilizado no las reconocer. Dado el caso invitamos a que el 19 de marzo todo el mundo acuda a las 20 h a las plazas de Minsk.

El mitin se disuelve debido al tremendo fro. Interpelamos a un joven que haba planteado unas preguntas crticas:Soy Vladimir Zoubrik, obrero de una fbrica de plstico, dice. Milinkevitch afirma que slo quiere privatizar las fbricas que no son rentables. Como si eso le interesara a Occidente! No, en nuestra vecino ucraniano han vendido la acerera Krivorosstahl, muy prspera y aqu quieren hacer lo mismo: liquidar a Occidente, a EEUU, la fbrica de tractores, la fbrica de motores y la de coches. Y no quedar nada para Bielorrusia.

Por qu quiere Washington que Lukachenko se vaya?

Bielorrusia es la ltima dictadura en Europa, declar el 5 de mayo de 2005 el presidente estadounidense George Bush en visita a la capital de Lituania, Vilnius. Une dictadura, y por qu? Para empezar, Lukachenko tiene malas amistades. Durante su visita a Cuba elogi a Fidel calificndolo de modelo para todos los hombres polticos del mundo. Igualmente, respecto al presidente Venezuela, Hugo Chavez, Lukachenko quiere unos contactos ms estrechos con vistas a un apoyo mutuo contra la injerencia de EEUU y de otros pases occidentales. Hay cosas an ms incmodas. Bielorrusia lleva con firmeza una poltica diferente de la de los dems pases de la Europa del este. Aunque siga estando en el marco del capitalismo, las principales fbricas siguen estando en manos del Estado; la libertad de movimientos del capital es ah muy limitada. Todo esto no gusta a EEUU, porque quiere abrir Bielorrusia al Fondo Monetario Internacional, a la OTAN y a las multinacionales.

Datos de Bielorrusia:

Capital: Minsk
Habitantes: 10. 300.000
Superficie: 208000 km2 (7 veces Blgica)
Presidente: Alexander Lukachenko
Pases vecinos: Rusia, Ucrania, Polonia, Lituania, Letonia.
Estructura del Estado: hasta 1991 Bielorrusia era una repblica de la Unin Sovitica. Desde 1996, Bielorrusia y Rusia constituyen la Unin de Repblicas soberanas.

Receta de injerencia occidental
A occidente le gustara ver a Lukachenko morder el polvo en estas elecciones y hace todo lo posible para conseguirlo. La receta ya sido probada.

Jef Bossuyt y Bert De Belder , www. michelcollon.info

Traducido para Rebelin por Beatriz Morales Bastos

La bola de cristal de los observadores

El domingo 26 de febrero la polica bielorrusa descubra en la ONG Partnerstvo unos formularios exit poll destinados a unas encuestas a la salida de los colegios electorales. La ONG tena la intencin de servirse de ellos para declarar fraudulentas las elecciones. Los resultados deseados estaban fijados de antemano: Milinkevitch (el candidato de Occidente), 53,7%, Lukachenko (el presidente actual), 41,3%. Ahora se conocen los resultados oficiales: 82% para Lukachenko.

Occidente quiere que Lukachenko pierda las elecciones. La receta, muy simple, fue probada en 2000 en Yugoslavia, en 2003 en Georgia y en 2004 en Ucrania:

1. Declarar las elecciones fraudulentas de antemano.

2. Fundar y financiar un movimiento de oposicin que ganar su poder a partir de la calle. En Bielorrusia se llama Zoubr (El Tridente).

3. Difundir sus propios resultados electorales a partir de los exit polls y declarar las elecciones no vlidas.

4. Movilizar a una masa de jvenes va conciertos de rock, comidas y copas gratis. Bloquear los edificios oficiales y tomar el parlamento al asalto.

En 18 meses la UE ha votado seis resoluciones contra Bielorrusia. El informe de la UE, Severin, deca hace ya tres meses: Las elecciones del 19 de marzo no se desarrollarn ni libre ni limpiamente. El ministro belga de Asuntos Exteriores Karel De Gucht pidi a Bielorrusia que invitara a observadores de la Organizacin para la Seguridad y Colaboracin en Europa (OSCE). Estos haban desempeado un papel importante en las elecciones precedentes en Ucrania y Georgia, que llevaron al poder a gobiernos pro-occidentales.1

Otras iniciativas occidentales con el objetivo de apoyar a la oposicin bielorrusa: en Bruselas, en el n 3 de la plaza Petit-Sablon se encuentra un Office for Democratic Belarus (Oficina para una Bielorrusia democrtica). Est dirigido por Olga Stutchinskaa, una colaboradora de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN. El 10 de febrero fue recibida oficialmente en Washington por R. Nicholas Burns, secretario de Estado adjunto para Asuntos Exteriores. Desde el 26 de febrero se puede escuchar Window to Europe (Ventana a Europa), un programa diario de informacin de una hora destinado explcitamente a influenciar en las elecciones. Igualmente se han incorporado TV e Internet con ayuda del emisor ruso RTVi y Deutsche Welle. La operacin cuesta 2 millones de euros, pero lo financia la Comisin Europea!. Increble!, escribe De Standaard y no fcil de explicar para la portavoz de la Comisin.2

1 De Standaard, 12-13 enero. 2 De Standaard, 24 enero.

url: http://www.ptb.be/scripts/article.phtml?lang=2&obid=306



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter