Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-03-2006

Las verdaderas consecuencias de la gripe aviaria

Ana Delicado Palacios
Rebelin


Desde que los medios de comunicacin de masas deciden qu es noticia y qu puede caer en el olvido, levantan o hacen desaparecer mediante malabarismos vertiginosos los sucesos mundiales que consideran oportunos. Ocurre cada vez con ms frecuencia que junto a las zancadas de la globalizacin, los medios aprietan el paso para mantener en vilo a la poblacin segn Iraq y ahora Irn se conviertan de golpe en amenazas para la humanidad, o bien la gripe aviaria desafe con propagarse por el mundo.

Afganistn, al igual que el ntrax, desaparecieron de las pantallas y de los peridicos tan pronto otras cuestiones exigieron la atencin internacional. De un tiempo a esta parte, la expansin de la gripe aviaria es un asunto recurrente en la prensa, que se encarga de anunciar a bombo y platillo cuanto pato o cisne cae muerto en cualquier recoveco del mundo. Ms que los anlisis racionales y los argumentos sostenibles, predomina cierta aprensin que sucede a los ltimos casos mortales de la infeccin. Con la OMS (Organizacin Mundial de la Salud) a la cabeza, los pases han vuelto sus ojos a esta gripe que hace dos aos casi nadie conoca y que ahora puede extenderse por toda Europa y por Amrica previsin de la OMS para dentro de seis meses.

As que en una Conferencia en Pekn celebrada en enero para recaudar fondos, las naciones participantes se prestaron a colaborar con 1.900 millones de dlares (ms de 1.600 millones de euros), un 20% de lo que el Banco Mundial esperaba. EEUU fue ms all, dos meses antes, cuando Bush pidi al Congreso una partida de 7.100 millones de dlares (6.000 millones de euros), de los cuales una gran parte ir destinada a comprar o a desarrollar vacunas.

Estos desembolsos, justificados para amortiguar los temidos embistes que pueda asestar la gripe aviaria, son respaldados con entusiasmo por la OMS, que no dud en proclamar en septiembre de 2005 que hasta 150 millones de personas podran morir de esta enfermedad. Al da siguiente, la organizacin tuvo que rectificar y admitir que la cifra de vctimas alcanzara como mucho los 7.5 millones.

No obstante, no dejara de ser un pronstico preocupante si el virus pudiera hacer semejante estrago en la poblacin mundial. Es por ello que a lo largo y ancho del planeta los gobiernos se han movilizado para promover cuantas investigaciones y ayudas estimen necesarias. Espaa no se queda a la zaga. El Ministerio de Sanidad y Consumo (MSC) compr dos millones de tratamientos antivirales en abril de 2005 y seis meses ms tarde negoci otra adquisicin con el propsito de obtener vacunas para el 20% de la poblacin. Es decir, el pas contar con un total de entre 6 y 10 millones de dosis.

No contento con esto, el gobierno de Zapatero destin a finales del ao pasado dos millones de euros para financiar estudios de vigilancia y control de la gripe que la OMS lleva a cabo. De tal manera, Espaa puede estar orgullosa de luchar contra la transmisin de la infeccin, aunque el MSC reconoce que "hoy por hoy, existe vacuna para las aves, () pero no para los humanos. El motivo es que esta vacuna no podr estar disponible hasta que el virus mute y se haga transmisible de persona a persona"(1) .

El antiviral y Rumsfeld

Puede resultar, entonces, sospechosa la atencin repentina por una enfermedad que, segn la OMS, ha causado hasta la fecha exactamente 103 muertes humanas en todo el mundo desde que en 1997 se descubriera el primer caso en Hong Kong. Sin embargo, la mxima potestad en lo que a salud se refiere recomienda con insistencia el inhibidor antiviral Oseltalmivir comercializado como Tamiflu y slo ste para luchar contra la propagacin del virus H5N1(2) . Hasta ahora, su uso convencional se destinaba al tratamiento de la gripe comn, aunque su eficacia ha sido discutida por parte del gremio cientfico. El director de la revista Discovery Salud, Jos Antonio Campoy, afirma que "muchos se preguntan cmo se espera que pueda servir ante un virus mutante cuando apenas alivia algunos sntomas (y no siempre) de la gripe corriente"(3) .

Pero los gobiernos han atendido a los consejos de la OMS, de modo que el Tamiflu, de pronto, se ha convertido en una fuente de riqueza para dos transnacionales, la suiza Roche y la californiana Gilead, de la que fue presidente en 1997 nada ms y nada menos que el Secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld. Gilead, duea de la patente, vendi en 1996 los derechos de comercializacin a Roche, que adems posee el 90% de la cosecha de ans estrella, un rbol del que proviene el cido necesario para la fabricacin de la vacuna.

A partir de entonces, no pasaron desapercibidos para Gilead los suntuosos beneficios que Roche consigui gracias al Tamiflu: slo en el ao 2004 se duplicaron hasta llegar a los 6.600 millones de francos suizos (4.200 millones de euros). As que la norteamericana reivindic el ao pasado la produccin del antiviral alegando que Roche no tena capacidad suficiente para responder a las exigencias de la demanda. AL final llegaron a un acuerdo por el que la farmacutica suiza, adems de compensar a Gilead con 80 millones de dlares por sus ganancias en aos anteriores, se ha comprometido a pagarle unas regalas que variarn segn las ventas anuales del Tamiflu en el ao 2005, Roche ha tenido que cederle casi un 20% de sus beneficios. De este modo, el aumento en casi un 300% de las compras del antiviral en estos ltimos meses se refleja tambin en los ingresos de Gilead del ao pasado, que superan los 2.000 millones de dlares (unos 1.700 millones de euros)(4) . La multinacional, adems, se reserva el derecho de conceder a otros laboratorios estadounidenses, por supuesto el permiso para producir el Tamiflu.

Tambin ha salido beneficiado Donald Rumsfeld, que aunque renunci en el ao 2001 a su puesto como presidente de Gilead, no ha prescindido de sus acciones en la empresa, cuyo valor podra ascender a los 25 millones de dlares (21 millones de euros), segn revela un informe de 20 pginas que la Oficina de tica Gubernamental public por peticin de la agencia Reuters(5) .

La transnacional, claro est, no hace ascos a su antiguo presidente. Michael Riordan, que sustituy a Rumsfeld en 1997, afirm que "Gilead es afortunado de haber tenido a Rumsfeld como miembro incondicional del Consejo desde el comienzo de la compaa", y no vacil en declarar que "su gran experiencia en posiciones de liderazgo tanto en la industria como en el gobierno nos servir para que Gilead contine construyendo su presencia comercial"(6) .

Los perjuicios econmicos, que tambin los hay, son compartidos por unos cuantos ms. El nico estrago atribuible hasta ahora al virus se ha volcado sobre los medios de subsistencia de las comunidades rurales que viven de la avicultura. La muerte o el sacrificio de 200 millones de pollos en todo el mundo han endeudado a muchos de sus productores, inermes ante el desplome de los precios o a las restricciones del comercio. Los 800 millones de euros que el Tamiflu ha proporcionado a Roche y Gilead resultan irrisorios frente a los ms de 10.000 millones de dlares de prdidas (8.500 millones de euros) con los que el mercado avcola en Asia se ha visto sacudido en el ao 2004, segn estim la FAO (Organizacin de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacin).

Los medios de comunicacin han dado estas semanas una tregua a la gripe aviaria y su presencia parece menor que en otros momentos. Es de esperar, a pesar de todo, que vuelva a gozar de protagonismo tan pronto como otras noticias resulten menos atractivas que el temor a una posible pandemia, siempre latente. Queda por saber si la gripe aviaria es tan peligrosa como anuncian, o todo corresponde a un concierto en el que multinacionales, gobiernos y medios de comunicacin se confabulan para engrosar los beneficios de las primeras a costa de los presupuestos de los segundos, mientras los terceros agitan el miedo que conviene asomar a los ojos de la opinin pblica de vez en cuando.


(1) http://www.msc.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/gripeAviar/investigacion.htm
(2) http://www.who.int/csr/disease/avian_influenza/guidelines/useofoseltamivir2006_03_17.pdf
(3) http://www.aporrea.org/dameletra.php?docid=19952
(4) http://www.gilead.com/wt/sec/pr_783456
(5) http://www.boston.com/news/nation/washington/articles/2004/09/22/rumsfeld_sold_stakes_in_pentagon_contractors?mode=PF
(6) http:// www.gilead.com/wt/sec/pr_933190157/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter