Portada :: Ecologa social :: Agua, el oro del siglo XXI
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-03-2006

El agua es un derecho, no una mercanca

Francisco Altemir
Attac Madrid


Se ha celebrado en Mjico este IV Foro Mundial. Conviene recordar la historia de estos Foros, instituciones que los organizan y objetivos que persiguen, dado la repercusin meditica que ha tenido y que nos puede hacer olvidar sus verdaderos intereses. Hay dos visiones del agua:

La visin mercantil afirma que el agua, como otros recursos naturales, es un bien que puede ser apropiado y convertirse en mercanca. Tiene por tanto un valor econmico y debe regirse por las leyes del mercado. La mala distribucin de los recursos hdricos, su desperdicio y la contaminacin son problemas reales y estos males son achacables a los Estados, que no se preocupan del agua, y a los usuarios, pues nadie cuida lo que es pblico. El agua debe, pues, privatizarse, reconocer su valor econmico y su mercantilizacin. Los usuarios aprendern a no malgastarla y a utilizarla mejor Una primera crtica a este razonamiento es que no todos los usos del agua producirn el mismo beneficio: el agua para la agricultura y los usos domsticos tendran menos rentabilidad que los destinados a la industria, y las empresas privadas buscan, ante todo, el mximo beneficio.

La visin social plantea que el agua es sobre todo y ante todo un bien destinado a todos los hombres y seres vivos y que es misin de los Estados garantizar su justa distribucin. En la Declaracin de 27 de noviembre de 2002 el Comit de la ONU para los Derechos Econmicos, Sociales y Culturales [WINDOWS-1252?]incluy el agua en esos derechos, afirmando: El agua es fundamental para la vida y la salud. La realizacin del derecho humano a disponer de agua es imprescindible para llevar una vida saludable, que respete la dignidad humana. Es un requisito para la realizacin de todos los dems derechos humanos. Si el agua se privatiza se puede llegar a su acaparamiento en muy pocas manos, convirtiendo el acceso al agua no en un derecho sino en una mercanca a la que slo se accede si se tiene dinero. La privatizacin en lugar de promover el acceso de los seres vivos y ecosistemas los reducira con perjuicio para la sostenibilidad y las generaciones venideras.

La visin social prefiere que el agua se mantenga en la esfera de los servicios pblicos y que no se privatice. No se puede dejar al libre mercado la gestin del agua, sta no es una mercanca sino un derecho y su distribucin debe basarse en criterios de justicia, solidaridad, concertacin y alianza.

Financiacin de las infraestructuras.

En ambos enfoques, el econmico y el social, se reconoce que para hacer accesible el agua a todos los seres vivos y ecosistemas, es preciso realizar costosas obras de ingeniera que debe financiar alguien. La visin mercantilista aboga que se adjudique a quien pueda hacerlo y le sea rentable. La visin social debe apoyarse, para la financiacin, en el Estado y la cooperacin internacional, como seala el Artculo 22 de los Derechos Humanos, sobre derechos econmicos sociales y culturales.

Organizaciones Mundiales

Consejo Mundial del Agua, organizador de los Foros Mundiales del Agua, creado en 1996 por el Banco Mundial y empresas privadas del agua y transnacionales de la alimentacin. Es partidario de la privatizacin del agua. Se basa en tres principios:
  1. El agua debe ser considerada como un bien puramente econmico, una mercanca.
  2. El acceso al agua es una necesidad vital, no un derecho humano.
  3. El agua debe ser considerada como un recurso precioso como el petrleo.
Foro Alternativo Mundial del Agua, con los siguientes principios fundacionales:
1. El acceso al agua en cantidad suficiente (40 litros por da para usos domsticos) y con la calidad necesaria para el consumo debe ser reconocido como un derecho humano, social, universal e imprescriptible.
2. El agua debe ser considerada como un bien comn perteneciente a todos los seres vivos de la Tierra. Los ecosistemas deben ser considerados como bienes comunes.
3. Los colectivos pblicos, Municipios, Estados, Uniones de stos y la Comunidad Mundial, deben asegurar la financiacin de las infraestructuras necesarias para asegurar el derecho al agua para todos y un uso sostenible del bien agua.
4. Los ciudadanos deben participar en la definicin y realizacin de la poltica de agua, desde el nivel local al nivel mundial.

Las Naciones Unidas

La ONU, por medio de sus agencias especializadas, UNICEF, FAO, OMS..., ha intervenido en tratar de proporcionar agua potable a estos pueblos. Las acciones han sido dispersas, descoordinadas y poco eficientes. Por esa razn le han encargado a la UNESCO que coordine todas las actuaciones y est en su agenda redactar un Programa Hidrolgico Internacional, habida cuenta de las grandes diferencias en cuanto a recursos hdricos y poblacin existen en los cinco Continentes.

Pongamos un ejemplo:
ASIA
, con el 60% de la poblacin mundial, tiene el 36% de los recursos hdricos.
EUROPA
, con el 8% de la poblacin mundial, tiene el 8% de los recursos hdricos.

El Director General le la UNESCO ha presentado el 22-3-2006 su segundo informe: El Agua: una responsabilidad compartida. (www.unesco.org/water).

1.100 millones de personas no tiene un abastecimiento de agua adecuado.
2.600 millones de personas no tienen instalaciones de saneamiento bsicas.
1.000 millones de personas viven sin el mnimo de agua necesario (40 litros por habitante y da).
30.000 personas mueren diariamente por falta de agua potable, la mayora nios.
Lavarse y comer es el gran reto para cientos de millones de personas.
La sequa y la pobreza empujan a los ms pobres a emigrar.

Insiste en la educacin:
Si se ensea a los nios una higiene adecuada, la educacin primaria puede convertirlos en educadores en salud para sus familias, transmitiendo de este modo informacin y aptitudes vitales susceptibles de reducir al menos en un 40% la vulnerabilidad del hogar a contraer enfermedades diarreicas mortales.
Las nias constituyen la mayora de los 115 millones de menores que actualmente no asisten a escuela.
*
Las mujeres son responsables de la produccin del 60 al 80% de alimentos en la mayora de pases en vas desarrollo. Las mujeres son importantes actores en todos los asuntos relacionados con el desarrollo de los recursos hdricos, sin embargo, suelen quedarse al margen de las decisiones sobre la gestin y planificacin de los recursos hdricos.
*Las nias acompaan a sus madres a conseguir agua en jornadas agotadoras de 8 o 10 horas.

El IV Foro Mundial

El Consejo Mundial del Agua, creado por las grandes empresas transnacionales del agua con el apoyo del Banco Mundial, tiene unos objetivos muy claros: lograr que los gobiernos privaticen la gestin del agua en todos los escalones desde el almacenamiento (embalses) al abastecimiento, depuracin y distribucin del agua potabilizada as como el saneamiento y depuracin de las aguas residuales, para convertir el agua en un negocio. Tambin cuentan con el apoyo de la Organizacin Mundial del Comercio y su Acuerdo General del Comercio de Servicios (AGCS).

En el Foro Mundial de Kioto (2003) Michel Camdessus, ex-director general del FMI, present un informe en el que se deca: se requieren nuevos esquemas de financiacin, porque los usuarios apenas pagan los costes corrientes de las obras y no hacen ninguna contribucin para cubrir las inversiones de capital De esa forma se justifica que el Banco Mundial, con dinero pblico mundial, financie las obras y las empresas privadas aumenten su rea de negocio y obtengan beneficios. Este ao el informe ha sido preparado por Jos ngel Gurra y, aunque no se ha hecho todava pblico, es conocido el su pensamiento al respecto: el agua no puede ser considerada como un bien pblico, se debe privatizar.
Con la presencia de representantes de 146 pases las empresas transnacionales han impedido que se proponga que el agua sea un derecho fundamental (hasta ahora es slo un Derecho Econmico, Social y Cultural). Ecologistas en Accin ha puesto de relieve el buen papel del gobierno espaol en este sentido, habr que insistirle para que lo lleve a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Muy beligerantes han sido los gobiernos de cuatro pases latinoamericanos -Bolivia, Venezuela, Cuba y Uruguay- firmaron un documento en este sentido que se aadi a la declaracin final. Por otra parte se ha puesto de manifiesto el fracaso que han supuesto las privatizaciones de los servicios de agua. Es de sealar que, coincidiendo con el Foro, el gobierno argentino ha rescindido el contrato con Aguas Argentinas, participada por la empresa francesa Suez y la espaola Agbar, por no cumplir con las condiciones del contrato y contaminar gravemente el Mar del Plata.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter