Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-03-2006

Washington abre otro frente?
La Administracin de Bush parece iniciar el acoso al gobierno del presidente Evo Morales

Granma Internacional


Incluso antes de que ganara las elecciones presidenciales bolivianas del 18 de diciembre del 2005 y de que tomara posesin el pasado 22 de enero, el Gobierno de Evo Morales entr en una de las excluyentes listas de Washington, en este caso la del " populismo ", un epteto que sirve a la Casa Blanca y a su Departamento de Estado, encargado de hacer las advertencias, para sealar al que no les gusta o conviene.

Entonces se oye hablar de situacin desfavorable para las inversiones, problemas econmicos a la vista, nacionalismo y antiamericanismo, ataques a la democracia, amenazas a la seguridad nacional estadounidense, relaciones no aconsejables, y otros avisos de una probable ecuacin nada favorable para los intereses de EE.UU.

No parece halageo para el Norte, el hecho de que el primer presidente indgena, de un pas de mayoritaria poblacin indgena, haya llegado a la casa ejecutiva con el apoyo de quienes quieren y precisan una Constitucin nueva y distinta, que reconozca derechos, necesidad de desarrollo para todos, mejor distribucin de los bienes, soberana e independencia, que refunde al pas; tampoco le satisface el reclamo justo de nacionalizar las riquezas que fueron privatizadas a costa de una mayor pobreza para los desfavorecidos por la fortuna (ya se habla de asumir control accionario de 10 empresas que manejan sectores estratgicos como telecomunicaciones, petrleo, ferrocarriles, electricidad y la aerolnea nacional); ni les agrada la mirada acompaante de los bolivianos hacia sus iguales en Latinoamrica, en busca de relaciones que incluyen como componente esencial la solidaridad, otra palabra vituperada en Washington.

As que los ataques no se han hecho esperar para, desde afuera, aportar mucha sal a la pimienta que sectores oligrquicos en el interior tambin van esparciendo sobre una Revolucin que ven venir.

A finales de febrero, comenzaron a marcar cuando le retiraron la visa de ingreso a Estados Unidos a la senadora Leonilda Zurita , del MAS (Movimiento al Socialismo), el partido del presidente Evo Morales y ella misma indgena y una de sus ms cercanas colaboradoras, con el absurdo argumento de que est involucrada en actos de terrorismo. Leonilda Zurita hubiera participado en una conferencia por invitacin de una universidad norteamericana. El hecho fue calificado por muchos como represalia y discriminacin que afecta la dignidad del pueblo boliviano.

Luego vino la descertificacin del Ejrcito de Estados Unidos a la Fuerza Contra Terrorista Conjunta ( FCTC ), por el relevo de su comandante y la no aceptacin del nombrado por Bolivia, lo que hizo afirmar al presidente Morales que rechazaban "chantaje, amedrentamiento o intimidacin" "no aceptamos el veto" Bolivia es digna y "ningn Comandante va a ser cambiado a pedido de las Fuerzas Armadas estadounidenses".

Y lo ms reciente, entre la noche del martes y la madrugada del mircoles 23 de marzo, dos potentes explosiones en sendos y modestos hoteles de La Paz, provocaron la muerte de dos personas y heridas a 11. El atentado fue cometido por un ciudadano estadounidense, Claudius Lestat D'Orleans, y la uruguaya Aida Ribeiro Acosta.

De inmediato, el presidente Evo Morales declar: "No es posible que cuando estamos en esa transformacin, una revolucin democrtica y cultural para vivir bien, haya esa clase de atentados", atribuy la criminal accin a grupos oligrquicos y externos. " Hay lucha contra el terrorismo del Gobierno de Estados Unidos y nos manda norteamericanos para hacer terrorismo en Bolivia ", dijo en Santa Cruz.

Por su parte, el canciller David Choquehuanca ratific el carcter poltico de la agresin, de la que culp a grupos econmicos dispuestos a crear un ambiente de inestabilidad democrtica.

Coincidentemente, unos das antes de las explosiones, el Mandatario boliviano haba dicho: "Jams vamos a negociar el TLC con Estados Unidos" y propuso como alternativa el TCP (Tratado de Comercio de los Pueblos), alegando justa y razonablemente que era inaceptable que las empresas de algunos pases invadan con sus productos subsidiados a los pases latinoamericanos, lo que aadi est "totalmente descartado" para Bolivia.

Actualmente, Bolivia puede exportar sin aranceles a Estados Unidos textiles, productos de madera y joyas, mediante la Ley de Promocin Comercial Andina y Erradicacin de la Droga, que vence en diciembre de este ao y Washington pretende reemplazarla solamente con el llamado Tratado de Libre Comercio.

Se aade a estas circunstancias y avalan las declaraciones hechas por las ms altas autoridades de la nacin andina, que los ataques con explosivos coinciden con la fase preparatoria de la Asamblea Constituyente, cuando partidos polticos y organizaciones sociales participan de una intensa actividad con vistas a decidir a quines postularn como sus representantes en el rgano que determinar la nueva Constitucin, la que refunde una Repblica de mayores oportunidades socioeconmicas y que d a quienes trabajan, y son el basamento de la nacin, el acceso a la tierra, servicios bsicos, que son derechos humanos inalienables, y representacin gubernamental. Esas elecciones estn programadas para el domingo 2 de julio.

Por dems, la Polica afirm que la pareja tena planificado otro atentado contra oficinas del Consulado chileno en La Paz , lo que habra hecho estallar un conflicto diplomtico con el pas vecino, cuando otra de las intenciones del Gobierno de Evo Morales es lograr un acuerdo definitivo de salida al mar, que rompa el enclaustramiento impuesto por la Guerra del Pacfico (1879-1883).

Si la mano de la CIA, la tenebrosa agencia del espionaje y la guerra sucia estadounidense, o de otra institucin de seguridad del poderoso imperio est detrs del atentado, es un asunto a tener en cuenta, cuando ya se ve el doble juego de la presin y el requiebro para tratar de sacar a Evo Morales de la presidencia o, al menos, de neutralizarlo.

Al respecto, concordamos con esta descripcin del analista Jorge Luis Ubartelli , en un artculo publicado en Rebelin , Washington se propone tres objetivos: aislar a Bolivia de Venezuela y Cuba, como elementos principales de un eje antimperialista ; obligarla a negociar en condiciones de desigualdad con EE.UU. acuerdos integrales de sometimiento, el TLC en este caso inmediato ; y preparar condiciones para desestabilizar al Gobierno boliviano si no logra los dos anteriores .

No hay duda de que el frente boliviano est en los planes estratgicos estadounidenses para este hemisferio y no vacilarn en utilizar todos los medios para lograr mantenerlo en el redil.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter