Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-04-2006

Segn la pedagoga cubana Leonela Relys, autora del mtodo "Yo s Puedo"
La alfabetizacin familiar tiene cara de mujer

Patricia Grogg
IPS


"Una mujer alfabetizada es una familia alfabetizada". Tal es la divisa de la pedagoga cubana Leonela Relys, creadora de un exitoso mtodo para ensear a leer y escribir adaptable a lenguas y culturas diversas.

"Este programa de alfabetizacin se puede contextualizar en pases tan diferentes y distantes entre s como Bolivia, Timor Oriental o Nueva Zelanda, porque se basa en principios universales que cualquier ser humano puede entender", dijo Relys en entrevista con IPS.

Esta pedagoga es autora del mtodo "Yo s puedo", que segn fuentes oficiales cubanas se aplica, se ha aplicado o est en fase de experimentacin en la actualidad para ensear a leer y escribir en 18 pases en Amrica Latina y otras regiones con altos ndices de analfabetismo.

"En el mundo, el mayor porcentaje de analfabetos es femenino, debido al predominio de prejuicios machistas, inequidades, discriminacin social, falta de oportunidades de empleo. Por todo eso, tenemos como principio poner en primer plano a la mujer", indic..

Segn un estudio conjunto divulgado en febrero de 2005 por la Organizacin de las Naciones Unidas para la Educacin, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y la Comisin Econmica para Amrica Latina y el Caribe (Cepal), en esta regin suman 39 millones los adultos analfabetos, la mayor parte de los cuales viven en zonas rurales, pertenecen a minoras tnicas o son pobres.

Para erradicar ese problema en los prximos nueve aos se requiere una inversin de casi 7.000 millones de dlares, sostiene el informe. Alcanzar la educacin bsica universal de nios y nias para 2015 es uno de los ocho objetivos de desarrollo del milenio aprobados en 2000 por la Organizacin de las Naciones Unidas (ONU).

Sin embargo, autoridades cubanas calcularon en un congreso pedaggico realizado el pasado ao en La Habana que en 12 aos podran aprender a leer y escribir y concluir la enseanza primaria unas 1.500 millones de personas en el mundo, con una inversin inicial de 3.000 millones de dlares en el primer trienio y 700 millones en cada uno de los nueve aos siguientes.

Datos de la Unesco indican que en Amrica Latina y el Caribe el analfabetismo es de 11 por ciento de la poblacin, mientras en zonas como frica subsahariana y Asia meridional asciende a 40 y 45 por ciento, respectivamente.

En 2000, el total de analfabetos en todo el mundo alcanzaba a 876 millones de personas, 563 millones de las cuales eran mujeres, segn esa agencia de la ONU.

"Por eso hay que priorizar ante todo a las mujeres. Una madre que sabe leer y escribir no permite que los hijos sean analfabetos y sembrar en su hogar el inters por la lectura, por entender el mundo a travs de los libros", coment Relys.

El mtodo, que se apoya en medios audiovisuales como la televisin y el vdeo para abaratar costos de las campaas y llegar a mayor cantidad de personas, asocia las letras con los nmeros, que los iletrados conocen de manera emprica "obligados por la vida".

Las letras ms usadas son las vocales, representadas del uno al cinco, en tanto el seis se asocia a la L, de mayor utilizacin que las dems consonantes. "No se ensea a partir del abecedario, sino por la frecuencia del uso", explic la pedagoga.

Casa, beso, familia, sol y luna son las primeras palabras cuya lectura y escritura aprender el o la alumna, segn la cartilla que muestra la profesora. "Se trata de trminos comunes a la vida de cualquier persona, no importa de dnde proceda o dnde viva", coment.

El programa cubano consta de 65 teleclases de 30 minutos de duracin. Como promedio, los iletrados e iletradas adultas aprenden a leer y escribir en slo tres meses, pero establece como principio que las personas continen estudiando al menos hasta concluir la enseanza primaria.

A su juicio, el problema de gnero figura de forma muy "velada" en el "subtexto" del curso, que incluye una escena dramtica en la cual aparecen tres mujeres y dos varones, "lo cual simboliza el mayor por ciento femenino en los ndices de analfabetismo y que ellas s pueden aprender".

Quien ensea es una mujer, presente tambin en los temas que se abordan: una representa a la juventud que no ha tenido oportunidad de acceder a la educacin y la otra a alguien que trabaja, pero que no puede acceder a mejores empleos porque no sabe leer ni escribir.

"Otra representa a las mujeres indgenas, que mundialmente son las ms explotadas, demostrando que ellas tienen inteligencia y capacidad suficiente para aprender a leer y escribir. Todo esto va con marcada intencin en la concepcin escenogrfica.", seal la pedagoga cubana.

El mtodo Yo s puedo comenz a aplicarse este mes en Bolivia, donde fuentes oficiales indican que ms de un milln de personas no saben leer ni escribir en ese pas de 9,2 millones de habitantes.

La campaa encarada por el gobierno izquierdista de Evo Morales tiene previsto alfabetizar a ms de 700.000 personas en lo que resta del ao, en un programa que a partir de junio se extender a las lenguas nativas como el aymara, quechua y guaran.

Se estima que en Bolivia, as como en Guatemala y Per, hay menos de 90 mujeres alfabetizadas por cada 100 hombres que saben leer y escribir.

En tanto, Venezuela pas a considerarse "territorio libre de analfabetismo" desde octubre, cuando anunci que casi 1,5 millones de adultos aprendieron a leer y escribir en los ltimos dos aos mediante la aplicacin masiva del programa Yo s puedo.

A sus 58 aos, Relys tiene la esperanza an incumplida de regresar a Hait para terminar la puesta en marcha de planes educativos que hace dos o tres aos trunc la inestable situacin poltica interna en esa nacin, pero la acompaa la certeza de que no se equivoc de profesin.

"En la realidad de ese pas aprendimos cmo nosotros, para hacer todos estos programas que tienen un carcter global, necesitamos respetar identidades, costumbres, religin, giros idiomticos, cultura, todo lo propio de cada lugar", indic.

En 1997 viaj por una semana al empobrecido Hait para dictar un seminario de alfabetizacin presencial, sistema que result inaplicable a las condiciones internas. Regres dos aos despus para encabezar una campaa de alfabetizacin por radio en creole, la lengua nativa, y en francs.

"All comprend todos estos problemas de la discriminacin femenina, el nivel de supersticin que existe en el pas, donde hay lugares de muy difcil acceso en los que el analfabetismo es mayor", coment.

Relys explic que la situacin oblig a realizar un trabajo comunitario previo muy profundo, de sensibilizacin de la sociedad, en el que se requiri la comprensin e intervencin de todas las iglesias existentes en el lugar "buscando una comunidad de intereses y de aprobacin a lo que se quera hacer por el bien del pueblo haitiano".

"El mayor apoyo que tuvimos en Hait provino de la Iglesia Catlica. Los sacerdotes nos ayudaron a convencer a mujeres a asistir a los cursos, porque adems una mujer alfabetizada adquiere ms conocimiento sobre el medio ambiente, la higiene, la salud, as como educar mejor a los hijos, cmo vivir mejor en familia", afirm.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter