Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-04-2006

USA podra estar actuando contra sus propios intereses en Medio Oriente
Ms all del lobby israel

Michael Neumann
CounterPunch

Traducido del ingls al castellano por Germn Leyens, miembro del colectivo de traductores de Rebelin y asimismo de Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingstica ([email protected]). Esta traduccin es copyleft


"The Israel Lobby and U.S. Foreign Policy" [El Lobby israel y la poltica exterior de USA] de los profesores Walt y Mearsheimer es una importante contribucin al debate Israel-Palestina. Es una lstima que una parte importante se haya perdido en el melodrama.

El melodrama trata del lobby israel, alias el lobby judo. Un tufillo de teora de conspiracin juda, y escuadrones de columnistas parten a combatir a los nazis que se ocultan en las universidades. Pero tomemos un poco de distancia: es difcil vislumbrar por qu semejantes historias del lobby son tan fascinantes.

Varias organizaciones sedicentes judas y entes pro-israeles, as como numerosos grupos de presin poltica, se vanaglorian de su xito. Nadie sugiere que estn mintiendo. Cunta influencia tienen exactamente sobre la poltica de USA? Hasta qu punto son responsables por conducir a USA a Iraq?

No tenemos la menor idea. Las decisiones polticas de USA son un asunto complicado. Una parte es secreta. Los motivos y los procesos mentales de la gente son a menudo ocultados. Y en qu medida los lobbyistas empujan a los que toman las decisiones por un camino que ya desean seguir?

Ni siquiera considero que estas preguntas sean interesantes.

Lo que importa en realidad es si el apoyo a Israel sirve los intereses de USA. Si es as, por qu demonios nos preocupa un lobby pro-Israel? Si no es as, el lobby es algo malo, incluso si no conspir para llevarnos a Iraq.

Walt y Mearsheimer son de los pocos que encaran de frente este importante tema. Dicen: Israel es en realidad un lastre en la guerra contra el terror y el esfuerzo ms amplio de lidiar con estados delincuentes. Argumentan enrgicamente en defensa de esa afirmacin. Parte de la culpa es tambin suya por no lograr que su mensaje llegue a sus lectores, porque este material no merece el tratamiento de segunda que le dan.

No es que el mensaje necesite mucho para que llegue a los lectores; en realidad no es tan complicado. No cabe duda de que USA est muy preocupado por el petrleo del Medio Oriente; a menudo se sugiere que es el principal inters de USA en la regin. Bueno, cmo se sirve dicho inters cuando se trata de quedar bien con el nico pas en el rea que es odiado por los productores de petrleo? Algunos eruditos nos dicen, con un aire de sagacidad, que Israel es til para controlar el petrleo, y sugieren que las Compaas del Gran Petrleo se benefician con el contubernio. Pero cmo, exactamente, ayuda Israel a controlar el petrleo?

Israel tendra que meterse por Siria o Lbano o Jordania para acercarse a algo de petrleo. Al hacerlo provocara una conflagracin mayor e imaginen lo que pasara destruira enormes capacidades de produccin de petrleo. Adems, USA no precisa de Israel para controlar el petrleo. USA podra ocupar cualquier campo petrolfero en Medio Oriente por s solo sin ayuda israel.

No es que nadie necesite ocupar algn campo petrolfero. Cada pas en Medio Oriente vende gustosamente petrleo a USA. Sadam Husein no tuvo ningn problema al hacerlo, y somos nosotros los que no compramos petrleo a Irn, no son los iranes los que no nos quieren vender petrleo. Si jams fuera necesario ejercer presin militar sobre los pases del Medio Oriente, USA podra establecerse en el Golfo Prsico y sobre los oleoductos que provienen de las regiones productoras de petrleo para controlar por completo el flujo de ese petrleo. As que no, tu todo terreno no circula gracias a Israel.

Por qu entonces apoya USA a Israel? En este aspecto tiendo a estar en desacuerdo con Walt y Mearsheimer. Puede ser que la influencia del lobby israel sea la nica explicacin lgica, pero eso no significa que la explicacin sea correcta. Las naciones no se comportan siempre de manera lgica.

La alianza de USA con Israel provino de la poltica de la Guerra Fra de los aos cincuenta. Usamrica apoy a Egipto contra Inglaterra, Francia e Israel en 1956. Pero cuando Nasser comenz a comprar armas del bloque sovitico, las cosas cambiaron. Usamrica, obsesionado con visiones de un Medio Oriente comunista, sinti la necesidad de tener un aliado y una base de operaciones desde la cual pudiera intimidar a los pases ms sospechados de orientarse hacia el campo sovitico: Egipto y Siria. Mientras ms mejoraban las capacidades militares de Israel, ms pareca un aliado valioso.

Con el fin de la Guerra Fra, la justificacin de esa alianza dej de existir, pero no la alianza. Gran parte del gobierno y de la conducta de las naciones se debe a la inercia, y USA no es una excepcin de la regla. Tal como las naciones europeas tardaron decenios en dejar atrs su apego sentimental a los usamericanos que derrotaron a Hitler, los usamericanos tardan decenios en dejar atrs su apego sentimental a Israel, su aliado en la lucha contra el comunismo.

Tal vez me equivoque y Walt y Mearsheimer tengan razn. Lo que importa es que USA ya no tiene ninguna razn para apoyar a Israel, y muchos motivos para no hacerlo. Basta con imaginar si USA dejara de respaldar a Israel y diera aunque fuera un moderado apoyo a los palestinos. Repentinamente, el Islam y USA se encontraran del mismo lado. La guerra contra el terror se convertira en un paseo. La credibilidad de la democracia usamericana se disparara en Medio Oriente. Y sera mucho ms barato. Parece harto ms importante que lo que un neoconservador judo dijo a quin sea.

El profesor Joseph Massad ("Blaming the lobby" [Culpando al lobby], 23 - 29 de marzo de 2006) presenta una argumentacin razonable de que la influencia del lobby de Israel sobre la poltica de USA ha sido exagerada. Sin embargo, su explicacin de lo que impulsa el apoyo de USA para Israel es menos exitosa, y propugna una interpretacin extremadamente daina para la causa palestina.

El profesor Massad afirma que;

En el mundo rabe y en otros sitio se oponen a Usamrica porque ha mantenido y sigue manteniendo polticas adversas a los intereses de la mayor parte de la gente en esos pases y que son slo beneficiosas para sus propios intereses y para los regmenes minoritarios en la regin que sirven esos intereses, incluyendo a Israel.

Se podra decir de tales interpretaciones exactamente lo que el profesor Massad dice de aquellas que culpan al lobby israel: el problema con la mayor parte de ellas es lo que queda sin articular. Cules son esas polticas, y por qu las mantiene USA? Massad parece referirse a su observacin anterior de que Usamrica ha mantenido una poltica consecuente desde la Segunda Guerra Mundial de combatir a todos los regmenes en el Tercer Mundo que insisten en controlar sus recursos nacionales, sea la tierra, el petrleo, u otros minerales valiosos. Vale desde Irn en 1953 a Guatemala en 1954, al resto de Latinoamrica hasta llegar a la Venezuela de nuestros das.

Pero es difcil aceptar que esto explique la actual poltica de USA en Medio Oriente. Los regmenes de Medio Oriente no forman parte, para ser exactos, del Tercer Mundo, y no es un hecho que Usamrica se haya opuesto consecuentemente a regmenes de Medio Oriente que insisten en controlar sus recursos.

Al contrario, USA tiene excelentes relaciones con las naciones del Golfo ricas en petrleo, y esas naciones han insistido a travs de su historia, con cada vez ms nfasis, en mantener ese control.

Se puede decir lo mismo de las compaas petroleras de USA, que obviamente prefieren la cooperacin a la fuerza militar cuando se trata de operar en Medio Oriente, Han mantenido esa preferencia incluso cuando significaba una reduccin considerable de sus beneficios.

Por motivos similares, las compaas petroleras usamericanas verdaderamente grandes no apoyaron la invasin de Iraq: destacados economistas petroleros tales como Daniel Yergin y Fareed Mohamedi presentan argumentos convincentes al respecto. De manera que la explicacin del profesor Massad no sirve.

Michael Neumann es profesor de filosofa en la Universidad Trent en Ontario, Canad. Los puntos de vista del profesor Neumann no deben ser considerados como los de su universidad. Su libro What's Left: Radical Politics and the Radical Psyche acaba de ser re-editado por Broadview Press. Contribuy el ensayo"What is Anti-Semitism", al libro de CounterPunch The Politics of Anti-Semitism. Este ensayo ha sido tomado del nuevo libro de NeumannThe Case Against Israel. Para contactos: [email protected]

http://www.counterpunch.org/neumann04042006.html

Texto relacionado:
El Lobby israel y la poltica exterior estadounidense
John J. Mearsheimer y Stephen M. Walt




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter