Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-04-2006

Salud y Repblica!

Milagrosa Carrero Snchez
Rebelin


Que nadie se asuste de tan categrico saludo, ni huya apresurado ante la inquietante perspectiva de una aburrida exposicin sobre la historia recordada por muchos y olvidada por los dems, de la II repblica espaola, que este ao, declarado por el Congreso de los diputados como Ao de la Memoria Histrica, se ha convertido en objeto de todo tipo de homenajes.

Desde Finisterre hasta el Pen, se han venido repitiendo congresos, ponencias, debates y publicaciones, que analizan ese momento de nuestra historia cuyo comienzo podemos marcar el da catorce de abril de 1931, fecha de la pacfica proclamacin de la ll repblica Espaola, y que celebra este ao su 75 aniversario.

Desde las distintas administraciones se han apoyado diferentes iniciativas entorno a la idea de la " recuperacin de la Memoria Histrica", con el doble propsito de rehabilitar moral, y jurdicamente a las vctimas "olvidadas" de la guerra y la dictadura, muchas aun sin indemnizar econmicamente por los perjuicios que les fueron ocasionados, y facilitar, a un tiempo, el reconocimiento de una realidad histrica tergiversada por la mirada unilateral de los vencedores, en detrimento de este colectivo.

En Cceres se ha trabajado, entre otros asuntos, en la rehabilitacin de la memoria del Diputado Socialista , durante el gobierno del Frente Popular, Felipe Granados, cuya injustificada ejecucin viene recogida en un libro escrito por uno de sus nietos, y recientemente publicado; Y hemos podido disfrutar de diversas Jornadas sobre la "recuperacin de la Memoria Histrica", como las realizadas en el Campus Cacereo de la Universidad de Extremadura, que han conducido a la actual generacin de nuestros jvenes universitarios, en un interesante viaje por el tiempo, hasta nuestro pasado ms reciente: La Dictadura Franquista, la Guerra Civil, y la Segunda Repblica. Hasta los institutos se han aventurado en el tema, como es el caso del Hernndez Pacheco, donde Juan Garca, Catedrtico de Historia contempornea de la UEX, ha impartido una conferencia sobre la Segunda Repblica en Extremadura.

Si ojeamos la agenda de actos conmemorativos del 75 aniversario de la repblica, que se estn desarrollando a lo largo de este mes, recorreremos desde Cdiz, hasta ms all de los pirineos, y as tenemos los de Jan, Cuellar Vega (Granada), Madrid (Vallekas), Toulouse (Repblica Francesa), Crdoba, Zaragoza, Murcia, Gijn, Granollers, Castelln, Pas Valenciano, Orihuela (Alicante), Sevilla, el Campo de Gibraltar, Mlaga, Jaca (Huesca), San Fernando (Cdiz), Irn, Huelva, Oviedo, Crdoba, Eibar (Guipzcoa), y un sinfin ms, algunos por supuesto, en Extremadura, que rinden un merecido homenaje al esfuerzo democratizador de los hombres y mujeres que manejaron los destinos de los espaoles, en ese periodo histrico, presidido por la igualdad, mostrando a los espaoles el camino de un futuro, que por causa de la guerra, y la dictadura franquista, tendra que prorrogarse ms de 40 aos, durante los cuales a las mujeres se nos ha negado incluso el derecho al voto.

Y porque la segunda repblica nos trajo especialmente a las mujeres, y en general a todo el pueblo espaol, derechos tan evidentes y fundamentales desde nuestra perspectiva actual como el sufragio femenino, la plena capacidad jurdica de la mujer, la equiparacin salarial para ambos sexos, el derecho de las madres a la patria potestad, el establecimiento del seguro obligatorio de maternidad, la legalizacin del aborto, la libertad del uso de anticonceptivos, o la abolicin de la prostitucin, quiero brindar por ella, y recordar desde aqu que bajo la bandera tricolor, Espaa se coloc al frente de la modernidad cultural, poltica y econmica, realizando "ideas" con proyeccin de futuro como la separacin efectiva de poderes, la reforma agraria, el comienzo de la separacin iglesia-estado, la sanidad pblica, el impulso de la educacin hasta en las zonas ms aisladas, el reconocimiento del matrimonio civil, la supresin del delito de adulterio (slo aplicado a la mujer), la educacin mixta, el divorcio, o cuestiones de las que algunos se escandalizan an hoy tanto, como la abolicin de las asignaturas religiosas y de formacin domstica. Por todo eso, y mucho mas hoy quiero despedirme con el clido saludo de aquellos republicanos del 31: "Salud y Repblica"



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter