Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-04-2006

Contra el ALCA y los TLC
La propuesta boliviana para un comercio justo entre los pueblos

www.choike.org


El Tratado de Comercio entre los Pueblos propuesto por el presidente Evo Morales es una respuesta al agotamiento del modelo neoliberal, fundado en la desregulacin, la privatizacin y la apertura indiscriminada de los mercados.
 
Ya no es aceptable que un grupo reducido de naciones poderosas le nieguen a los pases pobres el derecho a disear sus propios modelos de desarrollo en funcin de sus necesidades internas, e intenten dictar una poltica econmica global que no solucionar nuestros problemas de desarrollo, como lo sealan los propios documentos del Banco Mundial.
 
Durante los aos 90 nos dijeron que con las polticas conocidas como Consenso de Washington los pases pobres iban a acercarse a los ricos: hoy vemos que ocurri exactamente lo contrario. Los ricos son ms ricos y los pobres ms pobres. Por eso en Amrica Latina los pueblos han comenzado a ser los artfices de su propio destino, y estn castigando en las urnas a los artfices de las polticas de entrega aplicadas durante casi 20 aos.
 
TLC: La muerte del campo
 
La realidad de los pases que firmaron el TLC con Estados Unidos est lejos de los cantos de sirena de los economistas neoliberales. Mxico es el pas ms interesante para evaluar los efectos del libre comercio ya que firm el Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte (TLCAN) con Estados Unidos y Canad en 1994.

Detrs del aumento en las exportaciones, los estudios muestran que el TLC barri con gran parte de la pequea y mediana industria, que era la que generaba empleo formal; desarticul las cadenas productivas existentes sin crear otras y fortaleci la desnacionalizacin del sector de la gran industria volcado a la exportacin.

Pero quizs el resultado ms nefasto de esta poltica de liberalizacin comercial haya ocurrido en el campo. Algunos autores hablan lisa y llanamente de la destruccin del campo mexicano.

De ser autosuficiente y exportador de alimentos bsicos, Mxico pas a importar el 40 por ciento de los granos y oleaginosas que consume: entre 1994 y 2000 increment 242 por ciento sus importaciones de arroz, 112 por ciento las de maz, 84 por ciento las de trigo, 75 por ciento las de soya, 48 por ciento las de sorgo y en las de origen pecuario creci 247 por ciento la de carne de res. Por ello, en los ltimos ocho aos se perdieron un milln ochocientos mil empleos agrcolas y se dispar la migracin rural, no slo la de temporada dirigida a los campos irrigados, sino tambin la que marcha a las ciudades y sobre todo a Estados Unidos. Se calcula el xodo en 5 millones de mexicanos y Estados Unidos ha resuelto el problema con un muro en la frontera.
Un artculo periodstico alertaba hace poco: La opcin de vida en el campo para la gran mayora de los miles de productores est puesta en duda. Los ganadores no son ms de mil personas frente a millones de perdedores.

Slo a modo de ejemplo: en EE.UU. se aprob en mayo de 2002 la Ley de Seguridad Alimentaria e Inversin Rural 2002-2011, que aumenta en casi 80% las ayudas directas a la agricultura, con un paquete de ms de U$S 180 mil millones a 10 aos.
 
Qu es y que pretende el TCP?
 
A diferencia del ideario capitalista, el TCP introduce en el debate sobre la integracin comercial la complementacin, la cooperacin, la solidaridad, la reciprocidad, la prosperidad y el respeto a la soberana de los pases. En ese sentido, incorpora objetivos ausentes en los programas de integracin comercial propuestos desde el Norte, como son la reduccin efectiva de la pobreza, la preservacin de las comunidades indgenas y el respeto a la naturaleza.
 
El TCP entiende al comercio y la inversin no como fines en s mismos sino como medios del desarrollo, por eso su objetivo no es la liberalizacin absoluta de los mercados y el achicamiento de los Estados sino el beneficio para los pueblos. Es decir, el fortalecimiento de los pequeos productores, microempresarios, cooperativas y empresas comunitarias, facilitando el intercambio de mercancas con los mercados extranjeros.
 
El TCP no est pensado para un pequeo grupo exportador, sino que se propone como parte de un nuevo modelo econmico destinado a mejorar las condiciones de vida de los bolivianos (ingresos, salud, educacin, agua, cultura) y promover un desarrollo sostenible, equitativo, igualitario y democrtico que permita la participacin consciente de los ciudadanos en la toma de decisiones colectivas. Si los TLCs se negocian en secreto el TCP debe ser parte de la activa participacin y discusin por parte de los movimientos sociales que, a travs de nuestro instrumento poltico, hemos comenzado a gobernar Bolivia para los bolivianos.
 
El TCP quiere reconstruir el Estado, no destruirlo
 
La integracin comercial promovida por los pases centrales privilegian la libertad de mercado frente a las funciones regulatorias de los Estados, y niegan a las naciones ms dbiles el derecho a proteger a sus sectores productivos. Los TLC s son como un candado que nos impedir salir del neoliberalismo y tomar medidas soberanas como la nacionalizacin de los hidrocarburos. Una de las clusulas del ALCA y los TLCs establece que las controversias entre Estados y empresas se resolvern en tribunales arbitrales por encima de los Estados nacionales.
 
Pensando en el inters nacional, la propuesta de TCP promueve un modelo de integracin comercial entre los pueblos que limite y regule los derechos de los inversionistas extranjeros y las transnacionales para que estn en funcin del desarrollo productivo de nuestro nacional. Socios y no dueos, como lo ha sealado el presidente Evo Morales. Por eso, parte de esta propuesta es incentivar acuerdos entre empresas pblicas de los diferentes pases para lograr su fortalecimiento mutuo.
 
El TCP no prohbe el uso de mecanismos para fomentar la industrializacin ni impide proteger las reas del mercado interno que sean necesarias para preservar a los sectores ms vulnerables. Si los TLCs implican la muerte del campo frente a los productos subsidiados del Norte, el TCP promover la defensa de las economas campesinas y la soberana alimentaria de nuestros pases.
El TCP reconoce el derecho de los pueblos a definir sus propias polticas agrcolas y alimentarias; a proteger y reglamentar la produccin agropecuaria nacional para evitar que su mercado domstico sea inundado por excedentes de otros pases; y a privilegiar el bien colectivo por sobre los derechos del agro-negocio a travs del control de la oferta y la regulacin de las importaciones.
 
Al mismo tiempo, el TCP considera que los servicios vitales dependen de empresas pblicas como proveedoras exclusivas, reguladas por los Estados. La negociacin de cualquier acuerdo de integracin debe tener presente que la mayora de los servicios bsicos son bienes pblicos que no pueden ser entregados al mercado. Por eso en el IV Foro del Agua, en Mxico, la delegacin boliviana defendi el acceso al agua como un derecho humano y no una cuestin meramente mercantil.
 
El TCP promueve una visin indgena del desarrollo
 
Los tratados comerciales diseados en el Norte facilitan el desarrollo y la expansin del sistema capitalista a escala global que se fundamenta en la explotacin ilimitada de los recursos naturales y humanos en la bsqueda constante del beneficio y la acumulacin individual de riqueza, una visin que inevitablemente deriva en la degradacin del medioambiente. La contaminacin y depredacin con el solo fin de obtener beneficios pone en riesgo la vida de los grupos humanos que conviven ms estrechamente con la naturaleza, es decir las comunidades indgenas.
 
Los TLCs inducen a la fragmentacin y posterior desaparicin de las comunidades indgenas no slo porque contribuyen a la destruccin de su hbitat sino tambin porque les empujan a una competencia descarnada y en igualdad de condiciones con las grandes corporaciones del norte.
 
El TCP cuestiona la sostenibilidad de la teora del crecimiento econmico y la cultura del derroche occidentales que miden el desarrollo econmico de una nacin segn la capacidad de consumo de sus habitantes. Por ello plantea otra lgica de relacionamiento entre los seres humanos, es decir un modelo de convivencia distinto que no se asiente en la competencia y el afn de acumulacin que aprovecha/explota al mximo la mano de obra y los recursos naturales.
 
Rescatando las premisas de la cultura indgena, el TCP postula la complementariedad frente a la competencia; la convivencia con la naturaleza en contraposicin con la explotacin irracional de recursos; la defensa de la propiedad social frente a la privatizacin extrema; el fomento de la diversidad cultural frente a la monocultura y la uniformizacin del mercado que homogeneiza los patrones de consumo.
 
El TCP defiende la produccin nacional
 
En la retrica neoliberal, lo ms importante es el ahorro estatal a travs de la libre competencia de los ofertantes de servicios y bienes. Sin embargo, este argumento no compensa de ninguna manera el impacto que tiene sobre la produccin nacional la liberalizacin de las compras estatales a empresas extranjeras ni tampoco toma en cuenta los efectos multiplicadores de la inyeccin de recursos en la economa interna. Perseguir la eficiencia en el gasto fiscal para ahorrar unos cuantos millones no justifica la privacin de aplicar un mecanismo de fomento de la economa nacional ampliamente explotado por los pases industrializados.
 
De ah que el TCP insta a los pases participantes de un proceso de integracin solidario a dar prioridad a las empresas nacionales como proveedoras exclusivas de los entes pblicos. No hay que olvidar que en la mayora de los pases del mundo, y pese a su virtual desmantelamiento en los aos recientes, los Estados nacionales son los principales compradores de bienes y servicios. Independientemente de los acuerdos, la propuesta boliviana establece listas de proveedores prioritarios, especialmente grupos tnicos, cooperativistas y empresas comunitarias, para evitar la competencia ruinosa e imposible con las poderosas transnacionales.
 
Con la propuesta de un Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), Bolivia se propone alcanzar una verdadera integracin que trascienda los campos comercial y econmico cuya filosofa es alcanzar el desarrollo endgeno justo y sustentable en base a principios comunitarios que tenga en cuenta las diferencias nacionales respecto a poblacin, superficie, produccin, acceso a infraestructura y recursos e historia, en la lnea de las dos propuestas de integracin ms avanzadas en este sentido como son la Alianza Social Continental (ASC) y la Alternativa Bolivariana para las Amricas, ms conocida como ALBA.
 
Los 10 principios del TCP
 
1. El Tratado de Comercio entre los Pueblos propuesto por el presidente Evo Morales es una respuesta al agotamiento del modelo neoliberal, fundado en la desregulacin, la privatizacin y la apertura indiscriminada de los mercados.
 
2. El TCP entiende al comercio y la inversin no como fines en s mismos sino como medios del desarrollo, por eso su objetivo no es la liberalizacin absoluta de los mercados y el achicamiento de los Estados sino el beneficio para los pueblos.
 
3. El TCP promueve un modelo de integracin comercial entre los pueblos que limite y regule los derechos de los inversionistas extranjeros y las transnacionales para que estn en funcin del desarrollo productivo de nuestro nacional.
 
4. El TCP no prohbe el uso de mecanismos para fomentar la industrializacin ni impide proteger las reas del mercado interno que sean necesarias para preservar a los sectores ms vulnerables.
 
5. El TCP reconoce el derecho de los pueblos a definir sus propias polticas agrcolas y alimentarias; a proteger y reglamentar la produccin agropecuaria nacional para evitar que su mercado domstico sea inundado por excedentes de otros pases
 
6. El TCP considera que los servicios vitales dependen de empresas pblicas como proveedoras exclusivas, reguladas por los Estados. La negociacin de cualquier acuerdo de integracin debe tener presente que la mayora de los servicios bsicos son bienes pblicos que no pueden ser entregados al mercado.
 
7. El TCP postula la complementariedad frente a la competencia; la convivencia con la naturaleza en contraposicin con la explotacin irracional de recursos; la defensa de la propiedad social frente a la privatizacin extrema.
 
8. El TCP insta a los pases participantes de un proceso de integracin solidario a dar prioridad a las empresas nacionales como proveedoras exclusivas de los entes pblicos.
 
9. Con la propuesta de un Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), Bolivia se propone alcanzar una verdadera integracin que trascienda los campos comercial y econmico cuya filosofa es alcanzar el desarrollo endgeno justo y sustentable en base a principios comunitarios que tenga en cuenta las diferencias nacionales.
 
10. El TCP plantea otra lgica de relacionamiento entre los seres humanos, es decir un modelo de convivencia distinto que no se asiente en la competencia y el afn de acumulacin que aprovecha/explota al mximo la mano de obra y los recursos naturales.

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter