Portada :: Mundo :: Nepal, rebelin en el techo del mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-04-2006

El rey anuncia que devuelve el poder para seguir mandando

Gara


Tras ms de dos semanas de movilizaciones de la oposicin contra el absolutismo, a menudo trgicas, el rey Gyanendra anunci ayer que el poder ejecutivo ser devuelto al pueblo a partir de hoy, por lo que pidi a los siete partidos opositores que lideraron la revuelta que nombren un nuevo primer ministro lo antes posible. La oposicin ha calificado la oferta de insuficiente. Hoy se renen los partidos polticos.

El poder ejecutivo del reino de Nepal, que estaba en nuestras seguras manos, ser restituido al pueblo desde el da de hoy, en aplicacin del artculo 35 de la Constitucin, proclam Gyanendra en un discurso a la nacin transmitido por la televisin y la radio estatales, en el que asegur que la Corona est decididamente comprometida con la monarqua constitucional y la democracia multipartidista. Su discurso ante las cmaras se esforz por aparecer con cara seria fue pronunciado con un tono de gravedad.

Esperamos que la paz y el orden se restablezcan en el pas mediante la proteccin de la democracia multipartidista, aadi el monarca, que pidi a los siete principales partidos polticos que nombren, lo antes posible, a un primer ministro de consenso. Hasta entonces, precis, la actual administracin seguir en funciones. No dio el rey una fecha de una futura convocatoria electoral ni tampoco seal la va a travs de la cual regresar la soberana al pueblo nepal.

Poder absoluto

El 1 de febrero de 2005, Gyanendra dio un autogolpe de Estado que le permiti asumir el poder absoluto, tras destituir al Gobierno por cuarta vez en tres aos y disolver el Parlamento democrticamente elegido, tras lo cual design un Ejecutivo directamente controlado por l.

Para justificar su decisin, el monarca acus al Gobierno del primer ministro Sher Bahadur Deuba de ser incapaz de llegar a un acuerdo con los rebeldes maostas para iniciar conversaciones de paz y preparar el terreno para la celebracin de elecciones en el segundo trimestre de 2005.

Los analistas afirmaron entonces que los argumentos del rey no fueron sino una treta para justificar el establecimiento de una monarqua absoluta. Por su parte, Deuba, puesto bajo arresto domiciliario, calific la medida de antidemocrtica y advirti de que conducira a Nepal a una grave crisis.

Pese a que Gyanendra haba insistido en que no se trataba de un golpe de Estado, en que se respetaran los Derechos Humanos y en que se llegara a una democracia efectiva y a la paz en un plazo de tres aos, organizaciones como Amnista Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) denunciaron que desde el autogolpe de Estado el Ejrcito y las fuerzas de seguridad suspendieron de forma sumaria los derechos civiles y polticos y se vieron implicados en desapariciones, en la muerte de ms de mil personas incluidos civiles y en detenciones masivas de activistas polticos, periodistas y estudiantes.

Adems, el monarca tuvo que enfrentarse en este tiempo a la presin internacional. India, el influyente vecino de Nepal, expres una gran preocupacin y acus al rey de violar la Constitucin, al tiempo que advirti de que la decisin real favoreca a los maostas, que queran socavar la democracia y la institucin de la monarqua.

Un enviado de India, Karan Singh, se reuni el jueves con Gyanendra en Katmand para pedirle que restaure la democracia. Segn fuentes de Katmand citadas por la agencia misionera de noticias MISNA, la presin del delegado indio, si bien fue ignorada por numerosos medios de comunicacin, tuvo una influencia importante en la decisin final del monarca, en particular porque el propio Singh est emparentado directamente con la mismsima familia real de Nepal.

Dos semanas en la calle

Asimismo, organismos y pases con influencia en la poltica nepal, como China, la ONU, EEUU y Gran Bretaa, haban instado al rey a reconciliarse con los partidos polticos.

El anuncio-maniobra del monarca llega tras 16 das de protestas organizadas en todo el pas por los siete partidos de oposicin y por cada vez ms numerosas organizaciones sociales para exigir la reinstauracin del sistema democrtico.

Las movilizaciones se vieron espoleadas por las recientes detenciones y procesamientos de varios lderes polticos, algunos de ellos ante un controvertido organismo real de anticorrupcin que, segn sus crticos, actu realmente como un instrumento de intimidacin poltica y que incluso fue declarado ilegal por el Tribunal Supremo, una decisin que a juicio de muchos debilit de forma importante al monarca.

Durante las movilizaciones de estas dos semanas, en las que se pidi el fin de la monarqua, las fuerzas de seguridad que tenan rdenes de disparar contra los manifestantes mataron al menos a quince personas.

En la capital, Katmand, un intil toque de queda fue impuesto ayer por segundo da consecutivo, mientras la presin internacional no haca sino incrementarse.

La reaccin inicial de la oposicin a las palabras del rey fue de desconfianza. As, el partido Congreso Nepal calificado de insuficiente la oferta de Gyanendra. Krishna Sitaula, portavoz del Congreso Nepal, dijo que la oposicin se reunir hoy para dar una respuesta oficial al rey, pero avanz que de momento continuarn las movilizaciones porque su mensaje no fue claro. Sitaula seal que el monarca no cit las peticiones de la oposicin, entre ellas la restauracin del Parlamento.

Gopal Man Shrestha, presidente del Partido del Congreso Democrtico Nepal, dijo que lo previsible es que la oposicin presente a Gyanendra un plan de accin que lleve a la convocatoria de elecciones constituyentes pero que, si no es aceptado, lo ms probable es que continen las movilizaciones.

La campaa por la restauracin de la democracia fue liderada por una coalicin de siete partidos polticos y, aunque muchos manifestantes pidieron el fin de la monarqua, en noviembre de 2005 los partidos llegaron a un acuerdo con los guerrilleros maostas para luchar fundamentalmente por el fin de la monarqua autocrtica y por la formacin de una Asamblea Constituyente.

El director de la asociacin nepal de derechos humanos Informal Sector Service Center (INSEC), Subodh Ray Pyakurel, declar a la agencia MISNA que entre la poblacin hay mucha perplejidad.

Discurso con lagunas

Pese a su anuncio, el rey sigue en el poder mientras la oposicin y la mayora de la poblacin pedan la formacin de una Asamblea Constituyente en la que se discuta una nueva estructura institucional, aadi Pyakurel, cuya organizacin particip en las dos intensas semanas de protestas.

Pyakurel lament algunas lagunas del discurso de Gyanendra: No ha dicho una sola palabra sobre las vctimas, los miles de heridos y detenidos indiscriminadamente en estos das terribles, en los que las fuerzas del orden ejercieron sobre los civiles una violencia sin precedentes, denunci. Tampoco hubo ninguna palabra de disculpa o de reconciliacin, aadi Subodh Ray Pyakurel.

KATMANDU

Rey, hind, ecologista y magnicida?

Gyanendra, el nico rey hind del mundo, ha sido dos veces monarca de Nepal. Sus sbditos dudan de la legitimidad de su ascensin al trono, propiciada por el brutal homicidio de media familia real en 2001.

Ha dirigido Nepal de forma absoluta durante los ltimos catorce meses, desde que en febrero de 2005 disolvi otra vez el Gobierno democrticamente constituido alegando su incapacidad para resolver el conflicto con la potente guerrilla maosta.

Escritor de canciones y poesas, es conocido en el mundo literario con el seudnimo G. Sang. Casado con la reina Komal, tiene dos hijos. Interesado en la conservacin del medio ambiente, Gyanendra ha trabajado estrechamente con el Fondo Mundial para la Naturaleza Salvaje (WWF).

Posee un hotel en Katmand, una fbrica de cigarros y una plantacin de t en el este.

Durante su reinado, cambi dos veces en tres aos al primer ministro para elegir gobiernos ms de su agrado, hasta que, el 1 de febrero de 2005, decidi dar un golpe de mano y asumir el poder absoluto.

La sospecha no le abandonar nunca. Subi al trono tras la masacre ocurrida en el palacio real de Katmand el 1 de junio de 2001. La versin oficial atribuye la autora a un Dipendra borracho y drogado, pero las dudas siempre han acompaado a Gyanendra, que se encontraba en la ciudad turstica de Pokhara el da del magnicidio mltiple. Su ausencia, unida al hecho de que su mujer e hijo, que se encontraban en el lugar del magnicidio, salieran ilesos, han contribuido a alimentar las sospechas de que las muertes obedecieron a un contubernio urdido por Gyanendra. -



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter