Portada :: Mundo :: Nepal, rebelin en el techo del mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-04-2006

Pese al toque de queda impuesto en Katmand, miles de manifestantes exigen en las calles el fin de la monarqua absoluta
"Policas, hermanos, disparad al rey"

Jos Reinoso
El Pas


Unas 10.000 personas intentaron ayer de nuevo llegar al centro de Katmand, la capital nepal, que se encuentra casi bajo estado de sitio, pero fueron rechazadas por el Ejrcito, que dispar con balas de goma. "Policas y soldados, sois nuestros hermanos, disparad a Gyanendra", cantaba un grupo de jvenes frente a las filas de agentes antidisturbios bien pertrechados. Al anochecer, tanquetas y policas con fusiles custodiaban el palacio presidencial, mientras la poblacin retomaba las calles, cansada de permanecer encerrada en casa todo el da debido al toque de queda reinante.

Los telfonos mviles fueron cortados, posiblemente para frenar las comunicaciones entre los manifestantes y dificultar nuevas convocatorias de protestas. Pero los siete partidos de la oposicin nepal aseguran que continuarn la presin sobre el rey Gyanendra hasta que ponga fin a su reinado absolutista y han prometido ms manifestaciones para los prximos das, como la que el pasado sbado reuni a unas 300.000 personas en la capital.

El Gobierno decret ayer de nuevo el toque de queda, que dur entre las nueve de la maana y las siete de la tarde (tres horas y 45 minutos menos en la Espaa peninsular).

"No hay forma de que podamos unirnos al Gobierno, nuestra huelga general y nuestra protesta pacfica continuarn", seal la oposicin en un comunicado hecho pblico este fin de semana en respuesta a la oferta realizada el pasado viernes por el monarca para que la oposicin nombre un primer ministro.

Al menos 23 personas resultaron heridas en los enfrentamientos entre policas y manifestantes, entre quienes comienza a palparse una falta de liderazgo para mantener viva la protesta y dirigir los prximos movimientos. "Prenderemos fuego a la Corona y nosotros dirigiremos el pas", gritaban cientos de manifestantes ante el cordn policial.

Los siete partidos afirman que la propuesta del rey no responde a sus peticiones y las de la poblacin. Exigen que sea reinstaurado el Parlamento, que fue disuelto por el rey, y se celebren elecciones a la asamblea constituyente, que debera modificar la Constitucin y decidir el futuro de la monarqua. Tambin quieren que renuncie a la jefatura del Ejrcito. Gyanendra pretende mantener la Carta Magna de 1990, que le otorga poderes ejecutivos en situacin de crisis y le concede capacidad para disolver el Parlamento.

En la calle, sin embargo, mucha gente se plantea si Nepal debe continuar teniendo un rey, y en caso de que lo conserve, aseguran que debe tener un papel meramente representativo. "A m no me importa que siga, pero de hacerlo debe entregar todos los poderes polticos", afirma un gua, en un minibs atestado, que conduce del aeropuerto al centro de la ciudad a algunos de los turistas que siguen llegado a Katmand a pesar de la situacin. Por el otro lado de la calzada, circulan varios camiones cargados de soldados. En algunos cruces de calles, hay policas armados.

Gyanendra afirma que est dispuesto a devolver el poder a los polticos. En febrero de 2005, desmantel el Gobierno y tom el poder absoluto. Pero muchos ciudadanos creen que se trata nicamente de una tctica de divisin, destinada a retener su puesto, ya que podra resultar difcil para los siete partidos ponerse de acuerdo para elegir un primer ministro.

La comunidad internacional ha saludado la oferta del monarca, lo que puede haberle otorgado fuerzas para resistir a la presin de los ciudadanos. Un editorial del peridico en ingls progubernamental Rising Nepal, advirti ayer que sera un error histrico si los partidos no aceptan la oferta. El da anterior, el Kathmandu Post aseguraba en un artculo titulado "El poder para el pueblo": "El rey ha decepcionado al pueblo una y otra vez, y no se puede creer su palabra. Cualquier cosa que no sea unas elecciones a la asamblea constituyente no resolver el problema. El pueblo estar detrs de las fuerzas parlamentarias hasta que sea lograda la democracia absoluta".

Los rebeldes maostas tambin han rechazado la iniciativa real. "El mar de gente en las calles prueba que los nepales quieren deshacerse del rgimen feudal para siempre", han asegurado en un comunicado.

Desde que comenzaron la huelga general y las protestas el pasado 6 de abril, han muerto al menos 14 personas y cientos han resultado heridas en enfrentamientos con las fuerzas armadas. Segn el Times of India, 25.000 nepales han cruzado la frontera para refugiarse en la vecina India.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter