Portada :: Mundo :: Nepal, rebelin en el techo del mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-04-2006

Hablan desde prisin los detenidos de la represin en Nepal
La comunidad internacional debe respetar el proceso poltico nepal

Rebelin

Traducido del ingls para Rebelin y Tlaxcala por Brbara Maseda y revisado por Caty R.


A los Embajadores de los Estados miembros de la Unin Europea, Estados Unidos, India, China, y al Representante de Naciones Unidas.

23 de abril de 2006

Duwakot, Distrito de Bhaktapur,

Excelencias,

Nosotros, los detenidos de la sociedad civil confinados en el cuartel de la polica armada de Duwakot, creemos que vuestra respuesta acogedora al discurso del rey Gyanendra el pasado viernes, se debi a una percepcin errnea de la realidad poltica nepal y a una lectura tambin errnea del discurso mismo. Aunque seguramente obrando con la mejor de las intenciones, vuestra reaccin ha retardado innecesariamente una transicin pacfica en el pas en una hora crtica, cuando millones de nepales estn en las calles reclamando el retorno inmediato de la democracia. Esta muestra de solidaridad del pueblo, llevada a cabo masiva y pacficamente a lo largo de todo el pas y en el Valle de Katmand, merece un respeto superior al concedido por parte de la comunidad internacional.

Si bien el discurso real signific ciertamente un retroceso por parte del rey y podra haber sido aceptable algn tiempo atrs, en el momento en cuestin estuvo lamentablemente fuera de lugar, tanto en el tono como en el fundamento. Por lo que se refiere al tono, el rey justific su golpe de Estado del 1 de febrero de 2005, habl en defensa de las fuerzas de seguridad a pesar de su dudoso historial, no reconoci la necesidad de involucrar a los rebeldes maostas e ignor la increble muestra del poder del pueblo en las calles, cuya demanda esencial es que la realeza sea abolida o despojada completamente del poder.

Respecto al fundamento, el rey ha hablado acerca de devolver el poder que haba sido puesto bajo su salvaguarda, cuando la realidad es que los hechos del 4 de octubre de 2002 y del 1 de febrero de 2005 fueron un evidente asidero poltico. El rey no es el custodio de la soberana, que es inherente por naturaleza a las personas segn la constitucin de 1990 y no es potestad suya devolvrsela a los ciudadanos.

Ms importante an, aqullos que simpatizaron con el discurso real parecen creer que el rey ha concedido inequvocamente la soberana al pueblo nepal. sta no es nuestra lectura. En ninguna sitio aparecen soberano o soberana en el original nepal, a diferencia de la traduccin -al parecer elaborada en el palacio real-, donde hay referencias a la "fuente de autoridad soberana. En el original nepal, el rey se refiere al " poder del Estado que quedar con el pueblo, en la parte donde se enumeran las condiciones de referencia para la formacin del gobierno. Esta frase slo est incluida de pasada y en absoluto el rey reconoce la soberana como inherente al pueblo.

Segn dos juristas, ambos forjadores de la Constitucin de 1990, quienes estn incluidos en nuestro grupo de Duwakot, el poder estatal, por ms esfuerzos de imaginacin que hagamos, nunca se puede traducir como autoridad soberana. Nosotros creemos que hay una especie de juego de prestidigitador del palacio real que intenta desorientar a las embajadas. En general, concluimos que el rey no est preparado para transferir el poder soberano.

Tal como estn las cosas, lo que rey Gyanendra ha pedido a los partidos polticos es organizar un gobierno con poder ejecutivo pero sin autoridad legislativa. En contenido y forma este gobierno, bajo el vilipendiado Artculo 127 de la Constitucin, tendra la misma autoridad que la concedida a los gobiernos tres veces constituidos e igual nmero de veces disueltos por el rey entre octubre de 2002 y febrero de 2005. El gobierno sera un ejecutivo bajo las rdenes del rey, destinado a asumir la responsabilidad por los excesos cometidos bajo el mandato real directo. Tendra slo poder sobre la administracin diaria, sin autoridad para deshacer las ordenanzas, compromisos y otras acciones del rey durante su perodo de mandato activo. Dado que el ejecutivo actuara sin el apoyo de una legislatura, el rey sera la autoridad de ltimo recurso y conservara el poder de destituir al primer ministro en funciones.

Teniendo en cuenta el historial del palacio real, sabemos que el gobierno que se formase encontrara dificultades a cada paso, porque la carta pretende seguir el pblicamente anunciado camino de la Alianza de los Siete Partidos para la paz y la democracia. Tampoco tendra este gobierno la autoridad ab initio para desafiar el actual papel del ejrcito y la militarizacin en marcha del Estado y la sociedad por parte del rgimen real. Adems, el discurso real busca mantener la relacin de lealtad entre el rey y el ejrcito. Esto es algo muy distinto de lo que se necesita, un gobierno que trabaje bajo el mandato del Movimiento Popular y no bajo el del palacio real. En resumen, esta concesin a regaadientes del rey no va dirigida a los grandes problemas que reclaman resolucin.

Recurrimos a vuestras excelencias para recordarles tambin las numerosas veces que el palacio real ha jugado con ustedes el juego de la decepcin y para analizar si el rey Gyanendra, al conservar como jefe de gobierno todo los poderes que no corresponden a la legislatura, le permitir a cualquier gobierno futuro actuar de manera independiente. Vuestra actitud parece ser "el rey ha concedido esto, tmenlo y hagan con ello lo que puedan.

Desgraciadamente, ni los partidos polticos ni nosotros aqu en Duwakot, confiamos en que el palacio real no intervendr en el funcionamiento del ejecutivo que se formara. Esto sera congruente con la reputacin histrica del palacio real, que ha maltratado al pueblo siempre que ha habido un movimiento hacia la genuina democracia.

Les pedimos que en las horas y das por venir, estn alerta sobre las maquinaciones de la realeza y que apoyen a los partidos polticos cuando desafen al palacio real. Por nuestra parte, esperamos que los partidos polticos hagan un anuncio en pro del activismo y tomen la iniciativa. Se necesita de tal iniciativa para evitar la anarqua y el peligroso derrumbe de las estructuras estatales. Para esto, los partidos polticos deben declarar unilateralmente la restitucin del Tercer Parlamento y/o declarar un gobierno paralelo. Despus debern consultar con los rebeldes maostas que han expresado convincentemente su intencin de entrar a la poltica abierta y anunciar elecciones a una asamblea constituyente incondicional. Esperamos que la comunidad internacional presente de inmediato su reconocimiento a una declaracin unilateral, necesaria para evitar que Nepal se hunda en el abismo de uno u otro tipo de extremismo. En esta evolucin no vemos otro papel para el rey Gyanendra que no sea el de espectador mudo.

Por favor Excelencias, dense cuenta de que este es el nico camino hacia la estabilidad en Nepal, tan profundamente deseada tanto por las masas nepales como por la comunidad internacional. La comunidad internacional, que tan buena voluntad alberga para con el pueblo nepal y que ha sido con su apoyo parte de la construccin y el desarrollo de nuestra nacin durante ms de cinco dcadas, debe respetar la madurez de las negociaciones polticas nepales aceleradas por el estimulante Movimiento Popular actual. Por favor, Excelencias, noten tambin que la realeza no es indispensable para el mantenimiento de la nacionalidad nepal y que de ahora en adelante, si va a continuar existiendo, tendr que ser con el consentimiento de los veintisis millones de habitantes nepales.

La ltima declaracin del Secretario de Exteriores indio acerca del respeto de la voluntad del pueblo de Nepal, entendemos, es una rectificacin al error evidente en la inicial nota de bienvenida del gobierno indio. La rectificacin india, creemos, debe ser imitada por todos los dems actores internacionales que desean el bien del pueblo nepal.

Atentamente,

Firmado por:

Anubhav Ajeet

Bimal Aryal

Laxman Prasad Aryal, ex Juez, Corte Suprema de Nepal

Ramesh Bhattarai

Kanak Mani Dixit, Editor de la revista Himal Southasian

Dr. Saroj Dhital

Daman Nath Dhungana, Ex-vocero de la Cmara de Representantes

Arjun Parajuli, poeta

Bhasker Gautam, Martin Chautari

Dr. Madhu Ghimire

Dr. Mahesh Maskey

Dr. Sarad Wanta

Dr. Bidur Osti

Dr. Bharat Pradhan

Charan Prasai, Presidente de la Organizacin de Derechos Humanos de Nepal

Padma Ratna Tuladhar, ex-ministro y lder de Derechos Humanos

Malla K. Sunder

Rupak Adhikari

Brbara Maseda es miembro de los colectivos de Rebelin y Tlaxcala (www.tlaxcala.es), la red de traductores por la diversidad lingstica. Caty R. es miembro del colectivo de traductores de Rebelin. Esta traduccin es copyleft.





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter