Portada :: Mundo :: Nepal, rebelin en el techo del mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-04-2006

Cobertura, comunicados y fotografas desde Katamand
Nepal: el fervor revolucionario transforma al pueblo pobre y oprimido

Tapan Kumar Bose


El pasado 22 de abril, fuimos testigos en Katmand de cmo el fervor revolucionario transforma al pueblo pobre y oprimido en una fuerza decidida a favor del cambio. Los pobres de Nepal han vivido por siglos de las migajas que les tiraban los reyes y sus cohortes. Eran tratados como esclavos y enviados como mercenarios para luchar y morir por otras naciones mientras el rey se llevaba las comisiones por el suministro de mercenarios Gurkha. Ayer marcharon por las calles de Kathmandu para mostrar su repulsa a la oferta del rey.

Las fuerzas de seguridad dispararon sobre los manifestantes en cuatro lugares diferentes Tripureshswor, Thapathali, New Baneshwor y Kalanki la Plaza de la Republic. Cerca de un cuatro de milln de personas estaban marchando hacia Ratna, en el centro de Kathmandu. En el camino hacia Ratna Park, un sector de los manifestantes fueron a la casa de G. P. Koirala, el Presidente del Congreso Nepali. Los lderes de la Alianza de Siete Partidos estaban reunidos en la casa de Koirala ultimando su respuesta a la oferta del rey. Los manifestantes demandaron que todos los lderes salieran fuera y se comprometieran a apoyar las demandas para el establecimiento de una asamblea constituyente. Tambin advirtieron a los lderes contra cualquier tentacin de llegar a un compromiso con el rey.

Las masas "ignorantes" y pobres de Nepal eran conscientes de que los embajadores de Francia, Suecia, Reino Unido, EEUU, Finlandia, Alemania y la UE haban aumentado la presin sobre los lderes de la Alianza de los Siete Partidos para aceptar la oferta del rey. Estaban haciendo sus mejores esfuerzos para reventar el Acuerdo de los 12 Puntos entre la Alianza y el Partido Comunista de los Maostas de Nepal Maoists.

La cadena estadounidense CNN se uni a este esfuerzo de los pases occidentales. Mr Satinder Bindra, el corresponsal de CNN, pintaba un cuadro sombro. Asegur que alrededor de 200 mil manifestantes estaban marchando contra el Palacio Real. Sugiri que los maoistas haban tomado el control de las manifestaciones y que pretendan tomar el Palacio Real. Alertaba todo el rato sobre una inminente toma del poder en Nepal por los maoistas.

Citando al embajador de los EEUU en Nepal, enfatizaba continuamente acerca de la amenaza maoista a la estabilidad de la regin del sur asitico. En sus boletines iniciales, incluso neg que el ejrcito y la polica armada hubieran disparado contra los manifestantes. Probablemente embarazado por el evidente reportaje parcializado de Mr. Bindra, el locutor de noticias de CNN admiti que haba recibido informes de Reuters acerca de los disparos del ejrcito sobre los manifestantes.

El rey desconect la red de telfonos mviles sobre las 3.00 p.m. Varios de los proveedores de TV por cable han cerrado sus servicios desde la medianoche. Estn cerrando una por una todas las fuentes de comunicacin y contacto. Pronto no sabremos qu tipo de brutalidades se perpetrarn contra el pueblo.

Los dictadores siempre han usado el terror como herramienta para mantenerse en el poder. La historia est llena de ejemplos de cmo el pueblo aterrorizado supiera el miedo y derroca a los tiranos con el nico recurso de sus propias manos. Evidentemente el rey de Nepal y su ejrcito no han ledo la historia. Pero y de los hombres y mujeres cultos de Occidente que disean las polticas de sus gobiernos. Huxley estaba en lo correcto. La leccin ms importante de la historia es que nunca aprendemos de la historia.

II. Los siete partidos rechazan la proclamacin real y dan un ultimatum de 24 horas

Pawan Roy. Youth Action Nepal

Antecedentes y contexto

Gyanendra subi al trono en 2001 luego de la masacre de palacio en la que su hermano mayor, Birendra, fue asesinado por su propio hijo, el Prncipe heredero Dipendra. En febrero de 2005 expuls al gobierno y asumi plenos poderes, asegurando que iba a reventar la rebelin maosta que dura una dcada y que ha causado la muerte de 13,000 personas. Desde entonces, Gyanendra ha estado bajo una tremenda presin internacional para restaurar la democracia.

La Alianza de los Siete Partidos ha estado agitando el pas desde el 6 de abril para forzar a Gyanendra a que restaure la democracia multipartidista. El empobrecido reino de Nepal ha estado virtualmente paralizado con el transporte de bienes y personas bloqueado por una huelga general y protestas de calle en toda la nacin. En total, 12 personas han muerto y centenares han sido heridas debido a la accin de la polica en contra de las manifestaciones.

Gyanendra dijo el viernes que iba a restaurar el poder poltico al pueblo, y le solicit a la alianza que lidera la campaa en defensa de la democracia que nombrar al primer ministro para formar gobierno. El rey pareci eliminar la posibilidad de cualquier cambio en la constitucin para reducir sus poderes. Los partidos polticos afirmaron que un punto crtico era la convocatoria a elecciones para una asamblea constituyente, para preparar una nueva constitucin.

Respuesta del pueblo y la Alianza

A pesar de la promesa del Rey Gyanendra de restaurar la democracia multipartidista, el sbado miles de activistas antimonrquicos han quemado cauchos y cantado eslogan en la capital de Nepal. Las autoridades han establecido un toque de queda de 8 horas en Kathmandu que comienza al medioda (0615 GMT), luego de que los manifestantes demostraran que no estn satisfechos con la oferta del rey de ofrecer el poder ejecutivo a la Alianza de Siete Partidos.

"La proclamacin real es un engao," han gritado los manifestantes mientras bloqueaban carreteras con rboles y piedras.

En su primera reaccin a la proclamacin real, la Alianza de Siete Partidos (SPA) ha dado a Su Majestad el Rey Gyanendra un ultimtum de 24 horas para reinstaurar el parlamento disuelto en 2005. Los partidos estaban reunidos en la noche del sbado para elaborar una respuesta conjunta, pero algunos lderes ya han dicho que la respuesta del rey era insuficiente y que las protestas continuaran. Krishna Prasad Sitaula, un vocero del Congreso Nepali, un partido clave en la alianza, dijo que el rey no se haba referido al "mapa de ruta del movimiento de protesta". "Nuestra campaa de protesta continuar," afirm.

"Una asamblea constituyente es el medio menos sangriento de escoger un gobierno del pueblo," seal Ghan Bahadur Acharya Chettri, un profesor en el lugar de algunas de las protestas ms violentas y sangrientas de las semanas recientes, en Kalanki, suburbio occidental de Kathmandu. "Es la forma en que el pueblo puede escoger si quieren o no monarqua."

Los rebeldes maostas, que mantienen un acuerdo laxo con la Alianza de los Siete Partidos, han insistido en la necesidad de convocar una asamblea constituyente para preparar una nueva constitucin como precondicin para sellar la alianza.

La Unin Europea y las Naciones Unidas han saludado la propuesta del rey de entregar el poder. La Casa Blanca inst a los partidos polticos a actuar rpido y a formar gobierno. Otros voceros gubernamentales de Reino Unido, Canada y la India tambin han saludado la propuesta y han solicitado a la Alianza que acepte la proclamacin real.

Desconectan red de telefona celular

La red de telefona celular ha sido desconectada desde el sbado por la tarde sin que se haya dado ninguna explicacin. Esto coincide con la presencia de decenas de miles de personas en las calles de Kathmandu desafiando el toque de queda y denunciando la proclamacin real del viernes. Ya en otras ocasiones las autoridades han desconectado la red para enfrentar marchas opositoras. Los principales operadores en el pas son Nepal Telecom, propiedad del Estado, y la empresa privada Spice Cell.

Toque de queda diurno en Kathmandu (11:15 pm)

El gobierno impuso un toque de queda de 8 horas desde las 12:00 del medioda en Kathmandu, mientras las protestas agresivas se multiplicaban en la capital en contra de las declaraciones del viernes del rey. Por medio de anuncios pblicos separados, las autoridades locales de los distritos de Kathmandu y Lalitpur establecieron toques de queda con rdenes de disparar.

Los siete partidos de oposicin que han estado organizando la huelga general nacional desde hace 17 das tienen reuniones separadas para ultimar su posicin formal frente a la propuesta real y al movimiento en la calle. De nuevo hoy hemos sido forzados por el toque de queda a quedarnos en nuestras casas desde las 9:00 am hasta las 8:00 del domingo.

III. En solidaridad con la rebelin democrtica en Nepal

La propuesta de compromiso del Rey King Gyanendra de Nepal del pasado viernes, 21 de abril, que apunta a la continuidad de la monarqua constitucional, es un ltimo recurso para perpetuar el viejo orden. No satisface las demandas para el establecimiento de una verdadera democracia, por la que la nacin se ha levantado en una protesta masiva y espontnea.

La demanda para una asamblea constituyente la realiz por primera vez a travs de la Ley para el Gobierno Interino de Nepal, de 1951, proclamada por el Rey Tribhuvan en febrero de 1951. Luego de un largo periodo de luchas democrticas, en abril de 1990 los partidos polticos liderados por el Congreso Nepali formaron un gobierno de coalicin, en un nuevo compromiso con palacio. Su fracaso en la convocatoria a una asamblea constituyente vici su promesa de democracia. Este incumplimiento desenvoc en la declaracin de una guerra popular en febrero de 1996.

Luego de un largo periodo de violencia estatal, todas las fuerzas democrticas estn de nuevo unidas en la demanda esencial de convocar a elecciones para una asamblea constituyente. La ltima propuesta del Rey Gyanendra de volver al viejo orden, despus de toda la violencia e incertidumbre que ha atravesado en pas, no tiene sentido al no tomar en cuenta la aspiracin del pueblo nepal de asumir la conduccin de su propio destino. Asimismo, est vaco de todo valor pragmtico.

Como demuestra la inexorable efervescencia de rebelin democrtica en el pas, la tirana monrquica no cumple los requisitos mnimos para un rgimen efectivo con una por lo menos una semblanza de legitimidad. No slo el pueblo est en las calles de Nepal, incluso funcionarios de gobierno, en nmeros crecientes, parecen haberse sumado a la rebelin democrtica. Tambin es necesario subrayar que el derecho internacional prohba la intervencin extranjera que contrara la voluntad poltica del pueblo soberano. Las consecuencias de cualquier ensayo de cortar el torrente de rebelin democrtica con el uso de la fuerza bruta o con subterfugios polticos slo puede traer consecuencias trgicas y polticamente voltiles.

La comunidad internacional de naciones y la sociedad civil, especialmente en el sur de Asia, tienen la obligacin de intentar evitar la represin de la voluntad democrtica nepal a travs de la violencia. Es su deber reconocer y apoyar la ardua y pacfica lucha del pueblo de Nepal para lograr una estructura legal que democratice todas las autoridades del Estado. Los procedimientos y polticas del proceso constitucional pueden variar, pero no pueden desarrollarse sin el respeto de la idea de la soberana popular, la cual est fuertemente representada en la actual rebelin democrtica.

La lucha del pueblo nepal para lograr la democracia se remonta a tiempo atrs. Ha sobrevivido una miriada de traiciones y obstculos desde noviembre de 1950, cuando la India intervino por primera vez en apoyo activo a las demandas por una constitucin democrtica, derechos fundamentales, elecciones libres y justas y un compromiso supervisado entre las fuerzas feudales y las fuerzas democrticas.

El Rey Gyanendra concluy el experimento de transicin democrtica incompleto que su hermano haba iniciado en abril de 1990, al usurpar todos los poderes ejecutivos del Estado a travs de la proclamacin de Estado de Emergencia el 1 de febrero de 2005. A pesar del reino de brutal represin militar que desat el Estado, el pueblo de Nepal, en reas urbanas y ms significativamente en reas rurales, se han levantado masivamente una vez ms para desafiar a la tirana y el totalitarismo. Centenares de miles de personas estn desconociendo el toque de queda, las rdenes de disparar sin preguntar, las muertes, las agresiones, las torturas y las detenciones para desafiar a la tirana monrquica y demandando una verdadera democracia y el estado de derecho. A pesar de ello, la comunidad internacional de Estados ha hecho poco para apoyar las luchas democrticas.

Muy al contrario, han apoyado al rgimen ilegal con equipamiento militar y apoyo poltico, que ha estado siendo utilizado para derrotar implacablemente a la insurgencia democrtica. Esto debe detenerse. Nepal est en riesgo de entrar en una espiral de violencia anrquica, con consecuencias irrevocables para la estabilidad y seguridad de toda Asia del Sur, a no ser que los gobiernos y los pueblos de todos los pases de la regin se manifiesten en una sola voz contra la actual regresin de la tirana monrquica a su molde medieval.

Fotos de las protestas

http://www.rajeshkc.com/phalano

Traducido para Rebelin por  Enrique Gonzlez



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter