Portada :: Mundo :: Nepal, rebelin en el techo del mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-04-2006

Monarqua o Repblica?

S. M. Dixit

Traducido del ingls para Rebelin y Tlaxcala por Brbara Maseda y revisado por Manuel Talens


La historia no da segundas oportunidades, de la misma forma que la oportunidad slo llama a la puerta una vez.

La naturaleza ha sido generosa con el monarca. Ha ido ms all de su modus operandi y le ha dado muchas oportunidades para rectificar sus medidas antipopulares. Sin embargo, en lugar de aprovechar esas oportunidades para acercarse al pueblo, el rey parece estar dotado de un talento natural para hacer que el pueblo se aleje de l. Ms que eso, tiene una particular aberracin mental hacia la represin y las prohibiciones crueles. Demostr ya de qu es capaz en las protestas callejeras del 20 de abril de 2006. Lo demostr hace unos das en la masacre en Chanragadi, Jhapa, as como en miles de millones de ocasiones anteriores.

En qu lugar del mundo se puede ver un toque de queda continuo de 25 horas? En qu lugar se puede ver que las fuerzas de seguridad abran fuego con balas reales contra manifestaciones pacficas? En qu lugar se prohbe que las ambulancias y los mdicos se ocupen de los heridos? Dnde en este siglo se puede ver que se censuren totalmente los informes y la supervisin de los sucesos por parte de la prensa y las organizaciones de derechos humanos [1]?

Obviamente, todo esto es posible en Nepal, donde un monarca completamente insensible le ha dado la espalda a todo lo que hay de bueno y humano en una sociedad civilizada. Ha cerrado sus odos a todos los consejos positivos y amigables de sus vecinos y de la comunidad internacional. Rodeado de hombres que cumplen cada una de sus rdenes con el hacha en la mano, se est convirtiendo rpidamente en uno de esos delincuentes que se enfrentan al repudio internacional en los tribunales mundiales de justicia.

Puede una persona ser tan arrogante por su podero militar en el mundo actual [2]? Este podero puede parecer formidable para la poblacin en general, pero incluso con todas esas sofisticadas armas y municiones sus fuerzas no han podido con el ejrcito popular de los maostas. Slo puede regodearse en las matanzas de manifestantes pacficos.

La cruel represin del actual movimiento y las jornadas de matanzas de inocentes y nepales maostas demuestran que el rgimen de la realeza se ha despojado de toda compostura y no est preparado para darle una oportunidad a la paz. Rmpanles el espinazo y hganlos venir arrastrndose a suplicar misericordia, parece ser su poltica. Pues bien, hasta ahora no ha funcionado con los maostas y tampoco la revolucin pacfica de los siete partidos ha dado seales de aminorar. Al contrario, el apoyo cada vez ms decidido al movimiento por parte del pueblo lo ha convertido en un movimiento popular. Ahora, la reivindicacin de una asamblea constituyente ha pasado a convertirse en la exigencia de una repblica democrtica.

Quin puede culpar al pueblo de ese cambio gigantesco? Ha ocurrido casi espontneamente, dada la crueldad y la obstinacin del rey. No va a ser fcil sofocar el fuego republicano, que no se habra desatado si tuviramos una persona diferente en el trono, a alguien como el anterior rey Birendra. Probablemente sea casi imposible y cada nueva golpiza, arrestos y disparos lo harn ms difcil an. Despus de todos los males que ha desatado, el crculo gobernante no debera sorprenderse de que incluso personas ordinarias de clase media hayan empezado no slo a considerar, sino a apoyar activamente un sistema republicano para este pas. Quien siembra vientos recoge tempestades!

Hasta hace unas semanas yo pensaba que si el rey aceptaba un papel netamente ceremonial y ceda su mando del ejrcito al parlamento, el pueblo permitira que la corona continuara existiendo. Pero dados los deplorables actos de los ltimos das, atroces en todo sentido y absolutamente antipopulares, no creo que esta disposicin exista ya.

A veces ocurre lo increble y el pueblo nepal, sin importar cun agitados pueda estar, siempre ha sido indulgente. Como en 2046 BS [3], cuando las masas aullaron por la sangre del rey Birendra. En el transcurso de unos pocos aos, la gente pas de una sed asesina a un estado de angustioso dolor y simpata por el rey y su familia, cuando fue masacrado en 2058 BS. sa es la grandeza de nuestro pueblo, cuyo lema es vive y deja vivir. No veo que el rey actual sea capaz de generar tal simpata, ni siquiera en un futuro lejano, pero quin sabe?

Tras haber perdido el respeto, la fe y la simpata del pueblo, ser interesante ver cmo se las arreglar el rey para impedir avance del orden republicano. Tiene un plan general, una carta ganadora guardada en la manga? Tiene una varita mgica que crear una democracia al estilo britnico en lugar de una repblica francesa? El momento es interesante, aunque peligroso y el veredicto de la historia no suele perdonar.


NOTAS DE LA TRADUCTORA Y EL REVISOR

[1] Ingenua pregunta del autor de este artculo. En Occidente eso que critica sucede a diario.

[2] La respuesta es que s. Vase la nota anterior.

[3] El sistema nepal cuenta los aos de manera diferente. 2046 BS equivale a nuestro 1989. 2058 BS a 2002. En el caso del primer ejemplo el autor se refiere a la insurreccin popular que tuvo lugar en ese ao contra la monarqua. Vase Attempted Anarchy to Resurrect Peoples Movement 2046 BS (http://newsblaze.com/story/20060416084947nnnn.nb/topstory.html)

Texto original: http://kantipuronline.com/kolnews.php?&nid=71907

Enviado por nuestro corresponsal en Katmand (Nepal), Mariano Abello.

Brbara Maseda y Manuel Talens son miembros de los colectivos de Rebelin y Tlaxcala (www.tlaxcala.es), la red de traductores por la diversidad lingstica. Esta traduccin es copyleft.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter