Portada :: Mundo :: Nepal, rebelin en el techo del mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-04-2006

Nepal: por la democracia total

ngel Guerra
La Jornada


El reino de Nepal, uno de los pases ms empobrecidos del planeta, ha sido escenario de un masivo levantamiento popular contra el absolutismo feudal en las ltimas tres semanas. El movimiento respondi a una convocatoria de la Alianza de los Siete Partidos(ASP), con el respaldo del Partido Comunista de Nepal(Maosta) PCN(M)-, cuyo ejrcito guerrillero controla gran parte de las zonas rurales. Antecedente inmediato a la movilizacin popular es el acuerdo de doce puntos de noviembre de 2005 entre la ASP y los maostas, que llamaba a lanzar la ofensiva final contra la monarqua autocrtica del rey Gyanendra y sentaba las bases para poner fin al conflicto armado en el pas sobre los principios de restaurar el parlamento y convocar a una asamblea constituyente. Despus de 19 das de huelga general y continuas manifestaciones reprimidas sangrientamente, Gyanendra se vio obligado a restablecer el rgano legislativo cuya clausura haba ordenado en 2002. La ASP dio la bienvenida al mensaje del monarca, decidi levantar las protestas, nombr un candidato a primer ministro, manifest que la primera tarea del legislativo restaurado sera preparar las elecciones para la asamblea constituyente y anunci que entablara un dilogo con los alzados en armas sobre sus futuros pasos. Pero estos censuraron la actitud de la ASP y dieron un plazo hasta el viernes 28 de mayo, da de la reinstalacin del parlamento donde la ASP tiene mayora-, para que sean convocadas incondicionalmente las elecciones a la asamblea constituyente. Los maostas sealaron que al admitir la salida propuesta por el monarca, que omita el tema de la constituyente, la ASP traicionaba el acuerdo de noviembre y desoa el clamor de las masas en la calle, que no es slo por la democracia, sino por la democracia total. El sentido del adjetivo es marcar la diferencia entre la monarqua parlamentaria, formalmente aceptada por la realeza en 1990, y un nuevo tipo de estructuracin estatal que transfiera toda la soberana del rey al pueblo, a decidirse en la asamblea constituyente. Y es que los manifestantes pedan cada vez en mayor nmero y con creciente determinacin el fin de la monarqua, que, junto al Ejrcito Real, es el clavo ardiendo que le queda a Estados Unidos y sus aliados para sojuzgar a Nepal, cuya ubicacin entre India y China le confiere gran importancia estratgica. La guerrilla nepal, faltara ms, forma parte de los objetivos a batir en la guerra contra el terrorismo de George W. Bush.

Las exigencias de la calle, refrendadas por el PCN(M), son el resultado de la experiencia del pueblo de Nepal en la lucha contra el despotismo monrquico. En numerosas ocasiones desde 1959 la realeza falt a los compromisos contrados con el movimiento popular y aprovech los momentos de desmovilizacin para restablecer su frula, disolver el parlamento, conservar los privilegios feudales y la odiosa divisin de la sociedad en castas segn la milenaria tradicin hind, de la que la cultura prevaleciente en Nepal forma parte. Todo esto se sealaba en el acuerdo de doce puntos, que abogaba tambin por eliminar la opresin de gnero y de las minoras en un Nepal multicultural, multitnico y diverso religiosamente. Justamente el PCN(M) inici la lucha armada hace diez aos despus de comprobar la inutilidad de participar en la poltica parlamentaria, suprimida por la monarqua cada vez que se le antojaba a la vez que los derechos civiles y polticos, mientras incrementaba la represin contra los opositores. Es la historia de siempre: la lucha armada popular surge y se fortalece cuando los caminos para la participacin poltica son cerrados por las clases dominantes y no a consecuencia de ninguna conjura terrorista. Sin las condiciones de conciencia poltica creadas por la guerra de guerrillas y la seria amenaza que representa para la monarqua sera inimaginable la pujanza del alzamiento popular pacfico de estas ltimas semanas, porque los rebeldes demostraron previamente la fragilidad de esa institucin y su ejrcito y la posibilidad de expropiar los latifundios, erradicar el rgimen de castas y crear rganos de poder popular en las zonas bajo su control.

Las protestas han elevado la autoestima de los pobres, que han comprobado el poder de su movilizacin, pero la situacin contina voltil y la lucha de los nepales por su libertad deber vencer an nuevos obstculos.

[email protected]




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter