Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-05-2006

Resea del libro "El mundo de hoy" de Ryszard Kapuscinski.
Corresponsal de los desheredados

Zurie Vzquez
Rebelin


 

El mundo de hoy (Anagrama) es un libro a destacar de la prolfica obra de Ryszard Kapuscinski. El volumen se compone de la recopilacin de textos del autor, periodista y escritor, editados por su traductora, Agata Orzeszek. Esta estructurado en tres partes: una niez y juventud que solo han conocido la guerra, seguido de su mundo literario y periodstico para acabar con sus reflexiones acerca del mundo contemporneo.

Libro imprescindible para colocar en esa estantera de libros que siempre estamos consultando. La sencillez con la que el autor nos informa de la actualidad y los hechos que la han construido (centrado en el siglo XX) es esplendorosa y conmovedora, coherentemente natural.

En la primera parte conocemos el pasado del autor. Su infancia transcurre en Polonia huyendo continuamente de la guerra y las bombas en plena Segunda Guerra Mundial, 1942. Despus de sus estudios de secundaria empez a trabajar en un diario polaco estandarte de la juventud. Comienza aqu su carrera de reportero enviado a lugares exticos, pases calificados de Tercer Mundo, donde el autor se va encontrando cada vez ms en su elemento.

Para compensar la falta de medios y de espacio de una Agencia de Prensa en el que explicar todo lo que envolva su vida y actividades en continentes como frica, Asia o Amrica Latina empez a escribir libros y es a partir de 1975 que sus libros empezaron a tener una buena acogida por parte de los lectores.

El autor remarca especialmente la arriesgada vida de un reportero de guerra, y proporciona datos de los periodistas muertos en los aos noventa en el ejercicio de su profesin. Advierte Kapucinski de la dureza de esta vida y la fuerza no slo fsica sino tambin psquica que hace falta para este tipo de periodismo.

En la segunda parte (dedicada al periodismo y la literatura) el autor nos revela la importancia de las lenguas para el oficio de periodista y especialmente de reportero por la interrelacin con otras culturas. Nos da sus razones vocaciones para hacerse escritor.

Hace distincin entre dos tipos de reportajes: el circunstancial, ( informacin del da), y el reflexivo. Los viajes constantes de un reportero exigen mucha preparacin terica y documentacin. La suya es una profesin gregaria que necesita de la gente, sin la gente no tiene razn de ser, consiguiendo el mayor nmero de opiniones y hacer de ello una seleccin, de lo contrario la informacin se convierte en pura propaganda.

Lo que no puede expresar a travs de su profesin de periodista lo hace por plasma en la literatura. Su prosa es un collage de gneros, ya sea reportaje, ensayo o poesa. Le da extraordinaria importancia a sta ltima por el magnifico ejercicio de la palabra que supone, por el juego con el lenguaje.

A sus obras los llama textos, trmino que en su opinin, define de la manera ms general la labor de escribir. .

Utiliza el aspecto minimal para su prosa decir lo mximo con el mnimo de palabras pero concedindole mucho importancia a la lengua. Rinde homenaje ya al final de esta parte al traductor, sin el cual la labor del escritor no existira en el mundo, afirmando que la mitad de la obra es labor del traductor.

La tercera parte, el mundo de hoy, es una profunda reflexin en torno al mundo contemporneo. Opiniones que van desde el conocimiento antropolgico hasta el poltico, pasando por la historia y la filosofa. Kapuscinski presenta el mundo como el gran desconocido en el que el paisaje poltico no para de cambiar por lo que escribir sobre los acontecimientos contemporneos resulta poco duradero, slido, firme y seguro.

Puntualiza que el gran fenmeno del mundo contemporneo es la crisis de Estado y que las estructuras federalistas son cada vez ms populares. Hay dos categoras de estados en crisis: aquellos pases en los que el estado ha desaparecido por completo, Somalia, Sierra Leona, Afganistn y el Irak de hoy y aquellos en los que el estado se extiende slo sobre una regin o una ciudad ( pases desgarrados por largas guerras civiles).

Habla de la pobreza como de una subcultura de la que es muy difcil salir, ya que no slo es pobreza econmica, lo es tambin social y psicolgica que arrastra consigo mucha frustracin que a su vez busca su tubo de escape en la agresin.

Realiza una comparacin entre la Primera Guerra Mundial en la que por cada siete soldados abatidos mora un civil, y las guerras de hoy, en que por cada soldado abatido mueren siete u ocho civiles (mujeres y nios).

Ya en las postrimeras del siglo XX aparece un nueva clase social; los refugiados, consecuencia de las nuevas guerras. El 11 de septiembre llev a reflexionar sobre el estado del mundo, nos enfrent a un tremendo choque cultural y no tenemos ms remedio que analizar los males que nos aquejan. El tradicional miedo a la guerra ha sido sustituido por el miedo ante la falta de seguridad.

El mundo contemporneo, debido al crecimiento demogrfico, implica contactos interculturales. Dando nacimiento a la globalizacin, aunque afirma, sta no es global porque abarca casi exclusivamente el Norte, donde se concentra el ochenta y un por ciento de toda la inversin extranjera.

Entrando en el tema del choque de civilizaciones opina que Estados Unidos no tiene ms que dos civilizaciones contrincantes: la china y el islam. Son las nicas que no se someten a los dictados de la cultura norteamericana.

Dentro de esta tercera parte la traductora ha seleccionado textos ensayo en forma de capitulo dedicados a frica, Amrica Latina, Europa, Polonia...que descubren el inters y admiracin del autor por las regiones en vas de desarrollo.

*frica: Catico devenir por el estado en que la dej Occidente, despus de la esclavitud, colonialismo y poscolonialismo. Como mercado ha dejado de interesar a Europa, ya que los productos europeos son demasiado caros para un africano, que prefiere comprar mercancas chinas o tailandesas!!. Sin embargo el armamento se ha convertido en una mercanca de fcil acceso. Se reclutan soldados entre adolescentes desocupados para los eternos conflictos que forman parte de la historia de este continente. Lo nico que puede dinamizar frica es el dinero, que no hay y termina afirmando que estamos ante cientos de situaciones diferentes; no existe una imagen uniforme de este vasto territorio.

*Amrica Latina: Un tercio de la sociedad vive en la miseria, especialmente en Bolivia, Per, Colombia, Chile y Mxico. Los principales problemas de Latinoamrica se deben a la gran debilidad del Estado, marcado por su represor pasado militar y la desigualdad social y tnica. Compara la religin de los indios frente a la catlica. Homenajea a Diego de Rivera como revolucionario con sus murales y frescos. Pero es optimista con la Amrica india porque est despertando de su largo sueo.

*Europa: Est en constante cambio, ya desde 1989 con la cada del muro del Berln, aunque para el autor su demolicin no ha eliminado las diferencias entre el Este y el Oeste. Indaga en los movimientos migratorios hacia Europa considerndolos necesarios e imparables.

*Polonia: Es un pas diferente desde 1980 en que los obreros empezaron a hacerse or. Revolucin polaca que ha llevado poco a poco a la democracia, experiencia vivida por el autor desde dentro. Es consciente del atraso de Polonia que se remonta a ms de una o dos generaciones. Existe mucha desconfianza en el pueblo sobre todo por la naturaleza campesina de la sociedad y por el peligro que en el pasado constituan sus vecinos fronterizos.

*Rusia: Sociedad sin forma, un espacio catico y deslavazado. El comunismo dej huellas imborrables en la formacin de la gente, en su manera de percibir el mundo y juzgar la realidad. La guerra de Chechenia la ve el autor como un conflicto difcil de resolver. Compara las dos realidades rusas: junto a la mstica, filosfica, espiritual y enaltecida se levanta un mundo de vileza, zafiedad y suciedad.

*Sostiene que hay varias Asias: La pennsula ndica, la Central, la de China y la del Sudeste. Asia se est convirtiendo en el centro de gravedad del mundo del siglo XXI. En cuanto al Islam, afirma, es una religin de pobres, de pueblos de color. En su origen el islam es una religin de lucha, sacudida por batallas y desacuerdos internos. Se divide entre el islam del ro , abierto y democrtico y el del desierto, implacable, combativo y primitivo. No slo es fe, es ley. La ley islmica define minuciosamente las reglas de comportamiento del musulmn. Estado y religin son una misma cosa.

Termina el autor con un simulacro de Juicio al siglo XX con el cual ahonda en la injusticia, reparto de riquezas, aunque no deja de abogar por algn logro conseguido en este siglo pasado, como el descubrimiento de medicamentos, la revolucin de las comunicaciones, el progreso tcnico y econmico aunque solo sea de una parte de la humanidad.

Y el ltimo texto del libro es un eplogo dedicado al atentado del 11-M de Madrid, reafirmando que la guerra moderna se ceba con la poblacin civil.

 

La obra es en si la labor de dos autores, por un lado labor de edicin y seleccin de la traductora sobre los textos de R.Kapuscinski, un collage bien estructurado, entresacado de sus libros, ensayos, entrevistas y conferencias que abarcan varias dcadas. Por el otro el trabajo literario y periodstico del corresponsal de prensa polaco galardonado con el premio Prncipe de Asturias de Comunicacin y Humanidades 2003. Ahondamos en el conocimiento de su trabajo literario y periodstico y de una visin del mundo contemporneo diferente del que, en muchos casos, nos muestran los mass-media pagados de si mismos.

Es interesante e ilustrativo que al final de cada fragmento o texto aparezca el libro, ensayo, entrevista o conferencia al que pertenece. Es la mejor manera de catar la enormidad de su obra.

Sus textos muestran una sinceridad a la que tal vez estemos poco acostumbrados y hay pasajes que resultan duros por mostrarnos una realidad que conocemos pero en la que nos sumergimos poco. Ryszard Kapuscinski demuestra una total coherencia a lo largo de todos sus textos, coherencia en su ideas y defensa siempre del oprimido, el pobre, el de color... Si bien no hace un ataque a la sociedad occidental y rica, simplemente nos expone su experiencia vital con respecto a las culturas ms pobres.

Zurie Vzquez, www.zuria.blogspot.com


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter