Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-05-2006

Lo que ganan las transnacionales petroleras en Bolivia

Carlos Fernndez-Vega
La Jornada


TRAS LA NACIONALIZACION decretada el pasado lunes por Evo Morales vino el amarre de navajas y los nimos se caldearon entre los mandatarios de cuatro gobiernos sudamericanos directamente involucrados -por una u otra causa- en el asunto. Paradjicamente, Lula y Kirchner brincaron, aunque la decisin boliviana se tom bajo la premisa del inters colectivo y no de los negocios privados.

FELIZMENTE LOS CUATRO se reunieron el pasado jueves en Iguaz, en una especie de "cumbre", en la que el tema central fue la nacionalizacin energtica boliviana y el efecto para las otras tres naciones. Las fingidas sonrisas de los mandatarios (Nstor Kirchner, Evo Morales, Luiz Inacio Lula da Silva y Hugo Chvez) invitan a pensar sobre el cido destilado durante la reunin, aunque a coro negaron que exista "una crisis regional" y descartaron efectos negativos por la citada nacionalizacin.

CON TODO Y sonrisas para la foto, Lula y Kirchner reclaman para sus pases abasto garantizado de energticos y precios bajos, incluso muy bajos, como hasta el pasado domingo. Lo primero es atendible, pero lo segundo no tanto, de acuerdo con un informe del gobierno boliviano difundido a principios de 2004, y retomado por Econoticias Bolivia, cuyas partes medulares se reproducen a continuacin:

LAS TRASNACIONALES QUE operan en Bolivia reportan uno de los ms altos ndices de ganancia en la industria petrolera mundial. Informes oficiales del gobierno boliviano establecen que esos consorcios han tomado el control de los ricos yacimientos de petrleo y gas, con los costos de produccin ms bajos del mundo, al haber recibido sin mayores inversiones los gigantescos pozos y campos desarrollados por el Estado, pagar impuestos casi simblicos.

REPSOL Y AMOCO, que tomaron el control de la ex empresa estatal boliviana YPFB, presentan los costos unitarios de produccin y de exploracin de hidrocarburos ms bajos entre 200 empresas analizadas a nivel mundial. El costo promedio para la produccin de un barril equivalente de petrleo es de 5.6 dlares a nivel mundial, pero en Bolivia se reduce, en el caso de Repsol, a slo un dlar y en el de Amoco a 0.97 dlares. En el mbito internacional, nicamente la petrolera Niko Resources tiene un costo de produccin ms bajo (0.87), segn consigna la publicacin internacional Global Upstream Performance Review 2003.

LAS OTRAS TRASNACIONALES que operan en Bolivia, como Total, Maxus, Petrobras, British Gas, Panamerican Gas y Shell, tambin tienen costos muy bajos, producto de las excesivas y onerosas concesiones que el Estado boliviano otorg en la dcada de los aos 90, cuando se privatiz ("capitaliz", segn la versin gubernamental de aquellos aos) la industria petrolera boliviana y se desmantel la empresa estatal. Los costos de produccin incluyen gastos operativos, mantenimiento de pozos, infraestructura y equipamiento, gastos administrativos directos e impuestos de produccin.

TODAS LAS INVERSIONES y trabajos de prospeccin, exploracin y desarrollo de campos realizadas por el Estado boliviano beneficiaron directamente a las petroleras extranjeras, que sin invertir demasiado encuentran gas y petrleo a raudales. No es casual que el informe oficial establezca que las trasnacionales que operan en el pas tengan tambin los costos ms bajos en la bsqueda y desarrollo de un barril equivalente de petrleo, que es de 8.58 dlares a nivel mundial y de 5.66 dlares el promedio latinoamericano. Este costo en el caso de Repsol en Bolivia es de apenas 0.40 dlares por barril equivalente de petrleo, 20 veces por abajo del promedio internacional y 14 veces menos que el latinoamericano.

EL RESTO DE las trasnacionales energticas que operan en Bolivia tienen similares indicadores y sus perspectivas para acrecentar sus ingresos son enormes. Con una escasa tributacin, costos tan bajos y aprovechando al mximo el trabajo anterior desarrollado por el Estado, invertir en Bolivia se ha convertido en sinnimo de altas ganancias y escasos riesgos.

EL INFORME SUBRAYA que la tasa de xito para encontrar gas y petrleo en Bolivia es una de las ms altas del mundo: 50 por ciento, en comparacin con otros pases donde ese nivel llega a 20 por ciento. Esto quiere decir que a nivel internacional 8 de cada 10 intentos por encontrar gas y petrleo estn condenados al fracaso; en Bolivia cinco de cada 10 intentos dan resultado.

LOS BENEFICIOS OBTENIDOS por las trasnacionales se agrandan en Bolivia, no slo por la vigencia de los bajsimos costos de produccin y los reducidos impuestos (las petroleras pagan apenas el 18 por ciento del valor de la produccin hidrocarburfera en boca de pozo), sino tambin por los reducidos mrgenes de la refinacin de hidrocarburos y su conversin en gasolina, gas licuado y otros carburantes que son comercializados.

LOS CONSUMIDORES DOMESTICOS e industriales del pas ms pobre de Sudamrica deben pagar por carburantes como si fueran importados de Kuwait o Arabia Saudita, todo en beneficio de las trasnacionales petroleras, que adems tienen la capacidad tecnolgica y administrativa para maquillar sus cuentas financieras, burlar los endebles controles estatales y presentar un nivel de ganancias por debajo de lo real para as pagar menos impuestos.

LAS PETROLERAS EXTRANJERAS que explotan los recursos naturales no renovables de Bolivia pagan muy pocos impuestos. Como muestra, en el quinquenio 1998-2002, Repsol apenas pag 4.3 millones de dlares como promedio anual, y 5.2 millones Amoco.

AHORA, CAMBIAN LAS reglas del juego.

[email protected] / [email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter