Portada :: Otro mundo es posible :: Viena. Cumbre AL-UE. Abril 2006
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-05-2006

Cumbre de Viena UE-ALC enfrenta numerosos retos

Luis Manuel Arce
Prensa Latina


Los retos que enfrenta la IV Cumbre Unin Europea-Amrica Latina y el Caribe (UE-ALC) pueden marcar un hito en las relaciones biregionales si la reunin es capaz de concretar las metas propuestas, indican hoy observadores.
Entre los desafos que tienen ante s los jefes de Estado y Gobierno de los 25 pases de la Unin Europea y los lderes de Latinoamrica y el Caribe, se cuentan la situacin de los procesos de integracin de Latinoamrica y la voluntad de concertacin en los asuntos internacionales, como los ms trascendentes.
En ese sentido los latinoamericanos estn dando los pasos ms decisivos con la creacin de nuevos mecanismos de integracin como la Alternativa Bolivariana de Nuestra Amrica (ALBA), y el fortalecimiento de otros ya existentes como el MERCOSUR.
Con esa misma fuerza cuestionan tambin los rganos e instrumentos integracionistas que no cumplen las expectativas, como la Comunidad Andina de Naciones (CAN) puesta en crisis por los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos firmados por Per y Colombia.
Sin embargo, Europa no ha respondido consecuentemente a esos pasos y todava prevalece la retrica por encima de acciones concretas demandadas por el grupo latinoamericano, como el abandono de la posicin comn respecto de Cuba, as como la tolerancia a medidas extraterritoriales, en particular la ley Helms Burton.
La distribucin de poderes en Naciones Unidas, el Protocolo de Kyoto, el Tribunal Penal Internacional, la intensificacin del dialogo poltico y la promocin de la integracin regional y subregional de Amrica latina, son temas presentes en el cnclave.
La Unin Europea ha dicho que favorece el proceso de integracin regional y subregional que acelere el crecimiento econmico y facilite el progreso hacia un sistema multilateral internacional efectivo, pero an le queda el decisivo camino de probar y convencer a sus interlocutores que es as.
Latinoamrica y el Caribe demandan un aumento de la ayuda a la regin para mejorar su potencial, concretar la interconectividad de sus redes de infraestructuras y facilitar la integracin de cada uno de los pases en los mercados internacionales.
Europa estima que la integracin regional y subregional permitir a esa parte del nuevo mundo convertirse en un actor poltico ms influyente en la escena global, y esa es posiblemente una de las pocas coincidencias de criterio en este IV Encuentro.
Sin embargo, los enfoques varan, pues mientras en Amrica Latina gana terreno un criterio ms aglutinador en el que el multilateralismo efectivo es muy importante, en Europa se estimulan los TLC, lo cual limita el lema de esta cumbre: reforzar la asociacin estratgica entre ambas partes.
Los gobernantes latinoamericanos y caribeos pedirn a los europeos que dejen a un lado la retrica, que sean efectivamente ms europeos y europeizantes que lo que se proclaman frente a Estados Unidos, y jueguen el papel que les corresponde en la nueva situacin latinoamericana.
En suma, los visitantes del otro lado del Atlntico tratarn de dejar caer el baln en la cancha de Europa para que cambie su manera de pensar y actuar, y comprenda que Amrica Latina y el Caribe son vitales para su geoestrategia.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter