Portada :: N. Chomsky
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-06-1997

Qu hace que los medios convencionales sean convencionales?

Noam Chomsky
Z Magazine

Ttulo original: What makes mainstream media mainstream? Autor: Noam Chomsky Origen: Z Magazine, octubre de 1997 Traducido por Alfred Sola y revisado por Dborah Gil, junio de 2000


El presente texto es el contenido de una conferencia realizada en el Z Media Institute en junio de 1997

Parte de las razones por las que escribo sobre los medios es porque estoy interesado en la cultura intelectual en general, y la parte ms fcil de investigar son los medios. Salen cada da. Puedes hacer una investigacin sistemtica. Puedes comparar la versin de ayer con la de hoy. Hay muchas pruebas de en qu se profundiza y en qu no, y de la forma en que estn estructuradas las cosas.

Mi impresin es que los medios no son muy diferentes de las universidades o de, por ejemplo, las revistas de opinin intelectuales; hay algunas limitaciones aadidas, pero no es radicalmente diferente. De hecho interactan, lo cual explica porqu hay gente que va de un sitio a otro con bastante facilidad.

Si vas a examinar los medios, o cualquier institucin que quieras comprender, te preguntas sobre su estructura institucional interna. Quieres saber algo de su posicin en la sociedad en general. Cmo se relacionan con otros sistemas de poder y de autoridad? Si tienes surte, hay un registro interno de los dirigentes en el sistema de informacin que te dice de qu van (una especie de sistema doctrinal). No me refiero a los comunicados de la industria de relaciones pblicas sino a lo que se dicen entre ellos sobre qu quieren hacer. Hay bastante documentacin interesante.

Esas son tres fuentes bsicas de informacin sobre la naturaleza de los medios. Quieres examinarlos de la forma que un cientfico estudiara una molcula compleja o algo as. Examinas la estructura y luego haces alguna hiptesis basada en esa estructura en cuanto a cmo es probable que sea el producto que salga. Luego investigas ese producto y ves si cumple tus hiptesis o no. Casi todo el trabajo en el anlisis de los medios es esta ltima parte, intentar estudiar detenidamente cmo es el producto y si cumple las hiptesis obvias sobre la naturaleza y estructura de los medios.

Bueno, qu es lo que encuentras? Primero, descubres que hay diferentes tipos de medios que hacen varias cosas diferentes, como la industria del entretenimiento de Hollywood, los culebrones de televisin, etc, o incluso la mayora de peridicos del pas (la inmensa mayora de ellos). Estn dirigiendo a la audiencia de masas.

Hay otro sector de los medios, los medios de lite, a veces llamados los medios que marcan la agenda porque son los que tienen grandes recursos y establecen el marco en que opera el resto. El New York Times, CBS, ese tipo de cosa. Su audiencia es principalmente gente privilegiada. La gente que lee el New York Times, gente con dinero o parte de lo que a veces se llama la clase poltica, estn realmente involucrados en el sistema poltico de forma prctica. Son bsicamente gestores, de un tipo o de otro. Pueden ser gestores polticos, gestores empresariales (ejecutivos o similares), gestores doctrinarios (como profesores de universidad) o otros periodistas que se ocupan de organizar el modo en que la gente piensa y ve las cosas.

Los medios de lite establecen un marco dentro del cual opera el resto. Si miras la Associated Press [agencia de noticias], que saca un constante flujo de noticias, a media tarde para y saca algo, cada da, que dice "Aviso a editores: el New York Times de maana tendr las siguientes historias en su portada". El objetivo de eso es que, si eres el editor de un diario en Dayton, Ohio y no tienes los recursos para saber cules son las noticias, o no quieres ni pensar en ello, esto te dice cules son. Estas son las historias para el trozo que dedicars a algo que no sean asuntos locales o entretenimiento. Estas son las historias que pondrs porque es lo que el New York Times te dice que es lo que debe interesarte. Si eres un editor en Dayton, Ohio, casi tendrs que hacer eso, porque no tienes muchas ms posibilidades en cuanto a recursos. Si te sales de la lnea, si empiezas a sacar historias que no le gustan a los grandes, te lo harn saber muy pronto. De hecho, lo que ocurri hace poco con el San Jose Mercury News es un ejemplo dramtico de eso. As que hay muchas formas en que los juegos de poder te pueden devolver a tu sitio si te pasas. Si intentas romper el molde, no durars mucho. Ese marco funciona bastante bien, y es comprensible que sea tan slo una reflexin de las estructuras obvias de poder.

Los medios de masas de verdad intentan bsicamente distraer a la gente. Que hagan cualquier otra cosa, pero que no nos molesten (a nosotros, la gente que manda). Que les interesen los deportes profesionales, por ejemplo. Dejemos que se vuelvan locos con ellos, o con escndalos sexuales, o con las personalidades y sus problemas o algo as. Cualquier cosa, siempre que no sea seria. Por supuesto, lo serio es para los peces gordos. "Nosotros" nos ocupamos de eso.

Qu son los medios de lite, los que marcan la agenda? (El New York Times y la CBS, por ejemplo). Bueno, primero de todo, son empresas muy grandes, con grandes beneficios. Es ms, muchas de ellas estn relacionadas, o son directamente propiedad de, empresas an ms grandes, como General Electric, Westinghouse, etc. Estn en la cima de la estructura de poder de la economa privada, que es una estructura muy tirnica. Las grandes empresas son bsicamente dictaduras, jerrquicas, controladas desde arriba. Si no te gusta lo que hacen, vete. Los grandes medios son tan slo parte de ese sistema.

Qu hay de su entorno institucional? Bueno, es ms o menos lo mismo. Con quien se relacionan, con quien interactan, es con otros centros de poder: el gobierno, otras empresas o las universidades. Dado que los medios son un sistema doctrinal actan conjuntamente con las universidades. Imagina que eres un periodista escribiendo un reportaje sobre el Sudeste de Asia, o Africa, o algo as. Se supone que irs a esa gran universidad y encontrars un experto que te dir qu tienes que decir, o si no a una de las fundaciones como el Brookings Institute o la American Enterprise, y te darn las palabras a usar. Esas instituciones externas son muy similares a los medios.

Las universidades, por ejemplo, no son instituciones independientes. Puede haber gente independiente esparcida por ah entre ellas pero eso tambin ocurre en los medios. Tambin es cierto en las grandes empresas en general. Incluso en los estados fascistas es cierto. Pero la institucin en s es un parsito. Depende de fuentes externas de financiacin, y esas fuentes externas, como fortunas privadas, grandes empresas con sus programas, y el gobierno (que est tan directamente ligado al poder empresarial que apenas los puedes distinguir), sas son con las que tiene que tratar la universidad. La gente que haya que no se ajuste a la estructura, que no la acepte y la internalice (no puedes realmente trabajar con ello si no lo has internalizado y te lo crees), digo que la gente que no haga eso probablemente ser excluida durante el camino, desde la guardera hasta el final. Hay todo tipo de dispositivos de filtracin para deshacerse de la gente que piense de forma independiente y pueda crear problemas. Aquellos de vosotros que hayis ido a la universidad sabis que el sistema educativo est muy enfocado a premiar la conformidad y la obediencia; si no haces eso, eres un alborotador. As pues, es un dispositivo de filtracin que acaba produciendo gente que, de forma realmente honesta (no mienten), han internalizado el marco de creencias y actitudes del sistema de poder en la sociedad. Las instituciones de lite, como Harvard y Princeton, o las pequeas universidades elitistas, por ejemplo, estn mucho ms enfocadas a la socializacin. Si vas a un sitio como Harvard, mucho de lo que ocurre ah es sobre ensear modales; cmo comportarse como un miembro de la clase alta, cmo tener las ideas adecuadas, etc.

Si habis ledo Rebelin en la Granja, de George Orwell, que fue escrita a mediados de los 40, era una stira de la Unin Sovitica, un estado totalitario. Fue un gran xito. Todos estaban encantados. Pero resulta que haba escrito una introduccin a Rebelin en la Granja que fue suprimida. Slo apareci 30 aos ms tarde. Alguien la encontr entre sus papeles. La introduccin versaba sobre "Censura literaria en Inglaterra" y lo que deca es que obviamente ese libro estaba ridiculizando la Unin Sovitica y su estructura totalitaria, pero que Inglaterra no era tan diferente. No tenemos el KGB vigilndonos pero el resultado es bastante parecido. La gente que tiene ideas independientes o que tiene las ideas equivocadas es apartada.

Habla un poco, slo dos frases, sobre la estructura institucional. Dice, cmo pasa eso? Bueno, primero, porque la prensa es propiedad de gente muy rica que quiere que slo ciertas cosas lleguen al pblico. Lo otro que dice es que cuando pasas por el sistema educativo de lite, cuando vas a las mejores escuelas de Oxford, aprendes que hay ciertas cosas que no est bien decir y hay ciertas ideas que no est bien tener. Ese es el papel socializante de las instituciones de lite y si no te adaptas te apartan. Esas dos frases ms o menos lo dicen todo.

Cuando criticas a los medios y dices, mirad, esto es lo que escribe Anthony Lewis o cualquier otro, se enfadan mucho. Dicen, con mucha razn, "Nadie me dice qu tengo que escribir. Escribo lo que quiero. Todo ese rollo sobre presiones y limitaciones es una tontera, yo nunca tengo ninguna presin". Lo cual es completamente cierto, pero el tema es que no estaran ah si no hubieran demostrado previamente que nadie tiene que decirles qu escribir porque ya dirn lo correcto ellos mismos. Si empiezas en el apartado de noticias metropolitanas, por ejemplo, y sigues las historias no adecuadas, no llegars nunca a las posiciones en que puedas decir cualquier cosa que te apetezca. Lo mismo ocurre con la mayora de profesores de universidad en las disciplinas ms ideolgicas. Han pasado por el sistema de socializacin.

Muy bien, entonces examinas la estructura del sistema en su conjunto. Cmo esperas que sean las noticias? Bueno, es bastante obvio. Toma el New York Times. Es una empresa que vende un producto. El producto son las audiencias. No ganan dinero cuando compras el peridico. Estn contentos ponindolo gratis en la red. De hecho, pierden dinero cuando compras el peridico. Pero la audiencia es el producto. El producto es gente privilegiada, justo la misma gente que est escribiendo esos peridicos, ya sabes, la gente que toma las decisiones de alto nivel en esta sociedad. Tienes que vender un producto a un mercado, y el mercado es, por supuesto, los anunciantes (es decir, otras grandes empresas). Sea televisin o peridicos o lo que sea, estn vendiendo audiencias. Grandes empresas que venden audiencias a otras grandes empresas. En el caso de los medios de lite, son empresas muy grandes.

Bueno, qu esperas que ocurra? Qu prediccin haras sobre la naturaleza del producto de los medios, dadas las circunstancias? Cul sera la hiptesis nula, el tipo de conjetura que haras sin asumir nada ms? La suposicin obvia es que el producto de los medios, lo que aparece, lo que no aparece, el modo en que se presenta, reflejar los intereses de los compradores y vendedores, y de las instituciones y sistemas de poder que estn a su alrededor. Si no pasara eso, sera una especie de milagro.

Bien, entonces viene el trabajo duro. Te preguntas si realmente funciona como has predicho. Bueno, podis juzgar vosotros mismos. Hay mucho material sobre esta hiptesis obvia, que ha sido sujeta a las pruebas ms duras imaginables, y an aguanta notablemente bien. Virtualmente nunca encontrars en las ciencias sociales algo que apoye de manera tan clara cualquier conclusin, lo cual no es una gran sorpresa, porque sera milagroso que no fuera as dadas las fuerzas que estn operando.

Lo siguiente que descubres es que todo esto es completamente tab. Si vas a la Kennedy School of Government o a Stanford [dos renombrados programas de Ciencias Polticas], y estudias periodismo y comunicacin, o ciencia poltica acadmica, etc, esas cuestiones probablemente no aparecern. Es decir, la hiptesis que a cualquiera se le ocurrira sin saber nada de nada, no se puede expresar, y las pruebas que lo demuestran no se pueden discutir. Bueno, tambin predices eso. Si examinas la estructura institucional, diras, claro, eso ocurrir porque, por qu querra esa gente verse descubierta? Por qu deberan permitir que hubiera un anlisis crtico de lo que estn haciendo? La respuesta es, no hay razn para permitirlo y de hecho no lo permiten. De nuevo, no es una censura directa. Es slo que no llegas a esos puestos. Eso incluye a la izquierda (lo que se llama izquierda) tanto como la derecha. A no ser que hayas sido adecuadamente formado y socializado para que haya ciertas ideas que simplemente ya no tengas, porque si las tuvieras no estaras ah. As que tienes un segundo orden de prediccin, que es que el primer orden de prediccin no se puede discutir.

La ltima cosa a examinar es el marco doctrinal en que esto tiene lugar. La gente que est en los ms altos puestos del sistema de informacin, incluyendo los medios, la publicidad, la ciencia poltica acadmica, etc, tiene esa gente una imagen real de lo que ocurre cuando escriben para ellos mismos? (no cuando estn haciendo discursos). Cuando hacen discursos, son todo bonitas palabras. Pero cuando escriben para ellos mismos, qu dice esa gente?

Hay bsicamente tres fuentes a examinar. Una es la industria de relaciones pblicas, ya sabes, la industria de propaganda de las grandes empresas. Qu dicen los lderes de la industria de PR (relaciones pblicas)? El segundo lugar a examinar es los llamados intelectuales pblicos, los grandes pensadores, la gente que escribe editoriales y cosas as. Qu dicen estos? La gente que escribe libros impresionantes sobre la naturaleza de la democracia y ese tipo de cosas. La tercera fuente que examinas es el sistema acadmico, concretamente la parte de la ciencia poltica relacionada con las comunicaciones y la informacin y todo eso, que ha sido un rama de la ciencia poltica desde hace 70 o 80 aos.

Entonces, examinas esas tres cosas y ves lo que dicen, ves lo que las grandes figuras han escrito sobre eso. Todos dicen (cito en parte) que la poblacin general son "intrusos ignorantes y entrometidos". Tenemos que mantenerlos lejos de la arena pblica porque son demasiado estpidos y si tomaran parte todo lo que haran sera crear problemas. Su sitio es ser "espectadores", no "participantes".

Se les permite votar de vez en cuando, escoger a alguno de nosotros, los tipos listos. Pero luego se supone que deben volver a casa y hacer cualquier otra cosa, mirar el ftbol o lo que sea. Pero los "intrusos ignorantes y entrometidos" tienen que ser "espectadores, no participantes". Los participantes son lo que se llama la "gente responsable" y, por supuesto, el escritor siempre es uno de ellos. Nunca te preguntas, por qu yo soy un "hombre responsable" y aquel otro est en la crcel? La respuesta es bastante evidente. Es porque t eres obediente y ests subordinado al poder, y esa otra persona puede ser independiente, etc. Pero no te lo preguntas, claro. As que tenemos a esos tipos listos que se supone que deben dirigir el cotarro y el resto se supone que estar fuera de eso, y no deberamos sucumbir (y cito de un artculo acadmico) "a los dogmatismos democrticos de que los hombres son los mejores jueces de sus propios intereses". No lo son. Son unos jueces malsimos de sus propios intereses, as que tenemos que hacerlo nosotros por su propio bien.

De hecho, eso es muy similar al leninismo. Hacemos todo esto por vosotros, lo hacemos en inters de todos, etc. Me imagino que esa es en parte la razn por la que ha sido histricamente tan fcil para esa gente cambiarse la chaqueta y pasar de ser entusiastas estalinistas a grandes partidarios del poder de los EE.UU. La gente cambia muy fcilmente de una posicin a la otra, y mi sospecha es que es porque bsicamente es la misma. No es un gran cambio. Simplemente haces una estimacin diferente de dnde est el poder. En un momento crees que est aqu, en otro crees que est all. Pero adoptas la misma postura.

Cmo hemos llegado hasta aqu? Es una historia interesante. Gran parte viene de la Primera Guerra Mundial, que es una encrucijada. Cambi considerablemente la posicin de los EE.UU. en el mundo. En el siglo XVIII los EE.UU. eran ya el sitio ms rico del mundo. La calidad de vida, la salud, la longevidad que tenan no se alcanz, entre la clase alta britnica, hasta el siglo XX, no digamos en el resto del mundo. Los EE.UU. eran extraordinariamente ricos, con enormes ventajas, y, a finales del siglo XIX, tenan con mucho la mayor economa del mundo. Pero no era un actor importante en el teatro mundial. El poder estadounidense se extenda a las islas del Caribe, alguna parte del Pacfico, pero no mucho ms.

Durante la Primera Guerra Mundial, las relaciones cambiaron. Y cambiaron ms dramticamente durante la Segunda Guerra Mundial. Despus de sta, los EE.UU. ms o menos tomaron el mando del mundo. Pero despus de la Primera ya hubo un gran cambio, y los EE.UU. pasaron de ser un pas deudor a ser un pas acreedor. No era enorme, como Gran Bretaa, pero adquiri un papel importante en el mundo por primera vez. Ese fue un cambio, pero hubo otros.

La Primera Guerra Mundial fue la primera vez en que hubo propaganda estatal altamente organizada. Los britnicos tenan un Ministerio de Informacin, y realmente lo necesitaban, porque tenan que meter a los EE.UU. en la guerra o tendran muchos problemas. El Ministerio de Informacin se dedic a enviar propaganda, incluyendo grandes invenciones sobre las atrocidades de los "hunos" y cosas as. Estaban dirigidos a los intelectuales americanos bajo la razonable suposicin de que era la gente ms crdula, ms dispuesta a creer la propaganda. Tambin son los que se encargaron de divulgarlo en su propio sistema. As que estuvo dirigida especialmente a los intelectuales americanos y funcion muy bien. Los documentos del Ministerio Britnico de Informacin (muchos de ellos han sido desclasificados) muestran que su objetivo era, en sus propias palabras, controlar el pensamiento de todo el planeta, apenas un objetivo menor, pero especialmente de los EE.UU. No les importaba mucho lo que pensara la gente en la India. El Ministerio de Informacin consigui engaar a los intelectuales americanos para que aceptaran las invenciones de su propaganda de una forma apabullante. Estaban orgullosos de ello. Y con razn, pues les salv el cuello. Sin eso, hubieran perdido la guerra.

En los EE.UU. fue otra historia. Woodrow Wilson fue elegido en 1916 con un programa contra la guerra. Los EE.UU. eran un pas muy pacifista. Siempre lo ha sido. La gente no quiere ir a luchar en guerras forneas. El pas estaba muy en contra de la Primera Guerra Mundial y Wilson haba sido elegido con un programa contra la guerra. "Paz sin victoria" era su eslogan. Pero l quera ir a la guerra. As que el tema era, cmo hacemos que este pueblo pacifista se convierta en lunticos histricos anti-alemanes para que quieran ir a matar a todos los alemanes? Eso requiere propaganda. As que montaron la primera y realmente nica gran agencia estatal de propaganda en la historia de los EE.UU. Se llamaba el Comit de Informacin Pblica (bonito ttulo orwelliano), tambin conocida como Comisin Creel. El tipo que la diriga se llamaba Creel. La tarea de esta comisin era llevar a la poblacin a una histeria nacionalista. Funcion increblemente bien. En unos pocos meses, haba una histeria colectiva a favor de la guerra, y los EE.UU. pudieron entrar en ella.

Mucha gente qued impresionada por estos hechos. Una de ellas, y eso tuvo repercusiones en el futuro, fue Hitler. Si leis Mein Kampf, llega a la conclusin, bastante justificada, de que Alemania perdi la Primera Guerra Mundial porque perdi la batalla de la propaganda. No pudieron competir con una propaganda britnica y americana que les apabull. Hitler asegur que la prxima vez tendran su propio sistema de propaganda, y as lo hicieron en la Segunda Guerra Mundial. Ms interesante para nosotros es el hecho de que la comunidad empresarial norteamericana tambin qued impresionada con el esfuerzo propagandstico. En aquella poca tenan un problema. El pas se estaba haciendo formalmente ms democrtico. Mucha ms gente poda votar, ese tipo de cosas. El pas se iba haciendo rico, ms gente poda participar y tambin estaban llegando muchos inmigrantes.

Entonces, qu haces? Va a ser ms difcil llevar las cosas como un club privado. Por lo tanto, obviamente, tienes que controlar lo que piensa la gente. Haba habido hasta entonces especialistas en relaciones pblicas, pero no una industria de relaciones pblicas. Haba un to que se encargaba de limpiar la imagen de Rockefeller y ese tipo de cosas. Pero esa industria de relaciones pblicas enorme, que es una invencin estadounidense y una industria monstruosa, surgi de la Primera Guerra Mundial. Sus principales lderes fueron la gente de la Comisin Creel. De hecho, su lder, Edward Bernays, sali directamente de la Comisin Creel. Public un libro justo despus titulado Propaganda. El trmino "propaganda", por cierto, no tena connotaciones negativas en esos tiempos. Fue durante la Segunda Guerra Mundial cuando el trmino se convirti en tab, pues estaba conectado con Alemania y todas esas cosas malas. Pero en ese periodo, el trmino propaganda tan slo quera decir informacin o algo parecido. As que escribi el libro Propaganda hacia 1925, y empieza diciendo que est sacando lecciones de la Primera Guerra Mundial. El sistema de propaganda de la Primera Guerra Mundial, y la comisin de la que form parte, muestran, nos dice, que es posible "reglamentar la mente pblica exactamente igual que un ejrcito reglamenta a sus soldados". Las minoras inteligentes, dice, tienen que utilizar estas nuevas tcnicas de reglamentacin de las mentes para asegurarse que la chusma est en su sitio. Ahora podemos hacerlo porque tenemos estas nuevas tcnicas.

Ese es el manual principal de la industria de relaciones pblicas. Bernays es una especie de gur. Fue un autntico liberal estilo Roosevelt o Kennedy. Tambin prepar el esfuerzo de relaciones pblicas para apoyar el golpe que derrib al gobierno democrtico de Guatemala con el apoyo de los EE.UU.

Su mayor xito, el que le llev a la fama a finales de los aos 20, fue conseguir que las mujeres fumasen. Las mujeres no fumaban en esa poca y l prepar una enorme campaa para Chesterfield. Ya sabis todas las tcnicas, modelos y actrices famosas con cigarrillos y ese tipo de cosas. Eso le vali grandes alabanzas. As que se convirti en una figura de la industria y su libro era el manual.

Otro miembro de la Comisin Creel fue Walter Lippman, la figura ms respetada del periodismo norteamericano durante medio siglo (quiero decir periodismo serio, artculos de opinin). Tambin escribi los llamados ensayos progresistas sobre la democracia, considerados progresistas en los aos 20. Estaba, una vez ms, aplicando las lecciones del trabajo sobre la propaganda de forma muy explcita. Dice que hay un nuevo arte en democracia llamado "manufactura del consenso". Esta frase es suya. Edward Herman y yo la copiamos para nuestro libro, pero viene de Lippman. Bien, dice, tenemos este nuevo arte en el mtodo de la democracia, la manufactura del consenso. Al manufacturar el consenso, puedes superar el hecho de que formalmente mucha gente tenga derecho a votar. Podemos hacerlo irrelevante porque podemos manufacturar el consenso y asegurarnos que sus opciones y actitudes estn estructuradas de tal forma que siempre hagan lo que les digamos, incluso si tienen un modo formal de participar. As tendremos una democracia real. Funcionar correctamente. Eso es aplicar las lecciones de la agencia de propaganda.

La ciencia social y la ciencia poltica acadmicas parten de los mismos supuestos. El fundador de lo que se llama ciencia poltica acadmica y comunicacin fue Harold Glasswell. Su mayor logro fue un libro, un estudio sobre la propaganda. Dice, de forma muy franca, las cosas que yo citaba antes, esas cosas sobre no sucumbir a los dogmatismos democrticos, todo eso viene de la ciencia poltica acadmica (Glasswell y otros). De nuevo, sacando lecciones de la experiencia en tiempo de guerra, los partidos polticos sacaron las mismas conclusiones, especialmente el partido conservador en Inglaterra. Sus primeros documentos, que acaban de salir a la luz, muestran que tambin reconocan los logros del Ministerio de Informacin britnico. Se daban cuenta que el pas se estaba democratizando y ya no podra ser un club privado. As que la conclusin, en sus propias palabras, es que la poltica tena que convertirse en guerra poltica, aplicando los mecanismos de la propaganda para controlar los pensamientos de la gente que tan brillantemente haban funcionado durante la Primera Guerra Mundial.

Esa es la parte doctrinal y coincide con la estructura institucional. Refuerza las predicciones sobre cmo debera funcionar el tema. Y las predicciones estn bien confirmadas. Pero estas conclusiones tampoco se pueden discutir. Todo esto forma parte de la literatura disponible pero slo es para la gente que est en el ajo. Cuando vas a la universidad, no lees los clsicos sobre cmo controlar las mentes de la gente.

De la misma forma que no lees lo que dijo James Madison durante la convencin constitucional sobre que el principal objetivo del nuevo sistema tena que ser "proteger a la minora de los opulentos contra la mayora" y que tena que ser diseada para conseguir ese fin. Esa es la fundacin del sistema constitucional, as que nadie lo estudi. No puedes encontrarlo ni en la literatura acadmica, a no ser que mires muy a fondo.

Este es bsicamente el cuadro, tal como yo lo veo, de la forma en que funciona el sistema institucionalmente, las doctrinas que hay detrs de ello, y lo que resulta de todo eso. Hay otra parte, dirigida a los "intrusos ignorantes y entrometidos". Esa es sobre todo usar diversiones de un tipo o de otro. De eso, creo, podras predecir lo que esperaras encontrar ah.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter