Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-05-2006

El modelo dominante desconoce las culturas tradicionales
La Ministra de Salud cuestiona mtodos de medicina occidental

IPS/Rebelin


El estado alarmante de la salud en Bolivia guarda relacin con el modelo dominante que desconoce a las culturas tradicionales de la sociedad, explic la ministra del rea de ese pas, Nila Heredia, en un alto en su participacin en la Asamblea Mundial de la Salud que se realiza en Suiza.

Heredia intervino en un debate promovido por la Alianza para la Salud de la Madre, el Recin Nacido y el Nio, una iniciativa alentada por la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) para favorecer la reduccin de la mortalidad infantil y mejorar la salud materna para 2015, dos de los ocho Objetivos de Desarrollo para el Milenio de la Organizacin de las Naciones Unidas.

"Aunque en los ltimos aos se han registrado en Bolivia importantes avances en la situacin materno-infantil, los datos del censo de 2001 muestran que estamos en el penltimo lugar de Amrica Latina (slo subseguido por Hait)", dijo la ministra de Salud del gobierno izquierdista de Evo Morales, el primer indgena en llegar a la presidencia de Bolivia y que asumi en enero.

"Los resultados no han sido suficientemente satisfactorios, al parecer por la utilizacin de modelos sanitarios externos en que los valores y las costumbres de las comunidades (aborgenes) estn ausentes", explic en una parte del dilogo con IPS esta profesora universitaria de destacada trayectoria en la defensa de los derechos civiles antes de ser convocada por Morales.

--Cmo se distinguen esos criterios?

--Hay formas distintas de ver la salud. Cada cultura tiene un concepto de la salud probablemente diferentes de otras. En realidad, el modelo sanitario se basa en la enfermedad, no en la salud. Estamos muy preocupados por ver hospitales, por ver enfermos. Ese es el sistema preponderante. En tanto que la poblacin se preocupa ms por hacer salud. Muchas cosas son demasiado naturales. Son naturales como para forzar a formas de atencin que son diferentes.

--Qu objeta de ese modelo?

--Nos hemos preocupado mucho por esta corriente del parto humanizado, y a veces pensamos que eso es darle no slo mayor comodidad a la parturienta, sino que necesariamente est atendida por una persona del sistema mdico. Pero la gente tiene miedo porque el mdico intenta atender cmodamente, en vez de que sea la madre quien tenga comodidad. Entonces eso dificulta la atencin en esa fase.

--Hay crticas ms arraigadas?

--S, por ejemplo, en muchas culturas la placenta tiene un valor simblico muy importante. Por tanto tiene que ser guardada, tiene que ser enterrada de una manera tal que garantice al nio que va a vivir. En la lgica mdica, la placenta no sirve y se la bota, y por ello se genera una ruptura muy grande. Entonces, errneamente, la mujer ya no va a hacerse atender porque se ha botado una parte del nio, una parte de la vida. Como stos, hay muchos criterios, muchas ideas que nos exigen ver el tema de la cultura ms all del acto mdico, con un valor aadido en lo que es la cultura, que est alrededor, como es el nacimiento del nio, por ejemplo, como un hecho de la familia y no del mdico, ni de la enfermera.

--Cules son los datos del censo de 2001?

--La mortalidad materna ascenda a 234 por 100.000 nacidos vivos, una de las ms altas de Amrica Latina. La mortalidad en menores de cinco aos se elevaba a 75 por cada 1.000 nacidos vivos y la mortalidad neonatal a 31 por 1.000 nacidos vivos. Son muestras de una situacin de salud alarmante.

--Cmo se distribuye la salud en el territorio de Bolivia?

--La cobertura del Seguro Universal Materno Infantil, que presta atencin a los menores de cinco aos, junto a las madres durante el embarazo y hasta los seis meses posteriores al parto, registr una clara brecha entre las reas urbana y rural. La cobertura neonatal fue de siete por ciento en el campo y trep hasta 93 por ciento en las zonas urbanas. A su vez, en 2004, la cobertura del parto institucional alcanz a 51 por ciento de las mujeres embarazadas, pero la mayor parte de esa proporcin fue atendida en municipios de las capitales de departamento.

--En su intervencin ante la Alianza para la Salud de la Madre, del Recin Nacido y el Nio usted declar: "necesitamos todos los aliados posibles". A qu se refera?

--Creo que los aliados son desde los polticos hasta desde un punto de vista ms tcnico y acadmico. Pero cuando yo hago alianzas, no es que el nacimiento no es un hecho mdico, es un hecho natural, es una cosa que viene hasta como una bendicin. Entonces, los mdicos tienen que ser aliados en esa concepcin y no pretender ser los actores centrales del nacimiento, que son la madre y el resto de la familia.

--No teme que ciertos aliados, como la industria farmacutica, condicionen sus polticas?

--Seguramente que s van a hacerlo, pero en Bolivia no lo logran. Es claro, en el sistema de salud obviamente (los empresarios) condicionan, tienen formas de negocios muy particulares. Pero no es ese tipo de aliados el que yo quisiera tener.

--En qu se funda esa preocupacin por el perfil de los recursos humanos?

--La formacin de los recursos humanos contina siguiendo un modelo asistencial hospitalario que desconoce lo que son las culturas y las identidades, en un pas donde las poblaciones originarias constituyen ms de 60 por ciento del total de habitantes. En Bolivia existen ms de 30 identidades culturales, entre nacionalidades y grupos tnicos, siendo las ms importantes las nacionalidades aymara, la quechua y la guaran, con sus saberes, usos y costumbres propios. Cada una de ellas tiene una caracterstica que nos obliga a todos nosotros y al sistema en particular, a rever, a repensar la formacin de los recursos humanos, porque al estar ausentes las identidades y sus costumbres terminamos formando profesionales que no se adaptan a la realidad. Muchos de ellos desconocen los idiomas nativos, lo cual no les permite acercarse a la poblacin, ni la poblacin se acerca con facilidad a los hospitales.

--En su exposicin, a diferencia de los dems oradores, no hizo alusin a la cuestin de la salud sexual y reproductiva Acaso no es un problema en Bolivia?

--Cmo no. Es un problema. Por ejemplo con la Iglesia Catlica, que est absolutamente en contra de cualquier tipo de norma (que despenalice el aborto). Creo que ese tema es importante porque la Iglesia utiliza su poder para evitar que se aprueben leyes respecto del aborto, incluso al teraputico, y sobre la libre opcin de ser madre o no. En toda esta lgica de salud sexual reproductiva, se tiene que dejar de satanizar este tema. Y no puede ser.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter