Portada :: Economa :: La economia mundial a inicios del siglo XXI
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2006

La economa mundial a inicios del siglo XXI (VIII)
Nuevo perodo de sobreproduccin de productos industriales y subproduccin de energticos y de materias primas.

Orlando Caputo Leiva
Rebelin


En el artculo Estados Unidos y China: Locomotoras en la recuperacin y en las crisis cclicas de la economa mundial?, de mediados del 2004 y publicado en el libro Economa mundial y Amrica Latina, de CLACSO, destacamos otro de los cambios fundamentales de la economa mundial que denominamos bajo la forma de pregunta como, Nuevo periodo de sobreproduccin y de subproduccin?, en que con breves agregados, sealamos lo siguiente:

Los aumentos de los precios recientes de las materias primas y de los energticos podran ser el inicio del trmino de la sobreproduccin de ellos, y el trnsito a un momento de subproduccin o escasez relativa. Se afirma que el gran desarrollo de la economa China estara explicando este cambio. Esto sera una explicacin parcial que slo considera la demanda. La oferta mundial se ha modificado a travs de los ciclos y las crisis cclicas.

En la crisis de 1974-75 se produjo una escasez relativa de materias primas, energticas y alimentos. Las condiciones de rentabilidad llevaron a nuevas inversiones que rpidamente transformaron la escasez relativa en una sobreproduccin a partir de la crisis de inicios de los ochenta. La crisis de inicios de los ochenta, la de inicios de los noventa y la de inicios de la reciente dcada se presentaron como una crisis general de mercancas, tanto de productos industriales como de materias primas, energticos y alimentos. La sobreproduccin de estos productos afect tendencialmente los precios, y en las crisis, los precios disminuyeron fuertemente.

La sobreproduccin provoc un nivel limitado de inversiones en la mayora de estas actividades, lo que provoc un crecimiento relativamente pequeo de la produccin por el lado de la oferta hasta los primeros aos de la presente dcada. La excepcin se dio en el cobre, en el que se realizaron grandes inversiones en Chile por parte de las empresas extranjeras, lo que provoc una sobreproduccin mundial de cobre a partir de 1995 con disminuciones muy drsticas de precios que se prolongaron hasta mediados de 2003. La sobreproduccin fue tan evidente y la cada de precios fue tan drstica que varias empresas disminuyeron la produccin y en Chile se form un stock regulador en los primeros aos de esta dcada. Las inversiones en el cobre se frenaron, de esta manera este sector se incorpora a las limitaciones por el lado de la oferta. El crecimiento posterior de la demanda mundial, en particular de China, provocaron una escasez relativa y un incremento significativo de los precios.

En los energticos la participacin de la OPEP ha ajustado las condiciones de produccin al comportamiento de la demanda mundial en los ltimos aos orientndose a travs de una banda de precios vinculada a un precio de equilibrio. El crecimiento de los precios actuales del petrleo en los ltimos aos ha estado vinculado a la invasin de Irak por parte de EEUU y tambin a los incrementos de la demanda China.

El movimiento cclico y las crisis cclicas han generado una nueva relacin entre las condiciones de la produccin mundial y del mercado mundial. Esto, se expresa en la continuacin y profundizacin de la sobreproduccin mundial de productos industriales y servicios, muchos de ellos de alta tecnologa. Y un nuevo perodo de subproduccin o escasez de materias primas y energticos.

En el World Economic Outlook del Fondo Monetario Internacional, - FMI, abril de 2006-, se seala que:

La fuerte actividad econmica y la limitada respuesta de la oferta han sido las principales causas que explican los niveles tan elevados de los precios de los energticos y de los metales. Mirando al futuro la limitada capacidad excedente del sector de los combustibles se mantendr en todo 2006 y los precios continuarn siendo objeto de acontecimientos geopolticos. En contraste, se estima que los precios de los metales se debilitarn algo por nuevas capacidades hacia fines de 2006. (Pgina 55)

En el Informe del FMI, se hace un anlisis detallado de la demanda de petrleo y de gas, as como de las limitaciones de la oferta y las previsiones sobre la mantencin de los elevados precios del petrleo. El perodo de subproduccin de energticos que hemos sealado queda claramente de manifiesto por lo que no es necesario mayor desarrollo.

Interesa destacar la situacin de subproduccin, tanto para las materias primas como para los metales como recursos naturales no renovables. En el documento citado en relacin a los commodities no energticos, despus de sealar el aumento de precios en 2005, se agrega el siguiente comentario:

El perodo reciente contrasta de forma evidente con la tendencia general a la disminucin observada en los precios de los commodities no petrleo a lo largo de muchos aos. En parte reflejando avances sustanciales de eficiencia en la agricultura y en la tecnologa de extraccin de recursos, en particular en 1980s y 1990s.

En el documento se mencionan varios factores que explican esta alza: 1). La fuerte demanda de los pases emergentes de Asia, en particular de China; 2) El alza de los energticos contribuy al aumento de los precios de muchos bienes no energticos que usan energa en forma intensiva en su produccin: aluminio, acero y de algunos commodities del sector agrcola, que a su vez pueden ser utilizados como alternativas al petrleo: azcar, aceites transformados en combustibles, y el caucho natural como sustitutos del petrleo en productos sintticos; 3) el crecimiento de las inversiones financieras para diversificar las inversiones tradicionales en acciones y bonos.

La informacin estadstica de este documento del FMI, seala diferencias muy grandes en el comportamiento de los precios de los diferentes commodities no petrleo. A partir de 2003 el crecimiento de los precios de los metales ha sido mucho mayor que el crecimiento de los precios de los alimentos, bebidas y materias primas agrcolas.


En relacin a la oferta se seala lo siguiente:

El comportamiento de los precios de los diversos commodities reflejan diferencias inherentes en las condiciones de produccin, en particular entre los metales bsicos y otros commodities no petrleo. El mercado de los metales bsicos, sigui una tendencia ms cercana al mercado del petrleo, aunque la oferta tiende a responder ms rpidamente, en particular, el cobre y el zinc.

Por nuestra parte comentamos que en relacin al cobre, la informacin oficial en Chile, muestra que a partir de 2003 y hasta 2010, la oferta mundial de cobre refinado ser muy limitada frente al crecimiento de la demanda mundial, ao tras ao. Recordamos que Chile tiene cerca del 40% de las reservas mundiales de cobre, participa con el 37,5% de la produccin mundial y con el 47,5% de las exportaciones mundiales de cobre, cifras de 2004. [La OPEP -11 pases-, produce cerca del 40% del petrleo y del gas a nivel mundial].

El Informe se seala que en el caso de los alimentos y de las bebidas, la oferta puede responder muy rpidamente. A diferencia de la subproduccin de alimentos que se present junto a las materias primas y metales en la crisis de 1974-75, y en los aos posteriores, en la actualidad no es previsible restricciones fuertes de la oferta. Incluso, puede presentarse una sobreproduccin debido a las grandes inversiones realizadas en la agricultura en muchos pases. Se debe tener presente tambin que China puede transformarse en un exportador importante de alimentos.

Para finalizar este documento, nos parece que la informacin del FMI confirma lo planteado por nuestras investigaciones en el sentido de que la economa mundial est transitando hacia una nueva etapa de sobreproduccin mundial de productos industriales, y en particular de bienes y servicios de alta tecnologa y una subproduccion de energticos y materias primas no renovables, como es el caso de los metales.

Como hemos dicho, con la globalizacin parte importante de los recursos energticos y materias primas fueron apropiados por las grandes empresas mundiales de los pases desarrollados. Son ellas las ms beneficiadas con los elevados precios que genera la escasez relativa de energticos y de metales. La expropiacin y las grandes ganancias han sido un motivo adicional de los movimientos sociales y de las propuestas polticas que han llevado a una nueva etapa de nacionalizaciones, como se est generalizando en Amrica Latina.


Economista de la Universidad de Chile. Investigador del CETES y del Grupo de Economa Mundial de CLACSO y de la Red de Economa Mundial, REDEM. Agradezco la colaboracin de la economista Graciela Galarce en la elaboracin de este documento.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter