Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2006

Sobre Fidel Castro

Alfonso Sastre
Rebelin


El empleo de las ms burdas mentiras es uno de los caracteres propios del Imperialismo. Eso ya se sabe: mentiras que pueden llegar hasta extremos como la recientemente difundida, con usual (no inusitada) desvergenza, y que afirma la existencia de una presunta "gran fortuna de Fidel Castro". Esta ltima es, en realidad, una mentira ms -una agresin periodstica ms- contra Cuba, esta vez toscamente elaborada en el laboratorio-cuartel del seor Forbes, de quien Atilio Born nos ha procurado recientemente un expresivo retrato, y pertenece a la misma ndole, aunque con mucho ms pequea -mnima- envergadura, de la que el presidente Bush y sus huestes esgrimieron contra Irak para "justificar" su agresin y destruccin, a propsito de la existencia de unas inexistentes "armas de destruccin masiva". (En un prximo y pequeo trabajo tratar de hacer ver que la mentira de alta intensidad es una de las ms usadas "armas de destruccin masiva" del Imperialismo, de efectos muy nocivos sobre la salud espiritual de la Humanidad; cada mentira en su lugar y con sus propios caracteres y conscuencias).

En el caso de Fidel Castro, quienes hemos seguido atentamente aquel proceso revolucionario rechazamos, desde luego, que haya ni siquiera un mnimo de realidad en esa mentira, y renovamos nuestra admiracin y nuestro modesto apoyo a su figura. Fidel Castro es, ciertamente, un hombre muy rico, tanto en la admiracin y el amor de su pueblo como en el ciego odio de sus enemigos, expresado en los muchos atentados que ha sufrido durante su vida, el ltimo de los cuales ha sido ste.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter