Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2006

La riqueza del subsuelo

Benjamin Dangl
Znet


Aos antes de la llegada de los espaoles, el pueblo indgena de Bolivia usaba un agua mgica para curar heridas y para mantener el fuego. Con la invencin del automvil en los aos 1880 este lquido negro adquiri una nueva importancia. Desde entonces, el petrleo y el gas han sido ms una maldicin que una bendicin para el pueblo boliviano. El 1 de mayo de este ao, la historia de estos recursos entr en una nueva fase.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunci que el petrleo y el gas se iban a nacionalizar y pasaran a manos de la compaa estatal de petrleo y gas, Yacimientos Petrolferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Aunque puede que no se sepa durante semanas lo que verdaderamente implica este plan de nacionalizacin, la medida plantea una pregunta inicial: El control estatal de los recursos ser ms beneficioso para el pueblo boliviano que el de las corporaciones?


Propiedad del pueblo boliviano

Ha llegado el momento, el esperado da, el da histrico en el que Bolivia recupera el control absoluto de sus recursos naturales, dijo Morales en un discurso desde el yacimiento petrolfero de San Alberto, cubierto con un casco blanco de YPFB. Cerca, en una pancarta colgada, se lea, Nacionalizado: Propiedad del pueblo boliviano. El da en que se efectu el anuncio, miles de personas se congregaron para celebrarlo en la cntrica Plaza Murillo de La Paz.

El decreto aumenta la participacin de Bolivia en los beneficios derivados de los dos yacimientos ms importantes de gas, los de San Alberto y San Antonio, desde aproximadamente el 50% hasta el 82%. Esos yacimientos, que representan el 70% del gas natural de Bolivia, son propiedad en la actualidad de la empresa Petrobras de Brasil, Repsol de Espaa y Argentina y Total de Francia. Otros yacimientos ms pequeos continuarn con el actual sistema fiscal que asigna el 50% al Gobierno. En el plazo de 60 das, YPFB va a controlar la produccin, prospecciones, y distribucin del gas y del petrleo. En el plazo de seis meses, las compaas extranjeras se vern obligadas a firmar contratos renegociados que darn un mayor control al Estado. Si se niegan a renegociar tendrn que abandonar el pas. El nuevo decreto no exige la expropiacin total de los activos extranjeros pero implica la venta obligatoria de la mayor parte de los activos de la industria petrolera o del gas al Gobierno. El Estado valorar los activos de aquellas compaas que se nieguen a renegociar los contratos. El vicepresidente boliviano, lvaro Garca Linera, afirma que para 2007, esos cambios aumentarn los ingresos anuales del Gobierno en 320 millones de dlares.

Para establecer las nuevas condiciones de las operaciones e ndices de impuestos, el decreto incluye la realizacin de auditoras de las compaas de petrleo y gas que funcionan en Bolivia. El Estado recobrar el 51% de la participacin de cinco compaas que quedaron al margen de la privatizacin de YPFB en 1996, cuando se prepararon la mayora de los contratos vigentes. Funcionarios bolivianos afirman que esos contratos son inconstitucionales porque no fueron ratificados por el Congreso, requisito que prev la ley boliviana. Desde este punto de vista, la nacionalizacin es una vuelta a la constitucionalidad.

Desde septiembre a octubre de 2003 tuvieron lugar masivas protestas contra el plan de exportar el gas de Bolivia a Estados Unidos a precio muy bajo. La represin gubernamental contra la movilizacin popular concluy con una estimacin de 80 muertos y centenares de heridos. Al final, las protestas obligaron a dimitir a Gonzalo Snchez de Lozada. El actual plan de nacionalizacin es en parte una respuesta a la presin de este movimiento de base.

El secretario de la Central Regional de Trabajadores de El Alto, Edgar Patana, declaraba al periodista de ZNet, Jeffrey Webber, Actuamos porque la nacionalizacin de los hidrocarburos fue una de las exigencias fundamentales de las movilizaciones de octubre de 2003 y de mayo-junio de 2005. Para nosotros es un homenaje a los cados de octubre, Se trata de una medida histrica que, esperamos, en los prximos meses proporcionar ms ingresos al pas para combatir el paro y crear ms empleo...

Morales, junto a otros lderes de tendencia izquierdista recientemente elegidos en Latinoamrica, han llegado al poder con programas que prometan cambios en los ajustes estructurales impulsados por el Fondo Monetario Internacional y en las polticas econmicas basadas en el libre mercado que han favorecido los intereses de las corporaciones extranjeras a costa del bienestar del pueblo. En lugar de traer el desarrollo y progreso prometidos, los treinta aos de tales polticas han hundido a la regin en la peor crisis econmica desde la Gran Depresin. Venezuela y Argentina, al seguir una va diferente, se han convertido en las economas de ms rpido crecimiento de la zona en los ltimos aos. La nacionalizacin de Morales puede producir resultados parecidos. Como saben bien los bolivianos, el aqu no ha pasado nada ha tenido un efecto devastador en su pas, que es el ms pobre de Sudamrica. (1)

La defensa de la nacionalizacin del petrleo y el gas en Bolivia

La historia demuestra que una industria del petrleo y el gas dirigida por YPFB es una opcin viable y rentable. En 1937, durante el gobierno de David Toro, se cre la compaa estatal. Desde entonces hasta 1940, YPFB produjo 882.000 barriles de petrleo, cantidad superior a la producida por la Standard Oil en 15 aos de operaciones en Bolivia. En 1953, la compaa produjo lo suficiente para cubrir el consumo nacional de petrleo. (2) Durante ms de 60 aos, YPFB gener enormes recursos para el Gobierno. Llev a cabo prospecciones, explot, construy oleoductos y refineras. (3) Entre 1985 y 1995, YPFB fue la principal fuente de ingresos del Estado. La cantidad mayor que export YPFB fue del 55,7% del total de las exportaciones en 1985. (4) Gracias a YPFB, se desarrollaron la tecnologa y la experiencia para mantener unas infraestructuras que todava siguen intactas a da de hoy. El xito y experiencia de la compaa contribuyeron a las exigencias permanentes del pueblo de que se nacionalizaran el petrleo y el gas.

El pueblo tiene la esperanza de que tras toda esta historia de miseria y de explotacin de los recursos naturales, el gas podra ser la base para la modernizacin de la economa. No slo para utilizarla como fuente de energa sino tambin como base de una futura industrializacin, explicaba Carlos Arze, del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario de Bolivia (CEDLA) , en una entrevista en su despacho de La Paz, con grandes ventanas abiertas a la ciudad. El elemento fundamental para esta industrializacin es el creciente coste del petrleo y el gas. (5)

Cuando las reservas mundiales de gas disminuyan, la demanda aumentar, lo que colocar a Bolivia en una buena situacin para sacar provecho del negocio si el Estado saca ventaja de su posicin como principal productor de gas. Segn afirma Gregorio Iriarte en su libro El Gas: exportar o industrializar?, en 2020 Estados Unidos necesitar un 50% ms de gas del que consume ahora. Mientras tanto, las reservas de gas en Argentina se terminarn en 17 aos y Chile depende esencialmente del gas de Argentina. Brasil es muy dependiente del gas boliviano. Con el tiempo, Bolivia atraer mayor inters como productor de gas. Estudios realizados en 1997 indicaban que el total del gas en Bolivia alcanzaba los 5,7 billones de pies cbicos (cerca de 2 billones de metros cbicos). En 2003 esa cifra haba ascendido a 54,9 billones, y es probable que se descubran ms yacimientos de gas en los prximos aos. (6)

En Bolivia existe el sentimiento generalizado de que vender la mayor parte del gas al extranjero es una mala utilizacin de este recurso. El gas y sus derivados podran ser mejor utilizados por la empobrecida poblacin boliviana. Antes de ser procesado, el gas contiene metano, propano, etano, butano y otros gases. Puede asimismo utilizarse para la produccin de fertilizantes, explosivos, plsticos, para calefaccin y electricidad. Puede usarse en la industria, en la cocina y en centrales de energa. Incluso si todas las viviendas y hogares de Bolivia tuvieran acceso al gas, no utilizaran siquiera el 1,5% de las reservas. (7)

Durante dcadas, el oro, el caucho, el estao y otras materias primas de Bolivia se han vendido a bajo precio, y mientras las compaas se aprovechaban de la industrializacin de estas materias primas y las vendan en el exterior a un precio mucho mayor, Bolivia segua empobrecida. Esto se llevaba a cabo, explicaba Iriarte, con el argumento de que Bolivia necesita inversiones y trabajo y que quienes se oponen a la venta del gas, se oponen al desarrollo.... En la prctica, los mayores beneficios de la venta se los llevan las multinacionales que transportan, licuan y comercializan el gas. Argumenta que el gas necesita industrializarse para usarlo en Bolivia y para exportarlo a un precio ms alto. Sugiere que el precio del gas para las compaas tiene que elevarse para que pueda estimular a la economa boliviana. (8)

Arze explicaba que en los conflicto del gas en 2003 se planteaban varias exigencias, que se resuman en el eslogan recuperar el gas para industrializarlo. La gente quera mejorar su propio acceso a este recurso.

Mientras que en Argentina o en Chile, el consumo de petrleo per capita es de 6-7 barriles, en Bolivia estamos alrededor de 2 y tenemos una gran reserva de energa. El gas natural, que es el hidrocarburo ms importante de nuestras reservas, slo llega al 1,5%-2% de la poblacin, de las familias de Bolivia. No existe una red de consumo. Ms del 90% del gas se exporta. Y del 10% restante, una pequesima cantidad se distribuye en la red domstica. La mayora va a las centrales trmicas de electricidad donde se genera la energa. La electricidad est tambin en manos privadas, en manos espaolas. Y la electricidad es muy cara. No llega a la mayora de la poblacin, especialmente en las zonas rurales. En la zonas rurales muy poca gente tiene acceso a la electricidad, y an menos al gas. Todava viven como en la poca medieval...de manera que el pueblo est muy lejos de beneficiarse de la energa (que tenemos). Y la gente quiere acceder al gas para mejorar sus condiciones de vida.

El pueblo quiere tambin el acceso ms barato a los productos derivados del gas, como el diesel para tractores y agricultura. En Bolivia, ms de la mitad del diesel consumido se importa del exterior. Pero el diesel puede producirse en Bolivia a partir del gas natural y ofrecerse a un precio menor a los campesinos.

Propiedad estatal frente a la propiedad de las corporaciones.

En el plan de nacionalizacin de Morales, la gestin del petrleo y del gas se encomienda a YPFB. Lo que plantea la pregunta: Cmo va a funcionar la industria sin inversiones exteriores? Arze explic que no se necesita la inversin de corporaciones extranjeras para la expansin de la industria del gas en Bolivia, ya que, en realidad, el control corporativo y la inversin en los recursos naturales ha tenido con mucho el efecto contrario. Por lo que se refiere al transporte, las compaas extranjeras han construido bsicamente muchos gaseoductos para la exportacin a otros pases pero no existen nuevas redes de distribucin para los consumidores nacionales. Por ejemplo, el principal gaseoducto hacia Brasil es 40 veces mayor que el que suministra a La Paz, el principal de los existentes en Bolivia. Los antiguos, construidos por YPFB, se encuentran en mal estado y producen frecuentes problemas medioambientales. Cuando la compaa brasilea de petrleo y gas, Petrobras, compr tres de las refineras estatales, no invirti nada en ellas.

Los inversores extranjeros han puesto ms nfasis en conseguir dinero con la venta en los mercados exteriores, que en desarrollar las infraestructuras en Bolivia para el consumo nacional y la industrializacin. No se ha facilitado la tecnologa necesaria para la industrializacin y las infraestructuras existentes estn en condiciones lamentables. El resultado es que el pas con una de las mayores reservas de gas en la regin, tiene uno de los peores sistemas de distribucin e industrializacin para sus propios ciudadanos.

As que, qu han trado a Bolivia estas nuevas inversiones extranjeras?, se pregunta Arze. Ellos afirman que las prospecciones son muy costosas, y es probable que se hayan producido muchas inversiones en ellas, pero las zonas con la mayor parte de las reservas...fueron descubiertas por YPFB hace ms de 15 aos. Sin embargo, en aquella poca YPFB no dispona de suficiente financiacin del Gobierno que le permitiera sacar provecho de los hallazgos y fueron a parar a las manos de corporaciones extranjeras. El Estado puso en marcha una infraestructura que sigue en pie hasta ahora y form a muchos tcnicos expertos que en la actualidad trabajan para las compaas privadas. El Estado lo hizo con una pequea cantidad de recursos financieros. El negocio se entreg a empresas extranjeras y el Estado, en cierta forma, hizo la vista gorda ante los ms altos precios del mercado en el mundo.

Ahora, producimos algo ms de 20 veces ms gas que antes. Es posible conseguir recursos financieros? Se pueden mejorar las condiciones de nuestra negociacin con otras compaas y pases? Yo creo que s. Ahora precisamente el mercado mundial nos favorece por el alto precio del petrleo; y el mercado del gas cada vez es ms importante. Existe, adems, una crisis energtica en la regin: Chile, Brasil, Uruguay y Argentina necesitan gas. Y quin tiene el gas? Bolivia. As que podra negociar unas condiciones mejores. En la actualidad, el Estado de forma inmediata es probable que no disponga de capital suficiente (para la industrializacin). Pero si el negocio del gas y del petrleo es el mejor del mundo, algo que ha producido invasiones, podran conseguirse mejores negociaciones para el pas? Creo que s.

Explic que mediante la renegociacin con las compaas, la elevacin de los impuestos y royalties que pagan las empresas, el gobierno boliviano podra incrementar significativamente el dinero que obtiene de la industria petrolera y del gas. Podra entonces utilizarlo para la recuperacin de YPFB, que haba funcionado bien aos antes con un presupuesto mucho menor.

El nuevo programa de nacionalizacin podra, tal como ha prometido Morales, llegar a ser la solucin de los problemas econmicos y sociales del pas. No obstante, depende mucho de cmo las corporaciones y el pueblo boliviano respondan una vez que las aguas vuelvan a su cauce.

Benjamin Dangl es autor de The Price of Fire: Resource Wars and Social Movements in Bolivia ( que aparecer en AK Press en 2007). Edita UpsideDownWorld.org, un sitio en Internet dedicado al activismo y la poltica en Latinoamrica y TowardFreedom.com, una visin progresista sobre los acontecimientos mundiales. Se le puede enviar mensajes a upsidedownworld.org


Fuentes:

1. PBS entrevista con Mark Weisbrot del Center for Economic and Policy Research.
2. Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), Los Hidrocarburos en la historia de Bolivia, p.12
3. Garca, La Nacionalizacin del Gas, p. 138
4. Slagueiro, YPFB, entre nacionalistas y liberales
5. Todas las citas e informaciones de Carlos Arze provienen de la entrevista con el autor.
6. Iriarte, El Gas: Exportar o Industrializar?, p.17
7. Iriarte, El Gas: Exportar o industrializar?, p. 8-10, 72-72, 84-87; Echazu, A., El Gas No Regala, Ed. Liberacin. Un. Nac. Siglo XX, 2003
8. Iriarte: El Gas: Exportar o Industrializar?, p. 37, 89-93


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter