Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2006

El rgimen de Mubarak bloquea las reformas en Egipto

Revista Amanecer


El rgimen del presidente egipcio, Hosni Mubarak, se est debatiendo entre una mayor represin o una apertura hacia una mayor reforma, arriesgndose as a perder el poder, seal el pasado 25 de abril el diario The Independent. Segn el peridico britnico, si Mubarak recurre a ms restricciones, el pueblo egipcio, que est ya harto de la actual situacin poltica, podra apoyar ms activamente los llamamientos en favor del fin del rgimen autoritario. El 27 de abril, las fuerzas de seguridad egipcias atacaron a los manifestantes que realizaban una marcha en favor de la independencia judicial en las calles de El Cairo. Ese mismo da, un tribunal rechaz una apelacin contra una sentencia dictada contra Ayman Nur, el rival de Mubarak en las elecciones presidenciales del pasado ao. Nur fue encarcelado tras ser acusado de la falsificacin de los documentos presentados para legalizar su partido, Al Gad (Maana). Nur ha negado estos cargos afirmando que ellos fueron fabricados con el fin de eliminarle como figura clave de la oposicin. La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, cancel hace unos meses una visita a El Cairo para protestar por el tratamiento otorgado a Nur.

El gobierno ha reanudado sus detenciones de miembros de los Hermanos Musulmanes (HHMM), un grupo formalmente prohibido, pero que constituye la nica organizacin de oposicin poltica grande y bien organizada en Egipto. En las elecciones parlamentarias de noviembre y diciembre del pasado ao, los HHMM consiguieron 88 de los 454 escaos del Parlamento a pesar del fraude electoral. La organizacin present slo 130 candidatos con el fin de no alarmar a las autoridades. Los partidos de la oposicin laica fracasaron miserablemente en estos comicios.

Mubarak ha retrasado ahora las elecciones municipales durante dos aos ms, una decisin que, segn la oposicin, est dirigida a impedir la victoria de los candidatos de los HHMM. Despus de estas nuevas medidas, muchos egipcios han comenzado a cuestionar la viabilidad de la oposicin y de los movimientos reformistas porque afirman que el pas se encuentra firmemente bajo el control del Partido Democrtico Nacional (PDN) de Mubarak y este partido no est dispuesto a permitir la existencia de reformas democrticas reales.

La nueva realidad poltica de Egipto, en particular la emergencia de los HHMM como la nica fuerza de oposicin activa, est siendo observada de cerca no slo en el propio Egipto, que ha venido siendo gobernado por una sucesin de lderes militares desde 1954, sino tambin en todo Oriente Medio, donde las organizaciones polticas islamistas han estado utilizando las elecciones con el fin de integrarse en la esfera poltica. Los HHMM egipcios han sido desde hace mucho tiempo un modelo para todos estos grupos islamistas.

Los HHMM promueven los derechos civiles y han pedido el fin de las leyes de emergencia, que han estado en vigor desde el asesinato del antiguo presidente Sadat en 1981. Estas leyes prohben la reunin de ms de cinco personas y han sido utilizadas para reprimir las voces de oposicin. Los HHMM tambin promueven la independencia de los sindicatos y asociaciones profesionales, la transparencia de las transacciones del Estado, la lucha contra la corrupcin y la libertad de todos los presos polticos. Los diputados de los HHMM en el Parlamento han solicitado recientemente al Comit de Defensa un informe acerca de la tortura en el pas.

Sin embargo, los partidos polticos continan siendo instituciones dbiles. Abu el Ela Madi, cofundador del Partido islamista Al Wasat y prominente figura del movimiento de oposicin civil Kifaya, cree que el gobierno egipcio es el responsable ltimo de las crisis internas que tienen lugar en los partidos de oposicin. El gobierno quiere destruir la vida poltica de los partidos, manifest al peridico egipcio Al Ahram. Madi denunci tambin el hecho de que el gobierno est utilizando el Comit de Partidos Polticos para controlar a los partidos de la oposicin. Ningn partido en Egipto puede funcionar sin una licencia de este comit. En 2002, dicha institucin suspendi la licencia del Partido del Trabajo despus de que se produjeran disputas internas en el seno de este grupo poltico.

Algunos observadores consideran que Mubarak, que tiene ahora 78 aos, podra renunciar pronto al poder, pero su consejero Osama el Baz cree que aquel permanecer en el cargo durante todo el tiempo que pueda. Sin embargo, si ve que existe otro grupo de personas u otra persona que estn dispuestos a recoger la antorcha, creo que l recibira esto de buen grado, seal. Otros consideran que el silencio oficial sobre este tema se explica por la indecisin de Mubarak en lo que respecta a la designacin de un sucesor, ms que al hecho de que se quiera guardar secreto.

Muchos egipcios creen que Mubarak desea que su hijo Gamal, de 42 aos, le suceda. La meterica carrera de Gamal en el PDN parece confirmar que se le est preparando para asumir la presidencia. Hala Mustafa, uno de los lderes del partido de Mubarak, seala que si el presidente renunciara, Gamal sera el nico sucesor posible, ya que no tiene rivales dentro del PDN. Sin embargo, si Mubarak muriera en el cargo, el apoyo a Gamal se evaporara. Por otro lado, l es una figura muy impopular entre los egipcios, que no estn dispuestos a aceptar una especie de monarqua republicana en su pas.

Al igual que su padre, Gamal no es un demcrata. l ha sealado que la actual prohibicin que pesa sobre los partidos religiosos podra ser llevada a la prctica, lo que se traducira en una mayor represin contra los HHMM. Este grupo (los HHMM) no tiene una existencia legal, as que desde el punto de vista jurdico, debemos tratar con l desde esta perspectiva, declar. Por supuesto, Gamal no dijo que los HHMM estn prohibidos porque la corrupta lite poltica sabe que perdera cualquier eleccin libre y justa, en la que aquellos participaran.

En realidad, algunos responsables de los HHMM han sugerido que esta renovada hostilidad contra ellos podra haber sido provocada por un reciente artculo de Rashad Bayumi, un miembro de la Oficina de Gua de la organizacin, en la publicacin semanal Afaq Arabia. Este artculo, que criticaba abiertamente a Gamal Mubarak, irrit al rgimen. Las autoridades egipcias prohibieron la edicin y el peridico no ha aparecido en las calles egipcias desde entonces.

El grupo parlamentario de los HHMM conden la decisin de prohibir la publicacin. El grupo ve en esta decisin otro retroceso ms en el campo de la democracia y la libertad de opinin y expresin, seal un portavoz del mismo. Esta denuncia fue repetida tambin por la Organizacin Egipcia de Derechos Humanos, que expres su enorme preocupacin por la estricta aplicacin de las leyes que limitan la libertad de expresin e imponen penas de prisin en casos en los que est envuelta la prensa. Cabe sealar que un periodista de Al Yazira fue arrestado tambin cuando estaba trabajando en Dahab, el escenario de los recientes atentados que mataron al menos a 18 personas, por retransmitir falsa informacin que daa la reputacin de Egipto.

Algunos observadores han denunciado que los ataques del rgimen contra los derechos democrticos estn creando una situacin explosiva en Egipto y dicha situacin podra empeorar an ms los problemas del pas. Los recientes atentados terroristas en Dahab constituyen una advertencia de que el bloqueo de las reformas podra empujar a muchos a buscar una solucin violenta a la crisis actual.

http://www.revistaamanecer.com/spanish/ViewArticle.asp?ArticleID=708&CategoryID=2



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter