Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2006

Korea. Otra matanza de civiles cometida por las tropas usamericanas
La Comisin de la Verdad de Sel exige a la ONU investigar los hechos ocurridos hace 50 aos

Manuel Navarro Escobedo
PL


Una mancha ms en la historia de masacres de civiles perpetradas por Estados Unidos en sus invasiones y ocupaciones a travs del mundo, representa la agresin a la Pennsula Asitica.

Poco divulgada y difundida en comparacin con las de My Lai, Vietnam, Haditha e Ishaki, en Iraq, Kandahar, en Afganistn, y Waziristan del Norte, en Paquistn, ese asesinato colectivo de personas inocentes aconteci en julio de 1950 del siglo pasado en la zona surcoreana de Rogun-ri.

Ahora, 56 aos despus, una Comisin de la Verdad formada en Sel para develar ese hecho exige a la ONU, bajo cuyo manto actu la Casa Blanca, la formacin de un Comit Investigador a fin de que averige esa matanza de civiles dado el ocultamiento del Pentgono.

Esa revelacin sali a la luz pblica en forma de un libro con testimonios galardonados en el 2000 con el premio Pulitzer, editado y publicado por la agencia de noticias estadounidense Prensa Asociada (AP).

El texto cita a ex soldados norteamericanos y sobrevivientes coreanos quienes afirmaron que un gran nmero de refugiados fueron asesinados por las tropas del Pentgono a finales de julio de 1950.

Como siempre, Estados Unidos justific el incidente con el pretexto de que sus fuerzas enviadas a la guerra contra la porcin Norte de Corea estaban mal preparadas, con pocos equipos tcnicos y dirigidas por oficiales sin el debido sentido de disciplina militar.

Sin embargo, nada mas lejos de la verdad. Esas "tropas bisoas" combatieron durante cuatro largos aos a todo lo largo del Pacifico contra el ejrcito japons e incluso participaron en la histrica y famosa Batalla de Okinawa, en marzo de 1945.

Y nada menos que comandadas por el general de cinco estrellas Douglas Mac Arthur desembarcaron desde Japn en el puerto sureo de Inchon, a fin de estrangular por cualquier medio el naciente estado socialista, proclamado en la porcin Norte de la Pennsula.

En su avance hacia el Paralelo 38 esas fuerzas apoyadas por la aviacin arrasaron aldeas y comunas sureas, pese a su alianza con la administracin instalada en Sel.

Uno de esos sucesos es el acaecido entre el 26 y 29 de julio en el puente ferroviario de la localidad de Rogun-ri, unos 160 kilmetros al sudeste de Sel.

De acuerdo con esos testigos presenciales, los aviones atacaron a centenares de campesinos expulsados de sus aldeas por las fuerzas de infantera, que huyeron a refugiarse bajo el puente de Rogun-ri. Los bombardeos mataron a 100.

Elementos de un batalln de la Primera Divisin de Caballera descubrieron a los asustados aldeanos hacinados en dicho lugar y abrieron fuego indiscriminado de ametralladoras contra los nios, mujeres y ancianos matando a ms 300.

"Simplemente los aniquilamos", relata el ex soldado Norman Tinckler, mientras para su compaero ex fusilero Herman Patterson "fue simplemente una matanza en masa", ordenada por el alto mando.

Eso se corrobor por el coronel (r) Robert M. Carroll, quien precis que los soldados comenzaron a disparar contra los refugiados desde posiciones cercanas, luego de recibir "rdenes de no dejar pasar a nadie, ni civiles ni militares".

Documentos desclasificados del Pentgono indican que algunos comandantes norteamericanos ordenaron a sus tropas matar a civiles como defensa contra la infiltracin de soldados enemigos.

Ante ese cmulo de evidencia, a Washington en esa ocasin no le qued ms remedio que admitir su responsabilidad, pese a desconocer disculpas e indemnizaciones a las vctimas ni familiares de esa masacre.

Organizaciones civiles surcoreanas manifestaron desde entonces su profundo desacuerdo con la postura estadounidense y exigieron a la ONU la formacin de una Comisin Investigadora para que esclarezca la verdad acerca de esa matanza.

De ah que, como afloran ahora a travs de la historia moderna, estos hechos demuestran los genocidio perpetrados por Estados Unidos antes, durante o despus de la denominada Guerra Fra.

A lo mejor, quien sabe, el mundo sentar algn da a Washington en el banquillo de los acusados de crmenes de guerra contra la humanidad. El tiempo dir la ultima palabra.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter