Portada :: Cultura :: Cine
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-06-2006

Guantnamo: la pelcula
Dos temporadas en el infierno

Dominique Widemann/Luce Margonty
lHumanit

Traducido para Rebelin por Caty R y revisado por Juan Vivanco.


CINE: El descenso al horror de tres jvenes ingleses de religin musulmana acusados de terrorismo, reconstruido con una fuerza implacable.

The Road to Guantanamo, De Michael Winterbottom y Matt Whitecross.

Ruhel, Asif, Monir y Shafiq son cuatro jvenes britnicos de religin musulmana. Su existencia en la ciudad de Tipton discurre como la de los dems muchachos de su edad en el lugar que los vio crecer.

La madre de Asif, que acaba de regresar de un viaje a Paquistn, su ciudad natal, le anuncia que ha encontrado all la novia adecuada para l. El joven viaja al encuentro de su futura esposa acompaado por sus amigos que sern los testigos.

Estamos a mediados de septiembre de 2001. Despus de pasar varios das como turistas en Karachi, los cuatro chicos deciden cruzar la frontera afgana. Adems de la curiosidad que los empuja hacia ese pas desconocido y excepcionalmente accesible en aquel momento para ellos, la pequea banda, completada por Zahid, un primo paquistan de Asif, est sensibilizada por la prdica de un imn que exhortaba a los fieles a socorrer a las poblaciones afganas sumidas en la miseria. Despus de algunas peripecias los jvenes llegan a Kandahar y cuando estn all comienzan los bombardeos estadounidenses.

Su pequea historia va a conocer los horrores de la grande cuando se escriba con sangre. Se puede decir que esto es lo normal en tiempos de guerra. Pero Ruhel Ahmed, Asif Iqbal y Shafiq Rasul coparon las portadas de la prensa britnica con el ttulo los Tres de Tipton. Volvieron a su pas tras dos aos y medio de ausencia que pasaron en las prisiones de Guantnamo. Monir nunca volvi. El cineasta Michael Winterbottom y su ayudante de direccin, Matt Whitecross, recogieron sus testimonios y rodaron la pelcula de su espantosa odisea.

Actores noveles

Impresionados por la juventud y la ausencia de implicaciones religiosas y polticas de los principales protagonistas, los realizadores escogieron actores noveles para interpretar los papeles (Riz Ahmed, Farhad Harun, Waqar Siddiqi y Arfan Usman). El rigor de la puesta en escena y la pasin que transmiten contribuyen a la fuerza de la actuacin de los debutantes. Adems de mostrar su talento han tenido la oportunidad de participar en esta epopeya elaborada con testimonios, reconstrucciones e imgenes de archivo. Michael Winterbottom ya haba utilizado este procedimiento de insertar archivos de televisin, en Welcome to Sarajevo, que ayuda a detallar la narracin y tambin, como explica el autor da una doble perspectiva: por un lado la realidad que vivieron los jvenes frente a nuestra mirada exterior y por otro la versin de los acontecimientos que transmitan periodistas afines a las visiones estadounidense y de la Alianza del Norte.

La primera parte de la pelcula se desarrolla entre road movie y cine blico en las carreteras destrozadas de Paquistn, Afganistn y parcialmente en Irn, donde era menos peligroso filmar.

En medio de rabiosos bombardeos, los jvenes intentan llegar a Paquistn. Debilitados y sin conocimiento de las lenguas afganas, van cayendo de trampa en trampa hasta que son trasladados en un convoy junto a los ltimos talibanes de las poblaciones sitiadas por las bombas. Los supervivientes son amarrados y arrojados a contenedores. All, tiroteados o asfixiados, los presos mueren. Asif se despierta rodeado de cadveres. De la prisin de Sheberghan al centro de detencin de Kandahar, Asif, Ruhel y Shafiq sufren palizas salvajes y toda clase de horrores; como en una pesadilla, sin poder creer lo que les est pasando. Monir ya desapareci, no volver.

Vivimos con ellos esta locura que los seal como la encarnacin del mal absoluto que pretenden combatir Estados Unidos y sus aliados, especialmente britnicos. Los acompaamos en su degradacin hasta llegar a su destino: los campos X-Ray y Delta de Guantnamo. Sus dos aos de calvario estn resumidos en una pelcula carcelaria. Las imgenes furtivas, robadas, de los detenidos vestidos de color naranja, inclinados sobre sus cadenas y atados en tralla como fieras, que hemos visto en las pantallas de televisin revelan lo que hay detrs. Terror: jaulas, cubculos de chapa en los que el cuerpo, siempre expuesto y humillado, debe mantenerse en posturas insoportables, privaciones sensoriales, torturas infligidas por palizas, por miedo, el zumbido intenso difundido durante horas por auriculares que no pueden quitarse. Horrible, lo peor que podra pasar; y para ms horror la incertidumbre absoluta sobre el futuro.

Para la terrible tarea de contarnos estos hechos, Michael Winterbottom y Matt Whitecross acortan el terreno de la ficcin y lo ceden a la realidad, que por s misma se basta, reforzada por la evidente inocencia de los jvenes ingleses. Al final son liberados sin cargos. La precisin clnica de esta acusacin nos convence de que a ningn culpable, ni siquiera a Osama Ben Laden, se le puede envilecer hasta esos extremos sin que los verdugos condenen sus almas. Y esta situacin, hoy, prevalece.

Fuente: http://www.humanite.fr/journal/2006-06-07/2006-06-07-831178



Guantnamo: una palabra que llega desde un infierno sin ley

Luce Margonty

lHumanit

Testimonio. Los tres jvenes britnicos detenidos por error y protagonistas a su pesar de la pelcula que se estren ayer en las pantallas francesas, cuentan su terrible periplo desde los locales de Amnista Internacional en Pars.

El infierno, no hay otra palabra para describir lo que vivimos all dice Asif Iqbal, desde la sede de Amnista Internacional en Pars a donde ha venido para dar su testimonio. All es Guantnamo, la prisin estadounidense en la que este joven ingls estuvo internado con dos amigos suyos, Ruhel Ahmed y Shafiq Rasul. Estos jvenes salieron de su casa de Inglaterra en septiembre de 2001 para asistir a una boda en Paquistn y no pudieron regresar hasta dos aos y medio despus. En ese tiempo conocieron la guerra, la detencin, la prisin, la tortura y la humillacin a manos de los soldados estadounidenses. La pelcula The Road to Guantanamo (Camino a Guantnamo), aclamada en la ltima edicin del Festival de Cine de Berln y estrenada ayer en las salas francesas, cuenta el periplo delirante y terrorfico vivido por los jvenes ingleses, mezclando sus testimonios con reconstrucciones hechas con actores.

Marcados para siempre, Asif, Ruhel y Shafiq no aceptaron inmediatamente la propuesta del realizador Michael Winterbottom. Al principio no tenamos ganas de hacer la pelcula, queramos olvidar esta pesadilla explica Shafiq. Despus recordamos la promesa que les hicimos a otros presos que siguen en Guantnamo, de decirle al mundo lo que pasa en esa prisin. Es un testimonio para despertar conciencias, decir lo indecible y conseguir el cierre del centro de detencin estadounidense ubicado en la isla de Cuba. Cuando estbamos detenidos en Afganistn, pensbamos que nos liberaran enseguida recuerda Ruhel, dejando escapar una risa mezclada con amargura e irona. No nos imaginbamos que una sociedad como la estadounidense poda burlarse tan fcilmente de los derechos humanos.

Su ingenuidad dio paso rpidamente a la desesperacin y despus a la clera. No podamos ponernos en contacto con abogados ni con nuestras familias. No tenamos a quien acudir para que nos ayudase dice furioso Shafiq. Palizas, interrogatorios, inyecciones, privacin de alimentos, son las actividades cotidianas en Guantnamo. Torturas para deshumanizar a los presos. Tenamos la impresin de que nos descomponamos, nos desintegrbamos. Tenamos que olvidar nuestro pasado, nuestra forma anterior de vivir, para terminar por no sentir nada precisa Asif. Y despus aade: vi a mucha gente que intent suicidarse.

Sigue siendo muy doloroso para los tres amigos contarles a sus allegados la experiencia. Vivimos al da. Cuando terminemos la promocin de la pelcula tendremos que tomar decisiones sobre nuestro futuro, elegir entre seguir estudiando o trabajar. La vuelta a la vida normal se presenta muy difcil Quin querr emplear a un musulmn en cuyo currculum figura "estancia en Guantnamo desde 2001 a 2004?" Actualmente a todos los musulmanes se nos considera terroristas se aflige Asif.

Su experiencia los ha hecho cambiar dolorosa y profundamente y ha reforzado su fe: valoramos mucho ms la vida, lo que tenemos afirman. Pero no esconden su rencor hacia el gobierno de George Bush: Odiamos al gobierno de Estados Unidos pero no al pueblo estadounidense matizan.

Fuente: http://www.humanite.fr/journal/2006-06-08/2006-06-08-831237

Caty R. es miembro del colectivo de Rebelin y Juan Vivanco es miembro de los colectivos de Rebelin y Tlaxcala (www.tlaxcala.es), la red de traductores por la diversidad lingstica. Esta traduccin es copyleft.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter