Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2006

Testimonio de un palestino que vive en un campo de refugiados del norte de Gaza
Los colaboradores con el ocupante israel estn entre nosotros

Silvia Cattori
Rebelin

Traducido para Rebelin y Tlaxcala por Juan Vivanco


La voz que se oye aqu es de un joven panadero palestino que ha votado a Hamas en las ltimas elecciones con la esperanza de aliviar el sufrimiento de su pueblo. Creemos que este testimonio refleja de manera sincera lo que siente gran parte de la poblacin de Gaza y puede ayudarnos a reconsiderar nuestra manera tendenciosa de ver las cosas.

Silvia Cattori: Hace unas semanas nos hablabas de tus temores de que el cuerpo de seguridad dirigido por Mohamed Dahlan [1] desestabilizara tu sociedad. Desde entonces la situacin se ha agravado, no es as?

Hicham: S, es duro, muy duro. Sobre todo despus de la ltima matanza de mujeres y nios en la playa. Lamentablemente, los israeles matan civiles todos los das en Gaza y Cisjordania. Nadie suele hablar de ello. Cuando el crimen, como el viernes pasado, es demasiado visible y hay protestas, al principio todos los portavoces militares se apresuran a decir que los expertos van a hacer una investigacin y a veces piden excusas. Luego se retractan, siembran dudas, dan a entender que los disparos probablemente no salieron de sus posiciones, y al final hacen que la responsabilidad recaiga sobre Hams, sobre las vctimas. Siempre han tratado de ocultar as sus crmenes para engaar a la opinin pblica. Nunca hemos visto los resultados de sus investigaciones. Nunca hemos visto que juzgaran a esos criminales que han matado a miles de nios y herido a decenas de miles. Nunca vemos a vuestros gobiernos reaccionar con firmeza ante las brutalidades de Israel.

SC: La falta de reconocimiento de estas matanzas, el hecho de que Israel se niegue a admitir que vosotros sois las vctimas, la sientes como una ofensa?

H: Por supuesto. Siempre se las arreglan para darles la vuelta a sus crmenes, contra nosotros, a su favor. Por terribles que sean, cuentan con el respaldo de Estados Unidos. Habrs comprobado que Bush es el nico jefe de estado occidental que no ha condenado esa matanza. Estados Unidos se ha limitado a reiterar que los israeles tienen derecho a defenderse! Pero se trata de armas de guerra utilizadas contra civiles. No tenemos ningn derecho, ni a ser protegidos ni a defendernos.

SC: Despus de la matanza Ehud Olmert dijo que Israel tiene el ejrcito ms tico del mundo y el jefe de su ejrcito afirm que los disparos de obs contra la playa eran una respuesta a los cohetes palestinos.

H: Una respuesta a qu? De qu clase de tica estn hablando? Llevan aos y aos atacndonos y matndonos sin cesar! Desde hace 16 meses Hams respeta la tregua firmada en El Cairo y no ha disparado ningn cohete. En cuanto a esos cohetes artesanales, no son ninguna amenaza para Israel sino un modo que tiene la gente de levantar la cabeza, de decir estamos en pie.

SC: Qu sientes al saber que estis a merced de fuerzas invencibles?

H: Un sufrimiento enorme. Pero tambin, desde que unos militantes de Hams han anunciado que se ha roto la tregua, hay cierta sensacin de alivio.

SC: Los combatientes de Hams, con unos pocos fusiles irrisorios, no tienen nada que hacer! Si los palestinos retan a Israel con acciones armadas, no va a responder de un modo an ms brutal?

H: La poblacin considera que despus de todos los sufrimientos y las privaciones impuestas por Israel, no tiene nada que perder. Slo nos quedan nuestras vidas. El pueblo palestino est dispuesto a sacrificar su vida por Palestina y Jerusaln. Israel, con sus agresiones, ha logrado lo que pretenda: obligar a Hams a la confrontacin.

SC: Quieres decir que Hams no ha tenido eleccin? Que deba hacer algo cuando poblacin grita venganza?

H: La gente est encolerizada. No soporta ver cmo Israel les humilla continuamente y mata a sus hijos sin que nadie mueva un dedo. Por eso, cuando las brigadas Ezedin y Kasam han anunciado que iban a vengar las matanzas, lo han recibido bien.

SC: No sabis que frente a ese ejrcito de guerra no tenis armas y os van a matar antes de que podis disparar un solo tiro de fusil o un solo cohete?

H; Los palestinos no tienen otro camino. A veces hay victorias.

SC: No tenis otras maneras de haceros or?

H: Otras maneras? Qu maneras? Cmo vamos a defendernos de la barbarie de Israel? Slo tenemos nuestros cuerpos como fuerza para luchar contra las fuerzas del ejrcito israel. Slo nos queda saltarnos por los aires. Acaso vamos a dejar que Israel mate, mate, mate, sin decir nada ni reaccionar nunca? Hams lleva 16 meses sin lanzar ninguna operacin suicida contra Israel. Durante este tiempo los israeles no han dejado de venir aqu para agredirnos, para matarnos. A pesar de que los colonos han salido de Gaza, no hemos podido librarnos de ellos. Los israeles siguen presentes con columnas de tanques, con excavadoras, con F16 y helicpteros que nos sobrevuelan, con buques de guerra. En los ltimos meses han lanzado miles de bombas sobre Gaza. Y siguen lanzando bombas de ruido, con su estampido insoportable, que asusta a nuestros hijos da y noche.

SC: Es el referndum una idea de Estados Unidos, como se ha dicho, para ayudar a Mahmud Abas [2] a debilitar el gobierno de Hams?

H: Los dirigentes de Hams han dicho que el referndum es un golpe de estado. Es evidente que Fatah quiere empujar a Hams fuera del parlamento y del gobierno.

SC: Segn un sondeo sufragado por Estados Unidos, el 85% de los palestinos estaran de acuerdo con el referndum. Es cierto?

H: Ese sondeo no es creble. Abdeljaleq al-Nach y Basam al-Saadi, dos dirigentes de Hams y Yihad presos que haban firmado el documento que Abas quiere someter a votacin, han retirado su firma. No estn de acuerdo con que Abas lo saque de contexto y se sirva de l para chantajear al gobierno de Hams. Si Abas se empea en mantener el referndum asestar un golpe terrible a su pueblo y servir en bandeja una victoria a Israel.

SC: Pero no ha dejado caer Israel que no est a favor al referndum?

H: Dicen que no estn a favor con la esperanza de que salga el s. Si Abas sigue por ese camino, Israel ser el nico vencedor. El gobierno de Israel quiere llevarnos a una guerra civil.

SC: De modo que el referndum podra dividir al pueblo en dos posiciones?

H: Eso ya lo ha conseguido. El pueblo est dividido en dos posiciones y lamentablemente hoy se encuentra con un enemigo nuevo: el partido de Fatah, que no ha digerido su derrota electoral.

SC: Si el referndum se mantiene, crees que las personas que estn en una situacin tan apurada acabarn votando que s?

H: Pero acerca de qu van a votar? Acerca de las resoluciones de la ONU? Es catastrfico pedirle a la gente que vote a favor o en contra de resoluciones internacionales! Esas resoluciones no pueden someterse a negociacin o chantaje. No creo que se llegue a celebrar la votacin. O Abas se aviene a dialogar con Hams, o estalla le guerra civil. Ese es el atolladero al que Abas, aconsejado por el cnsul estadounidense Jack Wallace, va a llevar al pueblo si se obstina en mantener el referndum.

SC: Entonces, estas matanzas perpetradas por Israel en un momento tan crtico son un modo de intervenir en vuestros asuntos para aumentar la tensin?

H: S, de eso se trata. Israel, con estas matanzas repetidas, quiere aumentar la frustracin de la gente y provocar una reaccin de la resistencia. Desde hace ms de un ao Israel est lanzando operaciones de envergadura para obligar a Hams a la confrontacin.

SC: Todas las instancias internacionales han acatado la exigencia de Israel y Estados Unidos: no mantener relaciones con Hams. Hasta los bancos palestinos han impuesto restricciones a las cuentas corrientes de los ministros y diputados de Hams. En cambio, parece que las autoridades palestinas que perdieron las elecciones en enero y estn apoyadas por Occidente siguen cobrando sus sueldos ntegros, no es as?

H: Es dinero robado al pueblo palestino. Abas tambin proyecta la formacin de un ejrcito de 10.000 hombres con el visto bueno de Israel, que es el ocupante y nos mata todos los das.

SC: Qu os parece que Israel suministre armas a Abas para luchar contra los milicianos de Hams?

H: Oficialmente justifica este ejrcito como algo necesario para la seguridad de la presidencia. Los miembros de Fatah slo piensan en una cosa: asegurar su retaguardia y recuperar el poder, contra la voluntad de su pueblo. A pesar de que la comunidad internacional boicotea a Hams, los palestinos siguen confiando en l. Esperamos que Europa se d cuenta de que la voluntad del pueblo es ms fuerte que su voluntad de imponernos a los seguidores de Fatah, que le hacen el juego a Israel. Es lo peor que nos puede pasar.

SC: Por qu todas las tensiones se concentran en Gaza?

H: La mayora de los ministros estn en Gaza. La capital de la Autoridad Palestina ya no es Ramala. Pero Abas no ha permitido que el gobierno de Hams controle las fuerzas de seguridad. Permite que Dahlan utilice esas fuerzas para disparar contra el gobierno de Hams y luego le prohbe a este que se defienda. As estn las cosas. El pueblo no perdonar jams lo que nos estn haciendo los de Fatah.

SC: Es difcil de justificar polticamente este acoso contra Hams, que hasta ayer se mostraba abierto al dilogo.

H: Los de Fatah saben que si dejan gobernar a Hams, este podr demostrar su eficacia y ellos, con su desprestigio, ya no podrn volver.

SC: Se ha convertido Abas en un rehn de la poltica de desestabilizacin urdida por Washington?

H: Sabemos que Abas, Erakat, Dahlan, Yubril, etc. cooperan estrechamente con Israel y Estados Unidos. Estados Unidos y los gobiernos rabes creyeron que al cortarle los suministros a Hams, el pueblo palestino se rebelara enseguida contra ese gobierno que haban elegido. Pero ha ocurrido todo lo contrario. Los ltimos das la gente ha expresado su respaldo a Hams y ha llamado a Fatah a la unidad.

SC: Qu esperas de la asamblea de la OLP que se va a celebrar estos das en Damasco?

H: Nada. Las elecciones de enero han demostrado que la OLP slo representa al 25% de los palestinos. Dicho de otro modo, el 75% de los palestinos han votado a Hams o a Yihad, que estn fuera de la OLP.

SC: Faruk Kadumi, vicepresidente de la OLP, afirma que es el ministro de Asuntos Exteriores.

H: Qu desvergenza. Cmo se atreven a decir que son representantes de algo? Desde enero hay un nuevo gobierno. Hay un nuevo ministro de Asuntos Exteriores! No tienen ninguna legitimidad para representar a los palestinos. Cmo se atreve Kadumi a actuar como si nada de esto existiera? El gobierno Abas ha perdido las elecciones, de modo que l ya no es ministro. Pero todos los das nos enteramos de que se pasea por China y por ah hablando en nuestro nombre. Cmo puede desconocer al ministro nombrado por el gobierno de Hams? El ministerio no es una herencia de su madre.

SC: Cuando hemos hablado de las tribulaciones de los palestinos te he notado muy triste. Pero tambin lleno de orgullo y cario por este pueblo mrtir que me describes, en medio de las peores adversidades, como valiente y combativo.

H: Los palestinos nunca perdern la voluntad de vivir y la voluntad de liberar su tierra.

SC: Pero vuestro presente es ms terrorfico que nunca. Acaso no os enfrentis a tres enemigos: las sanciones de la comunidad internacional, las amenazas de Abas y las amenazas del ocupante?

H: Las sanciones internacionales no nos dan mucho miedo. Se pueden superar, ya nos las arreglaremos. Las amenazas de Israel ya las conocemos: es nuestro enemigo desde hace un siglo. Pero lo ms insoportable es saber que nuestros hermanos, los seguidores de Fatah, son un enemigo nuevo.

SC: Israel os ataca todos los das. Es el hecho de que Fatah pueda arrastraros a una guerra fratricida lo que ms temes?

H: S, por desgracia. Para nosotros es la peor catstrofe. Son nuestros primos, nuestros amigos. Tengo parientes en los dos bandos. No quiero ver cmo se matan entre ellos. Hams, hasta ahora, ha sabido mantener la sangre fra. Ha procurado no caer en las trampas de Fatah. Pero no podr evitarlo siempre.

SC: Cmo es posible que unos palestinos vuelvan sus armas contra otros palestinos?

H: Mira, los de Fatah compran a la gente. Es fcil, cuando hay tanta pobreza. Estados Unidos lleva meses invirtiendo dinero para derrocar el gobierno de Hams. Israel y Estados Unidos anunciaron en febrero que haran todo lo posible para impedir que Hams gobernase. El dinero que paga Estados Unidos acaba en los bolsillos de gente como Dahlan. Los milicianos que llevan meses provocando incidentes y matando a los militantes de Hams y Yihad estn pagados con ese dinero. Dahlan, nacido en el seno de una familia de refugiados, ha amasado una fortuna con dinero malversado. En el pasado detuvo, tortur y mat a muchos miembros de Hams. Hoy se desplaza en una limusina blindada, protegido por convoyes ms imponentes que los de Abas. Es un hombre de confianza, un aliado para Abas.

SC: Tiene miedo Dahlan de que le ataquen los miembros de Hams?

H: Los miembros de Hams no van a atacar nunca a Dahlan. Los seguidores de Hams consideran que el enemigo de los palestinos es el ocupante israel.

SC: Israel se dispone a ejecutar planes terribles de intervencin en Gaza. No tienen miedo?

H: Los militantes no tienen miedo de que les asesinen. Todos los resistentes saben que tarde o temprano les van a asesinar. Saben que ese es su camino. El camino de la lealtad a su pueblo que sufre y pide justicia.

SC: Ve el pueblo con claridad que al ocupante israel se le han sumado otros dos obstculos, la comunidad internacional y el partido Fatah, que colabora con el ocupante?

H: S, el pueblo comprende todo eso. Pero al mismo tiempo est agobiado por las dificultades de la vida diaria. Quin sabe si el da de maana los palestinos se vern obligados a votar por gente tan corrupta como los de Fatah, a sabiendas de que son unos sinvergenzas, para tener un trabajo, un respiro.

SC: Qu les ha parecido a los habitantes de Gaza el hecho de que Mubarak haya recibido a Olmert y Abas con todos los honores, mientras se niega a recibir a las autoridades recin elegidas de Hamas?

H: Los gobiernos rabes deberan tener la decencia de dimitir. Los palestinos han esperado gestos de apoyo, de compasin. Nada. No tienen piedad. La nia que gritaba pidindole al cielo que le devolviera la vida a su padre no ha odo a Mubarak ni al rey de Jordania condenar los crmenes.

SC: El mundo va a tratar de impedir que se lancen estas operaciones sanguinarias?

H: El mundo entero puede ver lo que nos hace Israel. Por qu les deja? Hay suficiente informacin, a pesar de que la propaganda israel intenta confundir. No sirve de nada hacer llamamientos a los gobiernos rabes o de Europa. Nunca han hecho nada para sacarnos de nuestro encierro e impedir que Israel nos masacre. Pero seguimos esperando que haya dirigentes rabes capaces de condenar a Israel. Sabemos que los pueblos rabes estn con nosotros; no pueden hacer nada para ayudarnos y se indignan al ver que sus dirigentes corruptos se someten a Estados Unidos y por tanto a Israel. Sabemos que todos los ciudadanos honrados del mundo se compadecen de nuestro sufrimiento, pero por desgracia sus dirigentes se ponen de parte de los asesinos.

NOTAS

[1] Mohamed Dahlan, nacido en 1961 en Gaza, en el antiguo jefe de Seguridad de Gaza. Es una de las figuras ms influyentes del partido Fatah. Mantiene una estrecha relacin con Israel y Estados Unidos y colabora desde hace mucho con la CIA.

[2] Mahmud Abas, tambin llamado Abu Mazen, fue elegido presidente de la Autoridad Palestina en enero de 2005 con el 27% de los votos.

Vase: http://www.ism-france.org/news/article.php?id=2401&type=analyse&lesujet=R%C3%A9formes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter