Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-06-2006

Los smbolos religiosos en las escuelas pblicas del Estado aconfesional en el ao 2006

Colectivo Prometeo
Rebelin


El Colectivo Prometeo, que tiene como objetivo fundamental el trabajo por el desarrollo de la democracia y los valores ciudadanos, ante las distintas reacciones ledas y odas en estos das acerca del acuerdo de la Junta de personal Docente de la provincia de Crdoba de demandar a la Delegacin que cumpla con su obligacin constitucional de retirar los smbolos religiosos de los centros escolares pblicos, queremos manifestar:

- Nuestro asombro porque la junta de personal docente tenga que decirle a los responsables de la administracin que cumplan con lo que es su obligacin de oficio. Esto demuestra que hay una dejacin de funciones manifiesta y consentida de la administracin educativa ante el incumplimiento de normas constitucionales.

- Nuestra incredulidad primero y estupor despus al leer las declaraciones de la Sra Delegada de Educacin manifestando que por principios democrticos dejara a los Consejos Escolares la capacidad de decidir. Es decir que la democracia consiste en que la mayora de cada centro decida si se cumple o no con la ley. Por el mismo mtodo democrtico podran decidir tambin los consejos escolares si se respetan los derechos del alumnado, si se imparte el horario escolar establecido, si se cumple el currculum oficial,etc.

- Nuestra preocupacin por el involucionismo fundamentalista e integrista que se percibe en muchas de las reacciones provenientes de los sectores ms intransigentes de la Iglesia Catlica ; y el temor cmplice de sectores y colectivos representantes de la sociedad civil, como la Federacin de asociaciones de Padres y Madres, determinados sindicatos, etc. La actitud y el propio lenguaje de confrontacin exacervados en cuestiones como stas, ampliamente asumidas desde hace tiempo por la sociedad en general, nos hace pensar en una vuelta a escenarios preconstitucionales y hasta preconciliares. Y conecta con las mismas actitudes intransigentes e involucionistas en otros mbitos de poltica nacional e internacional, encajando en la oleada mundial de fundamentalismos religiosos, que tanto criticamos y decimos combatir en otros lugares.

- Nuestra indignacin ante la constatacin de que todava en el siglo XXI y en sociedades supuestamente desarrolladas se permitan ataques continuados a la libertad de religin como es la imposicin de determinados smbolos a toda la ciudadana que comparte espacios pblicos. Esto es mucho ms grave si se produce en espacios educativos, donde se debe formar en el respeto y en la interculturalidad, y sobre los nios y nias, indefensos por su edad y en periodo de formacin.

- Nuestra exigencia, como ciudadanos y ciudadanas, a la administracin educativa de que cumpla y haga cumplir la ley, haciendo retirar todo signo religioso de los centros pblicos y sancionando en su caso el no cumplimiento de esta norma.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter