Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-06-2006

Club de Pars, reliquia colonial?

Emad Mekay
IPS Noticias

En una declaracin a propsito del 50 aniversario del Club de Pars, que rene a 19 pases ricos acreedores de naciones en desarrollo, organizaciones antideuda lo calificaron de "medieval". Pero el adjetivo "colonial" tambin le sienta bien


El Club de Pars se fund en 1956 como grupo informal de gobiernos acreedores para el manejo colectivo de su cartera.

Desde entonces, evolucion hasta convertirse en una de las muchas herramientas de poltica exterior que antiguas potencias coloniales, como Gran Bretaa y Francia, usaron para mantener su influencia sobre los recursos del mundo en desarrollo.

Se trata de una entre varias instituciones financieras internacionales --casi todas ellas diseadas y dirigidas por ex potencias coloniales--, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, que ayudan al Norte industrial a promover una agenda econmica que mantiene la dependencia de sus antiguas colonias.

La principal herramienta del Club de Pars en el camino hacia la maximizacin de sus ganancias fue la reestructura de crditos de los pases en bancarrota.

Desde 1983, el Club ha cubierto alrededor de 504.000 millones de dlares de crditos a docenas de pases de frica, Asia y Amrica Latina, originalmente concedidos por agencias bilaterales a veces calificadas errneamente como "de asistencia" o de crdito a las exportaciones.

El grueso de esos programas correspondi a pases de frica subsahariana y Amrica Latina, pero tambin de Asia (como Filipinas), Medio Oriente (Egipto y Jordania), y Europa central y oriental (Polonia, Yugoslavia y Bulgaria).

El resultado de la reprogramacin de deudas ha sido la extensin de los plazos de repago a lo largo de un periodo mayor, combinado con la introduccin de intereses por mora y, en casi todos los casos, un mayor compromiso de los pases pobres en la espiral de deuda.

Nigeria es un ejemplo clsico.

En 1985, la deuda externa del pas africano era de 19.000 millones de dlares. Desde entonces, pag a sus acreedores ms de 35.000 millones y pidi prestados menos de 15.000 millones, pero su deuda pendiente a fines de 2004 ascenda a casi 36.000 millones, a causa de los intereses del Club.

La reprogramacin tambin se ha vuelto lo habitual en los programas del FMI condicionados a privatizaciones y a la liberalizacin del mercado, frmula que, segn los crticos, ha empeorado la situacin de la deuda de los pases pobres.

El reservadsimo Club de Pars ha llegado a coordinar de manera muy estrecha sus operaciones con el FMI y el Banco Mundial. Dos presidentes del Club, Jacques de Larosire y Michel Camdessus, fueron tambin directores gerentes del FMI.

Los miembros oficiales del Club de Pars son Alemania, Austria, Australia, Blgica, Canad, Dinamarca, Espaa, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Gran Bretaa, Holanda, Irlanda, Italia, Japn, Noruega, Rusia, Suecia y Suiza.

"Las naciones ricas impusieron a las pobres, a travs del FMI, el Banco Mundial y el Club de Pars, un prolongado estado de insustentabilidad y emergencia", advirti la organizacin antideuda Eurodad, con sede en Bruselas, en una declaracin a la que adhirieron docenas de otros grupos.

"Como consecuencia, han impedido consistentemente y con toda intencin una salida permanente de esos pases de la trampa de la deuda, lo que deja a los pases deudores en un estado de dominacin y dependencia efectivo", aadi.

El Club de Pars es calificado por sus propios integrantes de "no institucin", a pesar de que sus representantes se renen ms de una decena de veces al ao. Tambin es cuestionado por la falta de democracia de sus procedimientos.

El Club toma sus decisiones por unanimidad, pero solo participan en l pases acreedores. Los deudores deben aceptar los dictmenes en los que no tienen la ms mnima intervencin.

"En un jurado de lobos, las gallinas siempre son culpables", segn AFRODAD, una red de organizaciones no gubernamentales africanas.

La poltica determina la mayor parte de la reformulacin de las deudas que establece el Club. Uno de los ejemplos ms claros fue la condonacin de 80 por ciento de la deuda de Iraq tras la invasin, por presin de Estados Unidos.

Tambin cubri 67 por ciento de la de Serbia y Montenegro y la mitad de la de Polonia, cuyos gobiernos son considerados proestadounidenses.

En cambio, los pases devastados por el tsunami de diciembre de 2004 recibieron apenas el beneficio de una moratoria de un ao, lo cual los expuso al pago de intereses adicionales por mora en momentos de desastre.

Segn el no gubernamental Comit para la Abolicin de la Deuda del Tercer Mundo con sede en Pars, estos ejemplos "reflejan los cuestionables intereses geopolticos en juego".

Otras organizaciones de la sociedad civil indicaron en sus declaraciones sobre el 50 aniversario del Club, cumplido este mes, que esta "no institucin" muestra "un nivel de arbitrariedad poltica que desafa todo sentido comn de justicia".

"En el Club de Pars, los acreedores actan como jueces de su propia demanda", agregaron.

Estas organizaciones reclamaron por la creacin de un cuerpo imparcial que supervise el proceso de manejo de la deuda internacional y que garantice que tanto la voz de los acreedores como la de los deudores sean escuchadas.

En estos das, el Club de Pars parece preocupado de que nuevos acreedores, como Brasil y China, les espantes sus clientes y diluyan as el control de los pases ricos sobre las naciones en desarrollo. Por lo tanto, invit a estas potencias econmicas emergentes a unrsele.

"A medida que estos nuevos jugadores de Asia y de todas partes comienzan a asumir ms responsabilidades en el sistema, deberan comenzar a apreciar la importancia de las instituciones existentes", dijo el gobernador del Banco de Israel, Stanley Fischer, ex funcionario del FMI, en un foro del Club en ocasin de su aniversario.

Numerosos funcionarios que contribuyeron a aceitar el sistema econmico mundial vigente se hicieron eco de estas apreciaciones.

"La comunidad internacional necesita encontrar medios de comprometer a los donantes emergentes. Debe convencerles de que el financiamiento de los pases de bajo ingreso debe moldearse con esfuerzos internacionales coordinados, ms que con polticas nacionales independientes", dijo en ese sentido el subdirector gerente del FMI Agustn Carstens.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter