Portada :: Otro mundo es posible :: II Foro Social Mundial de las Migraciones (Madrid. Junio 2006)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-06-2006

No habr iguales oportunidades para las hijas e hijos de la inmigracin si no se deconstruye la barrera del otro

Rebelin

El modelo de convivencia debe incluir la mirada y voz de las personas migradas para que dejen de ser extraas


El intenso debate migratorio de estos das se acerc a la realidad de las llamadas segundas generaciones de migrantes, es decir, aqullas generaciones nacidas y crecidas en el pas de acogida pero de progenitores migrantes en el taller Segundas generaciones. Cristina Blanco, profesora de la Universidad del Pas Vasco, se refiri al concepto mismo de segundas generaciones afirmando que si bien es un trmino que, en tanto que etiqueta, puede contribuir a la exclusin y la estigmatizacin, no es menos cierto que no usarlo slo deja sin nombre una realidad que, en cualquier caso, existe. Blanco consider que Espaa vive un momento muy importante como pas de acogida en el que se deben impulsar modelos de convivencia que partan del aprendizaje de errores de otros pases, y en ese sentido alert de estudios que indican que en Estados Unidos la inmensa mayora de las personas de segundas generaciones no llegan a superar el nivel de prosperidad que alcanzaron sus padres.

Federico Armenteros, del centro Trama de menores no acompaados, secund las palabras de Cristina Blanco y apunt que hay que trabajar con la legislacin de proteccin de menores en la mano, y no con la de extranjera ya que las segundas generaciones son ya nacionales del pas de acogida, e impulsar polticas pblicas de igualdad sobre todo en la escuela. Pero sin duda las palabras que sonaron ms vibrantes para la audiencia fueron las de Dora Aguirre, de la asociacin hispano-ecuatoriana Rumiahui, que reflexion, a partir de su experiencia activista a pie de barrio, sobre el imaginario social a propsito de la inmigracin como el principal obstculo para la integracin real de las segundas generaciones: Muchos ecuatorianos nos confiesan que jams oyeron la palabra inmigrante en su pas, pero que al llegar a Espaa pierden su propio nombre y eso es en lo que se convierten, y lo que de alguna manera heredan sus hijas e hijos, por lo que, segn Dora Aguirre, hay que cuestionar el lenguaje que utilizamos, que est elaborado unilateralmente, y deconstruir la barrera del otro. Ello se conseguir, segn la representante de Rumiahui, si las personas migradas podemos participar del diseo de un modelo estratgico de convivencia desde ya.

Por ltimo, el director de Inmigracin de la Comunidad de Madrid Gabriel Fernndez Rojas, consider importante unir las polticas de integracin de personas migradas con las de cooperacin al desarrollo, y comprometer a las segundas generaciones con el progreso de los pases de origen de sus progenitores: Las segundas generaciones son ya plenamente espaolas, y por ello su vnculo con el desarrollo de esos otros pases refuerza la solidaridad del conjunto de la sociedad espaola.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter